Mérida, Yucatán, 20 de agosto de 2018
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Entrega del Reconocimiento de Excelencia Ambiental

Miércoles, 18 de julio de 2018

Discurso del Gobernador Rolando Zapata Bello durante la entrega del Reconocimiento de Excelencia Ambiental

Mérida, Yucatán, 18 de julio de 2018.- Muy buenas tardes tengan todas y todos ustedes, amigas, amigos todos. Permítanme saludar al ingeniero Rafael Pacchiano Alamán, secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales del Gobierno de la República, muchas gracias, bienvenido a tu casa Rafael.

Al doctor Guillermo Haro Bélchez, procurador Federal de Protección al Medio Ambiente, muchísimas gracias; al doctor Jaime Hernández Martínez, director General de la Comisión Federal de Electricidad, lo saludo con mucho afecto.

Me da mucho saludar con todo respeto a las autoridades civiles, militares, navales que encabezan este importante evento, saludar de manera particular a cada una de las tres instituciones, que de manera muy merecida han recibido este Reconocimiento de Excelencia Ambiental.

Darles la más cordial bienvenida a ésta que es su casa, Yucatán, nos da muchísimo gusto y agradecemos la distinción de que haya sido elegido precisamente nuestro estado para la realización de este importante evento.

Permítanme iniciar con una expresión de gratitud. Hace un momento tanto el doctor Guillermo, el doctor Jaime Hernández, el compañero Rafael Pacchiano hacían referencias positivas en cuanto a mi Gobierno, que por cierto se encuentra ya en su recta final, porque el 30 de septiembre estaremos concluyendo ya la administración.

Yo quiero agradecer en nombre de todo Yucatán esas expresiones, porque es cierto, hoy Yucatán es un estado que mira al futuro con optimismo, hoy Yucatán es un estado que representa avances muy importantes en su crecimiento económico, en generación de empleos, por supuesto en combate a la pobreza, por supuesto y de manera significativa en protección al medio ambiente, seguridad, en fin.

Tenemos aspectos que nos hacen sentirnos muy orgullosos de nuestra tierra y la realidad es que ese estado de cosas, que hoy tenemos en Yucatán se debe fundamentalmente a que todos los yucatecos desde un inicio de este ciclo en la historia de Yucatán, de seis años, nos pusimos de acuerdo para que cada quien hiciera la parte que le corresponda, las autoridades, los sectores productivos, los trabajadores.

En fin cada quien haciendo la parte que le corresponde y de esa manera hacer que hoy Yucatán mire el futuro con optimismo, tenga un estado de ánimo positivo y que fundamentalmente visualicemos este espacio.

Y hay un aspecto que quiero subrayar y que le trasmita puntualmente como lo hemos estado haciendo en muchas ocasiones, precisamente para alcanzar ese estado de cosas positiva, que hoy prácticamente en todos los frentes ha sido invaluable el gran apoyo de un amigo de Yucatán, el señor Presidente don Enrique Peña Nieto, por ello le pedimos que le trasmita nuestra gratitud y nuestro enorme respeto.

Y como les expresaba hace un momento, les reitero con gusto y con una enorme satisfacción, fundamentalmente por el tema que nos ocupa, motivo de este encuentro. Un tema, la excelencia ambiental en las empresas, que cobra un impulso mayor gracias al Programa Nacional de Auditoría Ambiental.

Un tema que nos compromete a todos a participar activamente y que debe inspirar a empresarios, industriales, al sector público y privado, a los gobiernos de todos los niveles y a la sociedad en su conjunto.

Nuestro país, nuestro México, como todos ustedes saben, es uno de los más poblados del mundo y esa realidad trae consigo una presión sobre los recursos naturales que nos obliga a priorizar acciones.

Que nos obliga a proteger nuestros recursos y en esa medida, a proteger a las generaciones presentes y fundamentalmente a las futuras. Sin duda, compartimos la visión de que producción y productividad no sólo no están reñidas con el medio ambiente, sino que pueden y deben ir de la mano.

Y eso está siendo posible gracias a la respuesta muy responsable de empresas como las que hoy reciben el Reconocimiento de Excelencia Ambiental y las decenas de ellas que respondieron a la convocatoria emitida.

Eso demuestra una vez más que en la medida que transformamos los planes en proyectos, estaremos cada día mejor armados para construir el camino de un futuro sostenible.

Un futuro que nos permita mantener economías dinámicas, generadoras de empleos y avances tecnológicos y que además, sea también un futuro sin inundaciones, sin pérdidas de bosques, sin lluvias torrenciales, sin contaminación ambiental, y sin crisis en el abasto y distribución del agua.

Afortunadamente, la atención puesta desde hace unos años en estos temas nos ha permitido contar con información suficiente sobre las causas y las consecuencias de un inadecuado manejo ambiental.

Y también, contamos con el desarrollo de ciencias que nos orientan, nos alertan y nos brindan opciones para el desarrollo actual y futuro. Así, es innegable que tenemos a nuestro alcance soluciones asequibles, gracias a los avances tecnológicos, gracias a la innovación y al conocimiento alcanzado.

Por supuesto que en muchas ocasiones estas soluciones implican un costo y una inversión para las empresas y para los gobiernos, sin embargo, si no asumimos la necesidad de esos costos y esas inversiones, las pérdidas pueden ser mucho mayores.

Además, es un hecho que la competitividad obliga, no sólo a las empresas sino también a los gobiernos, a posicionarse frente a las nuevas tecnologías, a los nuevos desarrollos en la producción y frente a nuevas formas de administrar los recursos.

Porque es una realidad que todos, absolutamente todos, jugamos un papel importante en el tema del cuidado del medio ambiente.

Un gobierno eficiente y un personal administrativo con conciencia ambiental está en condiciones de hacer aportes, de reducir los consumos de energía, de contribuir a que las prácticas en su centro de trabajo se reproduzcan en sus hogares.

El cuidado del medio ambiente es un tema de múltiples dimensiones y facetas que nos da la oportunidad a todos de participar. Es por ello que felicito y reconozco a este gran Programa Nacional de Auditoría Ambiental.

Felicito a cada una de las empresas merecedoras del Reconocimiento de Excelencia 2018 y agradezco nuevamente que hayan seleccionado a Yucatán como sede para este importante evento. Ciertamente es mucho lo que hemos dañado durante mucho tiempo a nuestro planeta y por eso, es mucho lo que hoy debemos hacer para revertir el daño.

Estamos en el camino de la excelencia ambiental y en ese camino seguiremos desde el lugar en que nos corresponda actuar. Tenemos la voluntad, el conocimiento y la conciencia para hacer de nuestro país y del planeta, un mejor lugar para vivir.

Muchísimas gracias a todos, de manera particular a la Comisión Federal de Electricidad que nos alberga hoy en este importante lugar y a todas las compañeras y compañeros presentes, muchas gracias.