Mérida, Yucatán, 19 de marzo de 2019
Inicio » Sala de prensa »
Experiencias de vida de grandes representantes de la artesanía yucateca, en la Filey

Jueves, 14 de marzo de 2019



-María Belén Segura Aguilar y Carlos Ramos Durán compartirán historias y desafíos en el bordado de punto de cruz y la filigrana, respectivamente

Mérida, Yucatán, jueves 14 de marzo.- Dos grandes representantes del arte popular mexicano contribuirán al realce cultural de la Feria Internacional de la Lectura Yucatán (Filey) 2019, mediante sendas charlas dentro del programa de actividades de ese encuentro literario anual, informó la directora de la Casa de las Artesanías de Yucatán (CAEY), Dafne López Osorio.

María Belén Segura Aguilar, bordadora del municipio de Timucuy, y Carlos Ramos Durán, joyero meridano especializado en filigrana, una práctica casi extinta en la entidad, serán quienes compartirán sus experiencias y destrezas, precisó la funcionaria.

Debido al talento que les caracteriza, ambos ha recibido distinciones: la primera fue incluida por Fomento Cultural Banamex en su catálogo de Grandes Maestros del Arte Popular Mexicano, y el segundo acumula sitios de honor en concursos nacionales y ha sido invitado a exponer en ferias y exhibiciones de distintos lugares del país.

"La Casa de las Artesanías de Yucatán los llevará a la Filey como parte de los planes de la actual administración estatal, encabezada por el Gobernador Mauricio Vila Dosal, para impulsar a este sector económico, valorar a los creadores locales, preservar este arte tradicional y colaborar con la Filey", agregó López Osorio.

Segura Aguilar es originaria de la comisaría de Subinkancab, donde aprendió el oficio desde los 12 años de edad. Es autodidacta, recibió estos conocimientos en su pueblo, observando a una prima suya que dominaba el bordado.

Su dominio del punto de cruz fue avanzado al mismo tiempo que ella crecía, se casaba, formaba un hogar y una familia. El hilo y la tela estaban en todos los momentos de su vida. "Yo acostumbraba bordar incluso mientras mecía a mis hijos en la hamaca, cuando ellos estaban chicos", indicó la mujer, de 63 años de edad.

"Bordar es un don que Dios me regaló. Este oficio exige mucho sacrificio, pero me sacó adelante", agregó. Además, reveló que nunca imaginó que algún día sus trabajos alcanzarían fama nacional y la colocarían dentro de una selecta lista de artesanos.

En su charla en la Filey, que dará el jueves 21, a las 16 horas, la mayahablante contará esa y otras historias. También hablará acerca de su taller, la evolución de sus diseños para ropa de uso diario, la capacitación que ofrece a jóvenes que desean seguir sus pasos y otros temas más que el público sugiera.

Sobre Ramos Durán, él es de los escasos joyeros que todavía trabajan la filigrana, algo que heredó de su padre, Leonardo Ramos Cobos, considerado entre los grandes maestros mexicanos en ese rubro y quien, a su vez, aprendió de su progenitor, uno de los inmigrantes ibéricos que trajo esa técnica a la República.

"Mi charla en la Filey será en parte un llamado para que no desaparezca esta artesanía", manifestó este creador, quien lleva unos 50 años elaborando collares, pulseras, aretes, cruces, rosarios, prendedores y otras finas piezas de joyería.

Indicó que uno de los aspectos más difíciles de la filigrana es la paciente y pesada labor de confeccionar los hilos de plata y oro de cada prenda. El metal se funde en una barra del grosor de un lápiz, la cual hay que ir adelgazando hasta quedar, en algunos casos, del grosor de un cabello.

A ello se suma el dominio de estilos y modelos para cada pieza. Tan sólo en el caso de los aretes hay 150 modelos, de los cuales unos son tradicionales y el resto son diseños suyos. Lo anterior es muestra de lo que expondrá en su charla, la cual incluirá explicaciones sobre qué es la filigrana, su origen, su llegada a México y su desarrollo en Yucatán, entre otras.

Carlos Ramos tiene su taller en el Centro Histórico, sus creaciones son demandadas principalmente en la zona turística de Quintana Roo y en la Ciudad de México. Entre los premios que ha ganado están tres primeros lugares en concursos del Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (Fonart).

"Tal vez soy el único artesano en Yucatán que todavía se dedica a esta rama, las nuevas generaciones no quieren aprender el oficio", subrayó.

Su intervención en la Filey será el miércoles 20 a las 16:00 horas.