Gobierno del Estado de Yucatán
Inicio » Yucatán » Recursos naturales » Puertos »
Progreso
Municipio: Progreso

El puerto de Progreso, como puerto de altura, es el principal de Yucatán. Se localiza al norte, a 36 km. de Mérida.

Durante siglos el puerto de Sisal fue el eje del movimiento comercial hasta que hombres de empresa consideraron la necesidad de la apertura de un punto más cercano a la capital del Estado, para la importación y exportación menos gravosa de mercancías.

Al inaugurarse el puerto de Progreso el 1o. de julio de 1871, todos los productos salían por este lugar, tanto para el extranjero como para puertos nacionales.

Al empezar el siglo XX, el creciente comercio marítimo exigía mejor equipo para las operaciones del puerto y fue así como las empresas portuarias adquirieron numerosos barcos para el alijo de los buques mercantes. Por esos días fue autorizado el muelle Porfirio Díaz que después llevó el nombre de Benito Juárez, a recibir buques de altura.

Para 1912 el puerto de Progreso contaba con un muelle más, el Pino Suárez, y varias agrupaciones locales que operaban en los muelles estaban ya constituidas conforme a las leyes.

En 1917, debido a la escasez de barcos y a la congestión de agave en Progreso, por falta de medios para su embarque, Yucatán adquirió su propia flota.

En 1937, el gobierno federal inició la construcción de un muelle de concreto que costó poco más de trece millones de pesos.

La situación difícil que trajo la apertura de nuevas vías de comunicaciones, se agravó entre 1960 y 1970, llegando a reducirse notablemente el movimiento marítimo. La mayoría de los productos yucatecos salían por carretera y ferrocarril. En medio de esa crítica situación se vislumbra una esperanza con el auge de la industria pesquera y de nuevas industrias.

En los primeros meses de 1978 las transacciones comerciales por el puerto de Progreso acusaron satisfactoria mejoría por los embarques de miel de abeja, artefactos de henequén, chicle, pescado y otros artículos.

En 1999 se iniciaron los trabajos de la cuarta etapa de ampliación del puerto, sin duda una de las más importantes inversiones en el sector marítimo portuario. El principal objetivo que se buscó con esta obra fue dotar de mayor profundidad al puerto al pasar de 7.5 a 12 metros en el canal de navegación y a 11.30 metros en las dársenas de maniobras lo cual permitiría el acceso de embarcaciones de mayor porte. El reto fue muy grande, ya que se tuvo que realizar un dragado en el fondo marino y con estas obras se pasó de tres posiciones de atraque a nueve, con posibilidad de construir en un futuro cercano una más.

Con el canal de navegación terminados y el muelle de cruceros, con una capacidad de atender a dos mega cruceros de la cuarta generación simultáneamente y una posición para recibir a transbordadores turísticos, el puerto de altura de Progreso es actualmente, un punto de enlace turístico y una frontera abierta al intercambio comercial con el golfo de México y el Mar Caribe.

Ubicación