Mérida, Yucatán, 20 de abril de 2019
Inicio » Sala de prensa »
DIF Yucatán ofrece esperanza a infantes con padecimientos del corazón

Jueves, 7 de febrero de 2019

La dependencia gestiona operaciones gratuitas en Estados Unidos, a través del programa "Cable salvavidas".

Mérida, Yucatán, 7 de febrero de 2019.- Para mejorar la salud de infantes con padecimientos del corazón, el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) organiza las Jornadas de Cardiología Infantil "Cable salvavidas", por medio de las cuales se escogerá, de un grupo de 114 niñas y niños de Yucatán y Campeche, a quienes tengan las enfermedades más complejas, para ser operados en Estados Unidos.

El programa, que se desarrolla en coordinación con el Mercy Hospital de Iowa, consiste en que especialistas de dicho centro de salud evalúan y seleccionan a las y los pacientes con las condiciones cardíacas congénitas más significativas, para su envío y posterior intervención en ese país, sin costo alguno.

La titular del DIF Yucatán, María Cristina Castillo Espinosa, destacó la labor humanitaria de las y los doctores extranjeros, y agregó que "no hay palabras para agradecer ese trato humano, el acompañamiento, compromiso y amor con los pacientes, así como la tecnología de punta que utilizan".

El DIF Yucatán contribuye con el hospedaje y alimentación de las y los médicos durante su estancia en Yucatán, y después de que se realiza la selección, el mismo organismo absorbe los costos de pasaporte, visa, traslado, hospedaje y alimentación de las y los pacientes y sus familiares, explicó.

Como parte de su compromiso con la niñez, sobre todo la más vulnerable, el Gobernador Mauricio Vila Dosal nos ha pedido acercar a más yucatecas y yucatecos los servicios del programa "Cable salvavidas", que significa una verdadera esperanza para muchísimas personas, puntualizó Castillo Espinosa.

La madre de la niña Britani Ariadne Cámara Pech, la señora Gysel Pech Baas, agradeció la labor de dicho esquema, porque le cambió la vida a su hija de tan solo tres años, quien fue diagnosticada con coartación aórtica, que ponía en riesgo su vida.

Dijo que, cuando la infante resultó seleccionada para cirugía en Estados Unidos, sintió temor, pero con el acompañamiento de la dependencia estatal, desarrolló más seguridad para todo el proceso, que tuvo como resultado una mejoría en su calidad de vida.

"Gracias a Dios, conocí a personas que me ayudaron a llevar esta situación, sobre todo del DIF; gracias a su ayuda, me sentí más segura y con menos miedo, pues ellos nos brindaron las herramientas que necesitábamos", apuntó.

En esta ocasión, cinco cardiólogos, un técnico en electrocardiograma y una enfermera especialista en cardiología pediátrica del Mercy Hospital son quienes revisan y valoran los expedientes clínicos registrados. Como apoyo, también participan expertos de los Hospitales "Doctor Agustín O’Horán", de la Amistad Corea–México y del Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán (HRAEPY).

En total, se seleccionará 10 casos de Yucatán y 10 de Campeche para cirugías, que se realizarán en meses próximos.