Mérida, Yucatán, 09 de agosto de 2020
Inicio » Sala de prensa »
Vivir para el teatro, mi mejor obra: Eglé Mendiburu

Viernes, 21 de febrero de 2020

La actriz recibirá la medalla Bellas Artes, el 28 de febrero en el CEBA.

Mérida, Yucatán, 21 de febrero de 2020.- La destacada actriz Eglé Mendiburu Carrillo recibirá la medalla Bellas Artes, como parte de la instrucción del Gobernador Mauricio Vila Dosal de reconocer a quienes se esfuerzan cada día por impulsar el arte y la cultura de Yucatán.

Así, la artista sumará esta presea a su larga lista de logros, que avala más de 50 años de trayectoria, la cual inició de forma casual y por mera intención de ayudar a una muy querida amiga suya, Nancy Roche.

"Mi primer acercamiento fue en el taller de Bellas Artes. La maestra Nancy Roche participaba en la obra La culta dama y tuvo que viajar fuera de Mérida, entonces me llamó para suplirla, ella regresó y me dieron un papel en esa misma obra; tenía 20 años y, desde ese momento, no me he bajado del escenario", comentó.

Rodeada de medallas, diplomas, fotografías y libros que dan cuenta del paso de su nombre por las marquesinas, la también productora y directora recuerda parte del camino que la llevó a consolidar una fructífera carrera, compaginada con sus facetas de madre, abuela y esposa.

"Asistí a cursos que daba el Instituto Nacional de Bellas Artes; eran dos meses de entrenamiento, tuve de profesores a grandes directores y escritores, aprendí mucho y eso lo transmitía a mis alumnos, con los que incluso trabajé. Actualmente, participo en la que creo que será mi última obra, pues ya quiero jubilarme completamente; este personaje hace que me sienta como pez en el agua, porque tiene muchas características mías", compartió.

Integrante de la Compañía de Teatro de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) y defensora de los espacios culturales alternativos, escaparates para valores histriónicos nacientes, su tiempo al frente de la Dirección de Teatro del Centro Estatal de Bellas Artes (CEBA) representa, en sus propias palabras, la mejor etapa de su vida.

"Estoy muy emocionada. En Bellas Artes, tuve amigos entrañables; recuerdo el primer espacio que tuvo la escuela y me encantaba ir, porque veías a todos tus compañeros. Lo que más me gustó de ser maestra fue el contacto con los niños, porque es el público más sincero y receptivo. Los años que hice en Bellas Artes fueron los más felices de toda mi vida", enfatizó.

Será el viernes 28 de febrero cuando la comunidad artística le rendirá homenaje en el CEBA al otorgarle dicha presea, que tiene un significado especial, pues resalta su trabajo dentro de esta institución y el legado que, a través de sus estudiantes, es cimiento del quehacer cultural de Yucatán.