Mérida, Yucatán, 19 de septiembre de 2018
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Presentación de resultados de la promoción turística para Yucatán, realizada con el Consejo de Promoción Turística de México

Miércoles, 12 de septiembre de 2018

Discurso del Gobernador Rolando Zapata Bello en la presentación de resultados de la promoción turística para Yucatán, realizada con el Consejo de Promoción Turística de México

Mérida, Yucatán, 12 de septiembre de 2018.- Muchas gracias, muy buenos días. Miren, traje mi discurso aquí, para el evento, para la ocasión, pero la propia atmósfera… La presencia, por supuesto, del licenciado Héctor Flores Santana, a quien le agradecemos muchísimo, a quien le hemos entregado un reconocimiento muy sentido por parte de todo el pueblo de Yucatán, y de todos ustedes, amigas y amigos todos, sin excepción.

Saludo a Juan Manuel Ponce, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, y con él, a todas las organizaciones representadas, a todos quienes participan, a todo el gran sector turístico; señor presidente municipal de Izamal; distinguidas representantes del Ayuntamiento de Mérida, del Ayuntamiento de Valladolid; a todos quienes nos encontramos aquí; por supuesto, a Saúl.

Y pues no quisiera repasar nuevamente el presídium, pero más que leerles el discurso que habíamos preparado, la ocasión me motiva a compartir con ustedes algunas reflexiones muy puntuales. Una de ellas, precisamente, nace de un comentario que hacía Juan Manuel hace un momento, de lo amplio, lo basto y, también, lo complejo que es el sector turístico.

Todo lo que puede dar y todos los aspectos que tiene, en sí, me hacen recordar: hace algún tiempo, tuvimos una reunión en el seno del Consejo Coordinador Empresarial, todos los integrantes del CCE, para hablar sobre diferentes temas de la economía del estado; empezamos hablando del turismo.

Y creo que ya llevábamos cuatro horas en la reunión y seguíamos hablando de turismo, y dije "bueno, pues ya, hay muchas cosas que hacer; hacemos otra reunión" y alguien dijo "sí, pero que ya no inviten a los de turismo porque sólo hablamos de turismo"; ¿se acuerda allá, don Jorge?

Bueno, eso ilustra la complejidad de la materia, pero también la generosidad de este gran sector, la generosidad en cuanto a lo que le representa y le puede representar, y yo me refiero a algo que es fundamental para la labor del Gobierno, que es el bienestar de la gente.

La función, el papel de una autoridad del Gobierno en el desarrollo de una entidad, es muy clara: generar las condiciones para el crecimiento económico y para una justa distribución de la riqueza, y la mejor manera de expresar la justa distribución de la riqueza es con la generación de empleos, que permitan que el crecimiento económico se convierta en empleos y se convierta en bienestar para las familias que lo necesitan.

Y por mucho, en estos seis años, el turismo ha sido uno de los sectores más dinámicos, que ha generado empleos de manera directa, pero también de manera indirecta, porque un visitante o un turista que viene a nuestro estado deja una derrama económica que va mucho más allá del sector turístico, exclusivamente; abarca otros sectores que se ven beneficiados.

Yo les agradezco mucho, a todos y a todas, esa sinergia que hemos podido construir estos seis años, porque a fin de cuentas, es lo que ha permitido que se den los resultados que aquí se han presentado.

Yo recuerdo perfectamente que, cuando iniciábamos la administración y antes aún, porque antes aún de iniciar la administración, ustedes recordarán que tuvimos diferentes encuentros donde, de manera general, amplia, yo les preguntaba qué es lo que ustedes esperan de su próximo Gobierno, en el sector donde ustedes están.

Y ahí se fue construyendo esa visión, esa agenda de la que acertadamente habla Juan Manuel, y yo recuerdo y lo digo con claridad que, en ese momento, por diferentes motivos de diferente orden, de diferente ámbito e, inclusive, de diferente jurisdicción, diferentes temas, en muchos casos, lo que se percibía era un ánimo, tal vez podríamos decir de incomodidad, en algunos temas o en muchos temas.

Pasado el tiempo, hoy, podemos decir y lo digo con toda claridad, que el ánimo y la atmósfera que percibo es un ánimo de optimismo, y ese es un ánimo que ustedes mismos han construido; es un ánimo donde el propio Gobierno, simplemente, ha hecho la parte que le corresponde, y es un ánimo que, como bien se expresaba acá, sólo se puede construir con resultados.

Porque lo hemos dicho en muchas ocasiones: el trabajo no se mide con esfuerzos, se mide con resultados, resultados tangibles, resultados medibles, resultados que acrediten que los esfuerzos que se están realizando están dirigidos, están en el rumbo correcto, están con la estrategia correcta y están dando los resultados que se esperan, y los resultados los hemos visto ahora, con números, tangibles.

Y esos resultados pueden ser calificados de la manera que se considere, porque poner un adjetivo calificativo pues es demasiado subjetivo, ¿verdad? Habrá quien diga que estos resultados son extraordinarios, habrá quien diga que estos resultados son buenos, habrá quien diga que estos resultados son medianamente buenos o promedio.

