Mérida, Yucatán, 21 de abril de 2019
Inicio » Sala de prensa »
Refuerzan el trabajo de reparación de fugas

Sábado, 23 de marzo de 2019

La Japay evita millonario desperdicio de agua.

Mérida, Yucatán, 23 de marzo de 2019.- Como parte de su estrategia para la recuperación de caudales y mejorar su eficiencia, la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Yucatán (Japay) reparó en menos de 24 horas dos grandes fugas que ocasionaban un desperdicio de tres millones 409 mil 344 de litros por día, lo que permitiría dar el servicio a 17 mil 46 usuarias y usuarios con 200 litros cada uno.

El director de la dependencia, Sergio Augusto Chan Lugo, explicó que un desperfecto en una tubería de 18 pulgadas en la calle 22 por 21 y 23 de la colonia Yucatán propiciaba la pérdida de 12.1 litros por segundo, equivalente a un millón 45 mil 440 al día; es decir, lo suficiente para atender a más de cinco mil 227 personas con 200 litros por jornada.

Esta situación fue subsanada la mañana del jueves 21 del presente mes, para lo que hubo que detener por un lapso de 40 minutos la operación del cárcamo de la colonia García Ginerés.

La otra fuga tuvo mayor magnitud y causaba el desperdicio de 27.36 litros por segundo, lo que equivale a dos millones 363 mil 904 litros cada 24 horas o al consumo diario de 11 mil 819 usuarias y usuarios con 200 litros. La falla se localizó en un tubo de 30 pulgadas ubicado al lado del puente del Periférico en la salida Mérida-Umán.

En este caso, por la complejidad del procedimiento y para minimizar el perjuicio a la gente, los trabajos empezaron la noche del jueves 21 a las 22:00 horas con la suspensión del suministro de la planta Mérida II, el cual se reanudó a las 05:00 horas del viernes 22.

Chan Lugo explicó que el diagnóstico que han realizado en los primeros cinco meses de la actual administración les permite actuar con mayor planeación y ya no sólo reaccionar ante los reportes de la ciudadanía, que ahora se atienden con mayor prontitud.

Además, para mejorar el servicio, se ha diseñado una estrategia basada en tres ejes: la modernización de equipos electromecánicos, la recuperación de caudales y el uso de energías limpias, anunció.

Agregó que, en cuanto al primer punto, ya están invirtiendo parte de los 16 millones ahorrados en el último trimestre de 2018, el primero de este Gobierno.

También dijo que se reforzó el trabajo para la reparación de fugas y la detección de tomas clandestinas, como una medida para recuperar el vital líquido.

Detalló que la zona metropolitana de Mérida tiene un servicio de agua potable que opera con normalidad y eficiencia; no obstante, hay una serie de factores que se deben corregir para afrontar el aumento de la demanda por el crecimiento de la ciudad.

Con todo lo anterior, se da cabal cumplimiento a la instrucción del Gobernador Mauricio Vila Dosal de que la institución sea más eficiente y ofrezca mayor calidad, junto con una política de austeridad, orden y transparencia.