Gobierno del Estado de Yucatán
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente "Llamado de Yucatán contra el cambio climático"

Lunes, 5 de junio de 2017

Discurso del Gobernador Rolando Zapata Bello al conmemorar el Día Mundial del Medio Ambiente "Llamado de Yucatán contra el cambio climático"

Mérida, Yucatán, 5 de junio de 2017.- Muy buenos días. Quiero saludar a la presidenta del Congreso, la diputada Celia Rivas; a las y los legisladores aquí presentes del honorable Congreso del Estado; al diputado federal Pablo Gamboa, muchas gracias, Pablo; por supuesto, al doctor Eduardo Batllori, secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente.

Al regidor Leonardo Román Parra Canto, representante del honorable Ayuntamiento de Mérida; distinguidos presidentes municipales y representantes de diferentes Ayuntamientos, muchísimas gracias por su presencia; agradecer a los funcionarios federales, estatales y municipales.

A todos quienes se encuentran aquí esta mañana; a representantes de organizaciones de la sociedad civil que participan activamente en las actividades relacionadas con la protección del medio ambiente, muchas gracias, y a todas las asociaciones aquí representadas.

Este día, el día en el que el mundo entero conmemora el Día Mundial del Medio Ambiente, sin duda, nos debe mover a todos a la reflexión pero, fundamentalmente, nos debe mover a la acción. Hemos escuchado puntualmente al doctor Manuel Carrillo Esquivel, a quien saludo con mucho afecto y que nos alberga aquí, en estas instalaciones, y que, en un momento más, estaremos reconociendo.

Hemos escuchado también a la maestra Minneth Medina García, que le agradezco de igual manera sus palabras y, por supuesto, al doctor Eduardo Batllori, en estas expresiones que hoy, si pudiéramos sintetizarlas en un gran llamamiento, sería precisamente a convocar a la consciencia de todos los seres humanos respecto a la gran importancia que tiene en nuestros días proteger al medio ambiente.

Y ese llamamiento tiene una vigencia y una trascendencia absolutamente en cualquier parte del mundo pero, de manera muy particular, aquí en nuestra tierra, en la Península de Yucatán, precisamente por las condiciones de gran riqueza en la biodiversidad con la que contamos.

Y es que tenemos ante nosotros una gran responsabilidad que tiene todo un impacto global. Y esa es la responsabilidad de garantizar que las generaciones futuras cuenten con un entorno sano y diverso.

La responsabilidad de crear procesos de producción sustentables y conscientes de la necesidad de hacer uso eficiente de los recursos naturales. La responsabilidad de proteger nuestro medio ambiente ante los embates del cambio climático.

Porque combatir el cambio climático necesita liderazgo y decisión. Liderazgo y decisión como los que México ha mostrado claramente. Ya hemos escuchado aquí hace un momento que la semana pasada presenciamos en el contexto internacional, manifestaciones desafortunadas hacia la lucha que debe haber por el cambio climático.

Pero frente a ellas, el Presidente Enrique Peña Nieto reafirmó que México mantendrá el compromiso y respaldo con el Acuerdo de París contra el cambio climático.

Tal y como se afirmó en el comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores, donde ratificaba dicho acuerdo y cito textualmente: "Las acciones para frenar el cambio climático son un imperativo moral, porque se las debemos a las futuras generaciones".

Por eso México ha demostrado precisamente liderazgo, entereza y alto sentido moral al reafirmar los puntos del Acuerdo de París. Y hoy Yucatán reafirma también su compromiso con el combate al cambio climático y la protección del entorno.

Para ello, en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, presento tres acciones que desde el Gobierno del Estado de Yucatán planteamos para proteger nuestro entorno.

Primeramente, hoy inicia la implementación del Plan de Gestión de Carbono. Dicho Plan surge en base a una medición de las emisiones de gases de efecto invernadero generadas por las actividades de la administración pública estatal, financiado por el Fondo de la Prosperidad de la Embajada Británica, y bajo la asesoría técnica de la consultora Carbon Trust.

Al poder identificar las principales fuentes de emisión en Yucatán por consumo de combustible y de energía eléctrica en edificios públicos, podemos identificar las principales áreas en las cuales implementar cambios en busca de la sustentabilidad.

En el caso de Yucatán, los edificios de bombeo de agua y las plantas potabilizadoras, junto con hospitales y oficinas, concentran el 75 por ciento de las emisiones realizadas por edificios de la administración pública estatal.

Al día de hoy, la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Yucatán ya ha instalado paneles solares en cuatro de sus plantas de tratamiento. En Altabrisa, en Caucel 2, en Pensiones y en Graciano Ricalde.