Todo se vale, pero lo que sí podemos expresar con plena claridad es que hoy, en 2018, nos encontramos mejor que como nos encontrábamos en 2012 y eso es lo importante para una sociedad: siempre avanzar, siempre ir hacia adelante.

Cuando iniciamos la administración, teníamos muy claro que había cuatro tareas que debíamos abordar y hacer juntos. Hablamos de la infraestructura que requería el estado y, bueno, no voy a dar un repaso otra vez de mi Informe, pero simplemente, el espacio en el que nos encontramos habla de los avances que tuvimos, el Palacio de la Música, carreteras, muchas cosas.

Hablamos de la necesidad de fortalecer la conectividad de Yucatán, que era una urgencia, y hemos visto ahora los resultados que se han dado, que no son los óptimos ni los ideales, pero que, sin duda, nos han significado un avance.

Hablamos, también, de la necesidad de inversión, de capacitación que se debía de dar, y yo aquí le hago un reconocimiento a los representantes del sector turístico porque, de una u otra manera, todos, en su dimensión, han puesto de manifiesto el esfuerzo de capacitar a sus empleados; de mejorar sus instalaciones, equipamientos y servicios; de construir; de invertir; de generar nuevas inversiones, nuevos hoteles; en fin, han hecho la parte que les corresponde.

Y por supuesto, la parte toral, que es la promoción, la promoción para la que se requiere recursos, pero también estrategia, idea, conocimiento, generación de sinergias, y por eso nos reunimos hoy para agradecerle al Consejo de Promoción Turística todo este gran apoyo que nos ha brindado, licenciado Héctor, durante estos seis años.

Porque, sin duda, sin ese gran apoyo de nuestro Gobierno federal y de la Secretaría de Turismo –un saludo al secretario De la Madrid–, los resultados no serían los que tenemos hoy, los resultados que se están presentando no serían los mismos. Cada quien ha hecho su parte, cada quien ha puesto lo mejor de sí, y eso nos brinda y nos da unos resultados que aquí han sido debidamente presentados.

¿Podemos sentirnos –y es una pregunta muy importante que, como sociedad, debemos hacernos– totalmente satisfechos con estos resultados? ¿Podemos decir que este es el estado ideal que nosotros esperamos del turismo para Yucatán? Por supuesto que yo soy el primero en decir que no.

Estamos en septiembre del año 2018 y estos resultados, más que definirlos como buenos, positivos, extraordinarios o promedio, habremos de ubicarlos y definirlos como el estado de cosas del turismo en Yucatán en septiembre de 2018.

¿Y por qué lo decimos? Porque viene frente a nosotros una nueva etapa en el proceso de desarrollo de Yucatán y en el nacional, significada por los cambios institucionales; una nueva etapa de seis años, en la que –lo dije textualmente hace unos días, en mi Informe, y lo repito con toda claridad– este es el Yucatán del 2018 y espero que, así como en 2018 estamos mejor que en 2012, espero y haré mi parte como yucateco, para que en 2024 estemos mejor que como estamos hoy, en 2018.

Porque de eso se trata, esa es la visión de la República, de una sociedad que de verdad quiere avanzar y hacer bien las cosas, y tomando en cuenta que estos resultados son sus resultados, los resultados que han alcanzado y en los que las autoridades sólo hemos hecho la parte que nos corresponde, estoy seguro y auguro a esta nueva etapa, que tienen frente a sí Yucatán y México, un escenario positivo.

Por un elemento fundamental: tiene un sector turístico organizado, con visiones complementarias, porque las visiones únicas o uniformes ni existen ni son deseables; siempre es importante que haya opiniones divergentes, pero que siempre haya diálogo y se arribe a conclusiones.

Tiene un sector turístico muy dinámico y que tiene muy claro, por la participación tan directa que ha tenido estos seis años, que tiene muy a flor de piel cuál es el estado de cosas, cuáles son las fortalezas y cuáles son los retos para seguir avanzando en un escenario de crecimiento, para que no nos estanquemos ni retrocedamos, sino al contrario, sigamos avanzando, creciendo.

Porque Yucatán tiene muchísimo para dar, para crecer y, por supuesto, estamos seguros que, en ese escenario, Yucatán seguirá contando con el gran apoyo del Consejo de Promoción Turística de México. Licenciado Héctor, muchas gracias, transmita a la Secretaría de Turismo esa solicitud que ya hemos hecho de manera formal y conjuntamente, del Tianguis Turístico para el 2020; ya la hemos formalizado conjuntamente, autoridades y sector turístico.

Dígales que, en Yucatán, hay un sector turístico muy amplio y organizado, con un gran estado de ánimo para seguir avanzando y convirtiendo la grandeza de Yucatán en bienestar para sus habitantes, pero fundamentalmente, para seguir contribuyendo al engrandecimiento de esta gran nación mexicana. Muchísimas gracias a todos y a seguir trabajando siempre por Yucatán. Muchas gracias.