Mérida, Yucatán, 14 de diciembre de 2019
Inicio » Sala de prensa »
Sin contratiempos, reparación de importante fuga de agua

Miércoles, 26 de junio de 2019

Mínimos perjuicios a usuarios: el servicio sólo se suspende por la noche

Mérida, Yucatán, 26 de junio de 2019.- Como estaba previsto, personal de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Yucatán (Japay) empezó, en punto de las 7:00 horas de este día, la reparación de una tubería de 36 pulgadas en la calle 64 entre 35 y 37 del Centro.

El director de la dependencia, Sergio Augusto Chan Lugo, indicó que, de acuerdo con lo planeado, los trabajos se prolongarían hasta este viernes, pero la Planta Mérida I sólo parará a partir de las 21:00 del jueves 27 y hasta las 7:00 del 28. Ésta es la más antigua de la ciudad y surte a cuatro grandes cárcamos, en la 42 Sur, San Sebastián, García Ginerés y Jesús Carranza.

De acuerdo con las instrucciones del Gobernador Mauricio Vila Dosal, la prioridad es cuidar que las obras afecten al mínimo a la ciudadanía; por eso, la planta sólo se detendrá unas horas durante la noche, para permitir la colocación de la abrazadera que sellará la fuga, de tipo campana y de hierro fundido, diseñada y construida especialmente y bajo encargo, con una inversión de 310 mil pesos.

Exhortó a tomar precauciones y cuidar el agua para evitar contratiempos, y reiteró que la calle permanece cerrada, mientras el personal de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) apoya para mantener fluido el tránsito vehicular. También, informó que los trabajos se efectuarán de forma ininterrumpida hasta concluir.

Para ello, se habilitó tres cuadrillas de 14 personas cada una, que rotarán turnos, además de los ingenieros de la Gerencia de Distribución de la paraestatal; cuentan con retroexcavadora, bombas de achique para desalojar el líquido de la zona, volquetes, una pala mecánica para recoger los escombros y un equipo detector para conocer la ubicación exacta de la tubería principal.

Con la reparación de esta fuga, recordó, se evitará el desperdicio de 32 litros de agua por segundo y se resolverá un problema que se originó hace 21 años, en 1998, cuando se rompió un acueducto por accidente, al perforar un pozo pluvial. Cada día, se pierde dos millones 764 mil 800 litros, que representan el abasto de 13 mil 824 usuarios, pues uno promedio consume 200 unidades diarias.

A pesar del desperdicio, administraciones anteriores no habían emprendido la labor, debido a su complejidad y a los altos costos que implica, pues el ducto está dentro de un bloque de concreto de 21 metros cúbicos, que se colocó para resolver sin éxito el problema, expuso.