Estas plantas ya están generando ahorros tangibles, y a ellas se agregará la Planta de Tratamiento de Fovissste, que ya se encuentra en proceso de instalación de paneles solares para su operación.

El Plan de Gestión del Carbono permitirá además, que la Japay, todas las dependencias del Gobierno estatal encuentren áreas con potencial para disminuir las emisiones, y así proteger el medio ambiente. Esa es una tarea en la que todos los funcionarios de todas las dependencias debemos involucrarnos y participar.

En segundo lugar, en este momento anuncio el Acuerdo para la conservación de mil hectáreas de selva en Yucatán, ubicadas en el área de influencia de la Reserva Estatal Biocultural del Puuc, Como bien nos ha explicado la maestra Medina García.

Aquí quiero destacar no sólo la presencia sino el respaldo a esta iniciativa de los ejidos de (inaudible), aquí se encuentran presentes los compañeros, vamos a darles un aplauso porque están participando en este gran Acuerdo.

Este Acuerdo, además de la conservación de más de dos millones de árboles para combatir los efectos de la deforestación, impulsará la producción apícola de Yucatán, siendo la miel uno de los principales productos de exportación de Yucatán.

Dos millones de árboles que se suman a los más de un millón de árboles que el Gobierno del Estado ha sembrado desde el 2013, principalmente en las zonas urbanas de Yucatán.

Y son acciones que se agregan a las 120 hectáreas del Paseo Verde y el Paseo de Henequenes, que ya se encuentra en proceso constructivo, dos pulmones verdes para nuestra ciudad, y donde también se ha realizado la siembra de miles de árboles.

Además, dicho Acuerdo contempla la elaboración de un Plan Operativo Anual para apoyar las actividades productivas bajas en carbono y el uso de captadoras de agua de lluvia y de estufas ahorradoras de leña.

Así combatimos los efectos del cambio climático, protegemos nuestra producción agropecuaria e impulsamos la realización de actividades productivas sustentables.

Finalmente, en las próximas semanas se presentará una estrategia que colocará al sistema de producción de la Milpa Maya en el centro de la protección medioambiental, el desarrollo social y la productividad económica.

Una estrategia que nutrirá el Programa Interdisciplinario de Investigación e Innovación de la Milpa Maya y Sistemas Agroecológicos implementado el año pasado por la Secretaría de Investigación, Innovación y Educación Superior.

Los objetivos de estas acciones son impulsar la producción orgánica y sustentable, abonando en los esfuerzos de combatir el cambio climático. Dicho Programa, cuenta ya con un centro interdisciplinario, donde se conjuntará trabajo de campo y de investigación en la materia a fin de dar un valor agregado a la Milpa Maya.

Estas tres acciones van de acuerdo a los diferentes programas y acuerdos realizados durante mi administración para proteger el entorno.

Es el caso del Programa Especial de Acción ante el Cambio Climático, publicado oficialmente en abril de 2014, en el que nos planteamos la meta de reducir un 20 por ciento de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero al 2018 y de un 40 por ciento al 2030 respecto al 2005.

Y, por la importancia de la coordinación regional en materia ambiental, los gobiernos de Yucatán, Campeche y Quintana Roo firmamos hace cinco meses el Acuerdo General de Coordinación para la Sustentabilidad de la Península de Yucatán.

Esto con la finalidad de establecer metas comunes e implementar de forma coordinada estrategias para lograr la sustentabilidad regional.

Entre dichas estrategias destaca el reducir la deforestación neta, el fomento del desarrollo agropecuario sustentable, la conservación de ecosistemas, la gestión sustentable de las zonas costeras, el fomento a mercados verdes y el turismo sustentable.

Y también, complementarán los nueve proyectos de energías limpias que anunciamos el año pasado y que llegarán a Yucatán como resultado de la Subasta Eléctrica realizada por el Gobierno de la República.

Son acciones que deberán multiplicarse, que deben encontrar eco en las principales empresas, en las cámaras empresariales, en los gobiernos municipales y en cada uno de nuestros hogares.

Adquirir consciencia de las necesidades de nuestro entorno no es algo que podamos ignorar. El cambio climático nos afecta a todos, y todos debemos participar en su control.

No importa qué tanto se intente ignorar la evidencia científica, o cuántas justificaciones escuchemos. La realidad es que la sustentabilidad es el camino al desarrollo, a la productividad y la competitividad.

En México, en Yucatán, sabemos esto y actuamos en consecuencia. Este Día Mundial del Medio Ambiente debemos, más que nunca, darle voz a nuestro planeta. Sólo así heredaremos a las generaciones venideras el planeta que merecen y que necesitan para vivir con bienestar.

Muchas gracias.