Mérida, Yucatán, 24 de septiembre de 2018
Inicio » Sala de prensa »
La selección mexicana de arquería entrenará en

Lunes, 9 de julio de 2018



Mérida, Yucatán, 9 de julio de 2018.- Encabezados por la arquera capitalina Aída Román Arroyo, la selección mexicana de arquería está lista para afrontar la competencia más importante de este 2018, que son los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2018 en Barranquilla, Colombia y para ello entrenará en Yucatán.

Román Arroyo, medallista olímpica de Londres 2012, se encuentra concentrada en el Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (CNAR) de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), recinto que dejará junto a la selección nacional de tiro con arco el 14 de julio para concentrarse en el Complejo Deportivo "La inalámbrica" de Mérida, con la intención de acostumbrarse a las condiciones climáticas de la costa colombiana.

"Siento que Mérida es una ciudad súper linda. Antes de ir a Mayagüez 2010, estuvimos entrenando en la ciudad blanca. Es un campo con mucho viento, es muy difícil, pero pues vamos para practicar ese aspecto para simular la situación del clima y todo va a estar bien", comentó la ganadora de ocho preseas en la justa puertorriqueña del 2010.

Además de planeación previa a Barranquilla, Román Arroyo se dice contenta y junto a sus compañeros están terminando de pulir los últimos detalles para este evento internacional.

"La verdad es que México es un rival muy fuerte, no solamente en Centroamérica ni América, sino también a nivel mundial. México siempre se ha defendido, a veces más, a veces menos, pero siempre estamos ahí en la pelea. Comparando también a las colombianas, traen muy buen nivel, muchos disparos, experiencia, pero nosotras también", mencionó la medallista de plata en Londres 2012.

En la carrera deportiva de la arquera de 30 años, está claro que desea concluir con éxito este ciclo olímpico, los Juegos Centroamericanos, estar entre los mejores en Lima 2019 y conseguir una medalla olímpica por equipos en Tokio 2020.