Mérida, Yucatán, 26 de enero de 2020
Inicio » Sala de prensa »
SSY emite recomendaciones ante el arribo de frentes fríos

Sábado, 21 de diciembre de 2019

La meta de vacunación contra la influenza alcanza ya un avance de 61 por ciento.

Mérida, Yucatán, 21 de diciembre de 2019.- Ante el ingreso del frente frío número 24, que trae consigo el descenso en los termómetros de la entidad, se recomienda evitar los cambios bruscos de temperatura, principalmente en niñas, niños y personas adultas mayores, informó el subdirector de Salud Pública de la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY), Carlos Isaac Fuentes Hernández.

El funcionario instó a reforzar las medidas de prevención incrementando el consumo de frutas y verduras que aportan vitamina C al organismo, así como usando abrigos y adoptando hábitos de higiene, especialmente el lavado de manos frecuente.

En caso de que se ya se tenga un resfriado o alguna infección respiratoria aguda, se debe permanecer en resguardo en casa, sugirió. "Si se aplican estas medidas se reducirá la probabilidad de exponerse y transmitir el virus de infección respiratoria aguda a otras personas", explicó.

De igual manera, Fuentes Hernández dijo que se debe evitar la automedicación y, cuando inicien estos síntomas, acudir con profesionales para acceder a un diagnóstico oportuno.

Cumpliendo la instrucción del titular de la SSY, Mauricio Sauri Vivas, realizamos la campaña de vacunación contra la influenza, la cual está en marcha desde el pasado mes de octubre y continuará hasta marzo de 2020, aseveró.

Al destacar la buena respuesta de la población, reportó un avance de 61 por ciento en la aplicación de la vacuna, lo que equivale a 344 mil 417 dosis, mientras que el año pasado en la misma semana epidemiológica, el avance fue de tan sólo 43 por ciento, con 278 mil 358, detalló.

Sostuvo que la influenza es una enfermedad viral respiratoria, contagiosa y aguda, cuyas manifestaciones características son fiebre, tos, dolor de garganta, mucosidad nasal o nariz tapada, dolores musculares y corporales, dolor intenso de cabeza, fatiga e, incluso, vómitos y diarrea, aunque esto es más común en la infancia.

Los grupos vulnerables son las niñas y niños de seis a 59 meses de edad, mujeres y hombres mayores de 60 años, personas con padecimientos crónicos degenerativos, embarazadas y personal de salud, por lo que la mejor manera de evitar el contagio es vacunarse todos los años, concluyó.