Gobierno del Estado de Yucatán
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Reunión Nacional de Rectores de Universidades Tecnológicas y Politécnicas Bilingües, Internacionales y Sustentables

Martes, 26 de septiembre de 2017

Discurso del Gobernador Rolando Zapata Bello durante la Reunión Nacional de Rectores de Universidades Tecnológicas y Politécnicas Bilingües, Internacionales y Sustentables

Ucú, Yucatán, 26 de septiembre del 2017.- Buenos días, saludo a los rectores de las universidades politécnicas y tecnológicas de nuestro país, de verdad siéntanse como en su casa, en Yucatán nos sentimos muy contentos con su presencia y particularmente al ingeniero Héctor Arreola, muchísimas gracias por tu palabras.

Tú hace un momento expresabas que te da mucho gusto que como Gobernador yo esté en este evento, de verdad que viendo este ambiente de fraternidad, de trabajo en equipo que existe en todo este grupo me encantaría poder quedarme toda la jornada porque sé que además de provechosa, además de enriquecedora seguramente será muy cordial y muy fraterna.

Te pido que le trasmitas un saludo a nuestro amigo el subsecretario Salvador Jara, por supuesto al señor secretario don Aurelio Nuño que ya ha estado aquí en dos ocasiones y estamos seguros que estará en otras ocasiones, ahora que ya está construyendo el nuevo edificio.

En fin y agradecerle de igual manera, bueno Gildardo pues ya vimos esa gran porra fraterna que está aquí presente, de todos los jóvenes, a las autoridades educativas, las saludo a todas con mucho afecto y por supuesto a los jóvenes, a los estudiantes de esta Universidad, con quienes hemos estado en ocasiones anteriores.

Y quiero subrayar que para nosotros en Yucatán esta Universidad sin duda es emblemática y esta reunión en particular es emblemática porque significa en muy buena medida el nuevo rostro de la dinámica económica a la que está empujando Yucatán.

Una dinámica que mira hacia el futuro, que se basa en la innovación, en la economía del conocimiento, en las nuevas tenencias disruptivas que están significando la dinámica productiva en el mundo entero y que hacia ahí es hacia donde marca el camino, y en un espectro mucho más amplio estamos convencidos que apunta hacia el mayor de los compromisos del Estado Mexicano, de las entidades federativas, de todas las autoridades en general, que es fundamentalmente la formación del capital humano.

En Yucatán estamos convencidos que todas las potencialidades y las posibilidades en materia de actividades productivas, todas ellas tienen su pilar en la capacidad que tenga un municipio, una entidad federativa, una nación para formar al capital humano que le dé sustento y soporte a todas esas actividades productivas.

Por eso, reitero la enorme satisfacción de estar aquí con ustedes esta mañana y es que para nosotros comparto la puesta en marcha hace tres años de las Reuniones Nacionales de Rectores de Universidades Politécnicas y Tecnológicas nos ha brindado la experiencia a la sociedad y a todo el sistema educativo, de que, sin duda, estamos marchando por el camino correcto.

Porque el mejor camino del conocimiento es aquel que conduce permanentemente a la acción, a la transformación, al cambio. Y el cambio siempre será resultado del verdadero aprendizaje, de un aprendizaje que construye nuevos paradigmas y nuevas opciones.

Y esta reunión, este encuentro nacional tiene objetivos muy claros al proponerse la revisión del trabajo realizado y la propuesta de intercambio para establecer Planes de Mejora. La honestidad y la claridad de estos objetivos no pueden tener sino un solo resultado, el fortalecimiento de estas universidades politécnicas y tecnológicas de nuestro país.

Yucatán se congratula y agradece muchísimo el ser seleccionada para la realización de esta reunión, por ser anfitrión de los rectores de todo el país y por los importantes resultados que sin duda va a arrojar. Esto para nosotros un honor, una enorme satisfacción, pero también una responsabilidad.

La responsabilidad de mostrarle a México, a través de ustedes, distinguidas, distinguidos rectores, qué estamos haciendo. Si el conocimiento ha de llevarnos a la acción y al cambio, nuestro país cuenta para ello, por supuesto, con sus universidades tecnológicas, con sus universidades politécnicas.

Y es que hoy en día, uno de cada tres estudiantes que ingresan al nivel superior lo hacen en el área de las ciencias, las tecnologías, las ingenierías, las matemáticas, y esto coloca a México como el cuarto país de toda la OCDE con el mayor porcentaje de estudiantes en estas áreas del conocimiento.

