Gobierno del Estado de Yucatán
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Graduación de bachilleres en Ciencias Policiales y Técnicos Superiores Universitarios en Seguridad Pública

Jueves, 14 de septiembre de 2017

Discurso pronunciado por el Gobernador del Estado, Rolando Zapata Bello, en la graduación de bachilleres en Ciencias Policiales y Técnicos Superiores Universitarios en Seguridad Pública

Mérida, Yucatán, 14 de septiembre de 2017.- Muy buenas tardes tengas todas y todos ustedes compañeras y compañeros. En primer lugar permítanme transmitirles una felicitación muy cálida pero fundamentalmente con un enorme reconocimiento a todas las compañeras y compañeros que se gradúan como bachilleres en Ciencias Policiales, y quienes se gradúan también como técnicos Superiores Universitarios en Seguridad Pública. Todo mi reconocimiento y venga este reconocimiento junto con el reconocimiento de todo el pueblo de Yucatán.

De la misma manera quiero saludar al comandante Luis Felipe Saidén Ojeda, secretario de Seguridad Pública, a quien reconocemos ese gran compromiso que tiene con la institución, con la Secretaría de Seguridad Pública, pero de manera particular por esa visión de estar muy consciente que la principal fortaleza de la institución es su capital humano.

Son los hombres y mujeres que, con su vocación, que con su compromiso, con su trabajo diario a lo largo y a lo ancho de nuestro estado, pueden garantizar que Yucatán sea un estado donde prevalezca la armonía, donde prevalezca la seguridad.

Saludar de igual manera al doctor Armando Castillas Castañeda, muchas gracias doctor, director del Instituto Panamericano de Estudios Superiores Abiertos y a Distancia; de la misma manera, al diputado Pablo Gamboa Miner, muchas gracias diputado Pablo Gamboa; diputada Verónica Camino, muchas gracias.

Saludo al licenciado Carlos Campos Achach, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, muchas gracias, y con él a los representantes de cámaras, organismos empresariales. Siempre es esencial esa suma de esfuerzos entre sociedad y autoridades, entre autoridades y sociedad, para alcanzar los propósitos comunes.

Al secretario de Educación, Víctor Caballero Durán, muchas gracias; al señor delegado de la SEP en nuestro estado, profesor Wilberth Chi Góngora; al doctor Raúl Godoy Montañez, secretario de Investigación, Innovación y Educación Superior, muchas gracias doctor.

Importante señalar que ya se está trabajando de manera conjunta entre la Secretaría de Investigación, Innovación y Educación Superior y la Secretaría de Seguridad Pública para garantizar que la Academia de la propia Secretaría de Seguridad Pública vaya incorporando contenidos que permitan acreditaciones, especializaciones, y que le den cauce a esa visión y a ese compromiso que hemos establecido de tener en Yucatán un servicio profesional de carrera policial, y que le dé un cimiento muy sólido a la visión presente, pero fundamentalmente futura de los cuerpos policiacos que garanticen la seguridad en nuestro estado de Yucatán.

Saludar al licenciado Carlos Martín Pacheco Medina, secretario Ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad Pública, muchas gracias; y a quienes representan a todos y a cada uno de ustedes, a quienes se encuentren aquí acompañándonos precisamente en este escenario.

Al policía segundo Sergio Ivan Ruelas Mena, muchas gracias; a la comandante María Helena Mendoza Soberanis, muchas gracias de igual manera por sus palabras; al policía primero Macedonio Ventura Sosa, Macedonio, muchas felicidades; al policía tercero Rafael Guadalupe del Rivero Pérez, muchas gracias.

Y con ellos, reitero, felicitarles, reconocerles, porque sabemos que el hecho de llegar a esta tarde y a esta ocasión, a esta graduación, ha representado un esfuerzo adicional para todos ustedes; ha representado, en muchos casos, sacrificios, esfuerzos adicionales, como bien lo expresaba el doctor Armando, hace un momento.

Pero a fin de cuentas llegamos a este punto, que como bien se ha expresado es motivo de celebración; toda graduación es un motivo de celebración, es un motivo de felicidad, es alcanzar una meta, previamente fijada; es llegar a un punto que uno, como ser humano se había trazado, y por eso les felicitamos.

Pero también, yo quiero expresar esta tarde lo que representa esta graduación. Además del gran mérito personal y de vida, para cada uno de ustedes, el beneplácito de toda la sociedad yucateca. Beneplácito porque para Yucatán lo más importante es garantizar que siempre nuestro signo, nuestro emblema sea la armonía en la que se vive en nuestro estado.

Nos sentimos muy contentos de saber y de sentir que nuestra economía está creciendo, con indicadores muy claros, nos sentimos muy motivados porque vemos que los indicadores de pobreza en nuestro estado también están disminuyendo.

Nos sentimos muy contentos porque nuestros principales indicadores que reflejan resultados del esfuerzo del Gobierno y de la sociedad van reportando resultados muy positivos para Yucatán, muchos primeros lugares, muchos referentes a nivel nacional.

Pero estamos muy conscientes que ese estatus de estado en dinámica permanente de desarrollo y de crecimiento sólo puede darse sobre la base de un estado que vive en armonía, de un estado que vive en paz, de un estado donde los niños y los jóvenes pueden ir a la escuela, estudiar formarse; donde los campesinos pueden ir a trabajar y hacer producir la tierra, donde los trabajadores, los obreros hacen producir; donde los empresarios pueden invertir con confianza, pueden hacer crecer sus inversiones, sus empresas; donde los profesionistas pueden desplegar sus capacidades y su formación pero todo sobre una base: el estatus de un estado seguro, de un estado que vive en armonía.

Eso es algo de lo que nos sentimos muy orgullosos y eso es algo que nos da una enorme satisfacción, pero también nos da un gran compromiso, el compromiso de tener la conciencia de que, no por ser un estado con altos estándares y niveles de seguridad, podemos confiarnos. No podemos bajar la guardia ni un minuto.

Yo desde antes de llegar a la gubernatura, y aquí hay varios integrantes de diferentes organizaciones empresariales, sociales, que lo platicábamos: yo soy un convencido que el fenómeno delincuencial es un fenómeno dinámico que permanentemente está buscando nuevas formas de delinquir, nuevas formas de darle la vuelta a la autoridad, la ley; nuevas formas de quebrantar la justicia.

Y por eso, preciosamente, los cuerpos policiacos y los sistemas policiales y de seguridad de los espacios territoriales en este caso, una entidad federativa, no pueden permanecer estáticos, no pueden permanecer como una fotografía con un nivel de satisfacción de decir "ya estamos bien", ¡Qué bueno! "no".

De la misma manera, los cuerpos policiacos, de la misma manera, todos los sistemas policiales y de seguridad tienen que mantener una dinámica permanente de actualización, de formación, de capacitación, de equipamiento, de vehículos, de tecnologías.

Y eso es precisamente lo que hemos estado haciendo en Yucatán desde el primer día, garantizar que nuestros cuerpos policiacos permanentemente se vayan fortaleciendo, y lo hemos hecho a través de esquemas que implican nuevas tecnologías, lo hemos hecho también con parque vehicular, con equipamiento.

Pero lo significativo de esta ocasión que nos reúne, la graduación, es que apunta, por un lado, al fortalecimiento de nuestros cuerpos policiacos pero, por otro lado, a una de las grandes apuestas del estado en todas las materias que es la formación del capital humano.

En Yucatán le apostamos a la gente, apostamos por la gente. Estamos convencidos que todo proceso de mejoría, de mejoramiento, de crecimiento, de eficiencia, sólo puede darse a través de la formación, de la capacitación, de la actualización de los seres humanos.

De los hombres y de las mujeres que realizan las tareas tendientes a alcanzar los propósitos comunes, en este caso, el de mantener el estatus de un estado seguro que nos identifica, que nos enorgullece; que nos hace referente en todo el país y que, también hay que decirlo, hace propicio que a Yucatán le lleguen más y mejores oportunidades.

No debe pasar desapercibido, por ejemplo, que nuevas inversiones que se realizan en el estado, que permiten que nuestra economía crezca, que se generen más empleos, que haya más derrama económica, son inversiones que se dan precisamente porque Yucatán es un estado seguro.

Po eso, esforcémonos y hagamos lo que a cada quien nos corresponde. Hagamos la parte que nos corresponde para mantener esa dinámica y esa actitud de una dinámica permanente de fortalecimiento de nuestros cuerpos policiacos.

Como autoridades, reiteramos ese compromiso de mantener la fortaleza en un sistema de formación policial permanente, de profesionalización permanente. Sumando esfuerzos con la ciudadanía, que sabemos también que tiene muy claro este compromiso y este propósito común; pero por supuesto, hombro con hombro con cada una y con cada uno de los elementos de nuestra Secretaría de Seguridad Pública a quienes tanto les agradecemos, tanto les reconocemos.

Y quiero decirles que, ustedes hoy, se convierten en un ejemplo para todos los compañeros de la Secretaría porque muchos están esperando, visualizando, alcanzar estos grados académicos que ustedes alcanzaron.

Porque ellos dirán: "así como ellos se esforzaron y pudieron hacerlo, yo también puedo hacerlo". Y ese referente y ese modelo es el que tenemos que replicar para mantener siempre a Yucatán como un estado seguro.

Por ello, finalizo mi intervención como la inicié, felicitándoles, reconociéndoles y diciéndoles: compañeras y compañeros, sigamos adelante, están cumpliendo con un gran honor, con una gran lealtad, pero, sobre todo, con una gran eficiencia, la responsabilidad de mantener a Yucatán como un estado seguro.

Enhorabuena a todos. Muchas gracias.