Y mucho tiene que ver en este resultado el constante impulso que sus universidades realizan o han realizado en estos años. En particular, permítanme mencionar que nuestra Universidad Politécnica se encuentra localizada en una zona que está detonando la economía, la reindustrialización, el paisaje urbanístico y la descentralización de las áreas del conocimiento.

Y del plan de acción de sus estudiantes, Yucatán saldrá aún más fortalecido, porque contaremos con mujeres y hombres que aprenderán a generar conocimiento. La Universidad Politécnica de Yucatán es una nueva universidad, como expresaba hace un momento, para una nueva economía.

Una nueva economía que exige jóvenes cada vez más preparados, con un mayor número de capacidades y conocimientos. Y por eso es clave que la Universidad Politécnica de Yucatán -al igual que las instituciones que ustedes dirigen- opere bajo el modelo Bilingüe, Internacional y Sustentable.

Porque este modelo le brinda a los jóvenes habilidades que no solamente enriquecen su aprendizaje, sino que los hace más competitivos, más capaces. Los prepara en el aprendizaje de un segundo idioma, les brinda visión global y les forma con consciencia social y ambiental.

Ya lo decía con visión futurista el escritor Alvin Toffler en los años 70, ahora si que del siglo pasado, que el analfabeto del futuro no sería quien no pudiera leer, sino la persona que no supiera cómo aprender o cómo generar conocimiento.

Y esto lo comprobamos cada vez más, cuando encontramos jóvenes emprendedores con propuestas propias e innovadoras, con opciones que trascienden fronteras y con un gran apetito por aprender. Jóvenes formados e interesados en el desarrollo sostenible y sustentable de la sociedad y de la naturaleza.

Jóvenes que merecen y esperan la oportunidad de servir y forjarse un mejor futuro, y sin duda, nuestras universidades politécnicas y tecnológicas tienen la palabra y se encuentran en la primera línea de acción, a través de los planes institucionales que han sido creados para ellas, en esta era en que la tecnología juega un papel fundamental.

Como ustedes bien saben, el conocimiento y la comunicación no deja de sorprendernos y los avances científicos y tecnológicos marcan la pauta en el desarrollo de nuestras sociedades. Es por ello que la responsabilidad de los gobiernos e instituciones educativas es mayor y el trabajo coordinado, indispensable.

Cada uno cumpliendo las tareas que nos corresponden estamos trabajando por nuestro gran país, nuestra gran nación mexicana, que ahora pasa por momentos difíciles en los que la solidaridad y la hermandad no se han hecho esperar.

Y desde aquí con la presencia destacada del amplio mosaico nacional, externamos de nueva cuenta nuestra solidaridad por las hermanas y hermanos mexicanos de diferentes latitudes que están pasando momentos difíciles y que todos en nuestros respectivos ámbitos y respectivas demarcaciones y jurisdicciones, hemos hecho esfuerzos para hacer patente esa solidaridad.

Que cada estado, como Yucatán en diferentes ocasiones, ha recibido la solidaridad de todo el país, de la misma manera hoy todos los mexicanos mostramos nuestra solidaridad con las entidades hermanas y la Ciudad de México que hoy pasa momentos difíciles.

Por eso y en ese contexto, de hermandad, de unidad, de fuerza con México, les damos la más calida cálida bienvenida a Yucatán y a la primera universidad politécnica de México especializada en tecnologías de la información y comunicación.

Hace un momento el rector Gildardo comentaba que pues prácticamente nos encontramos en el primer año de funcionamiento y como todos los estudiantes saben, y a todos nuestros visitantes les expresamos, allá en el lugar donde nos tomamos la fotografía habrán visto que hay un árbol, ese árbol es una ceiba, el árbol sagrado de la cultura maya, que fue sembrado precisamente al inicio de funciones de esta institución.

Hoy ya es un árbol que ya va desplantando su altura pero cada día que pase hará que se vuelva un árbol muy grande, muy frondoso, bajo cuya sombra estará formándose y albergando la más sólida de las fortalezas del pueblo yucateco, del pueblo mexicano, que es su juventud, que son estas mentes y estos espíritus jóvenes que tienen todo para dar y un futuro luminoso.

Enhorabuena a todos, esta es su casa. Les deseo a nombre todos los habitantes de Yucatán el mayor de los éxitos en esta importante Reunión Nacional. Muchas gracias.