Mérida, Yucatán, 22 de junio de 2018
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Inauguración de las plantas procesadora de Sahé, de alimentos balanceados "San Antonio" y del centro de selección genética en Xaya, de Grupo Porcícola Mexicano Kekén

Jueves, 17 de mayo de 2018

Discurso del Gobernador Rolando Zapata Bello en la inauguración de las plantas procesadora de Sahé, de alimentos balanceados "San Antonio" y del centro de selección genética en Xaya, de Grupo Porcícola Mexicano Kekén

Tixpéual, Yucatán, 17 de mayo de 2018.- Muy buenas tardes tengan todos ustedes. Inicio estas palabras cometiendo tal vez una indiscreción pero hace un momento que terminó su discurso, don Fernando pasó y lo saludé, ¿vieron que intercambiamos algunas palabras? Yo le dije "muchas gracias por todo lo que ha hecho por Yucatán", y él me dijo "nos sentimos muy orgullosos de ser yucatecos".

Muchas gracias don Fernando, así le sentimos, yucateco de corazón y por eso le saludo con un enorme entusiasmo, respeto, reconocimiento y gratitud. De igual manera a su distinguida familia que le acompaña esta mañana, a su esposa, a sus hijas a todos, muchas gracias por estar aquí en Yucatán y por ser un gran impulso para esa fortaleza que se hace presente.

Muchas gracias licenciado Alejandro de la Barreda, director General de Grupo Kuo; muchísimas gracias Claudio por todo ese trabajo, damos testimonio de la labor incansable de Claudio en sus gestiones y en todo lo que realiza.

Por supuesto, agradecer a Juan Manuel Ponce Díaz, presidente de la Canacintra delegación Yucatán, muchas gracias Juan Manuel. A todos los empresarios y el sector empresarial aquí presente, a don Ernesto Ek, representante de los aparceros.

Saludo a todos los funcionarios de los diferentes órdenes de Gobierno, me permito destacar la presencia del doctor Francisco Gurría Treviño de la Sagarpa, muchísimas gracias. A todos pero de manera muy particular a los integrantes de la gran familia de Kekén y Grupo Kuo.

A los consejeros aquí presentes, muchas gracias Javier Arrigunaga, qué gusto saludarte paisano ya que estás por acá. A todos sin excepción yo quiero decirles, Ernesto Herrera "Neto", secretario de Fomento Económico, muchas gracias.

Yo quiero decirles que me siento muy contento el día de hoy y sé que el pueblo de Yucatán así se siente, muy contento. Hoy es un gran día y para ilustrarlo quisiera remontarme, ahora sí que a hace seis años cuando nos encontrábamos en el camino hacia la gubernatura, y un tema recurrente al hablar del desarrollo económico, del crecimiento en general de Yucatán era algo muy concreto cuando nos sentábamos a hablar de ello.

Aquí están Juan Manuel Ponce, Pepe Loret, veo a Sergio Abraham, a Juan Manuel Díaz, a muchos amigos que analizábamos el futuro y el desarrollo de Yucatán hace seis años y la expresión era muy clara y muy concreta.

"Rolando, necesitamos generar inversión para Yucatán, necesitamos que haya inversión en Yucatán, atraerla porque junto a ella viene el crecimiento económico, los empleos y el bienestar de las familias. La mejor manera de combatir la pobreza y de generar bienestar es con condiciones de un crecimiento económico y una amplia distribución de ese ingreso que se vaya generando".

Y yo estoy mus consciente, lo decía en ese entonces y hoy, casi seis años después, con mayor claridad lo puedo decir: la generación de esa inversión o la atracción de esa inversión sólo puede darse, en primer lugar, a través de la confianza de los inversionistas.

A través de la confianza porque toda inversión no deja de ser sino una apuesta, la apuesta de que va a fructificar positivamente. Peor por otra parte, esa inversión y esa confianza se generan cuando una sociedad, en este caso la Yucateca, tiene la capacidad de generar las condiciones que las hagan propicias.

Y en ese conjunto de condiciones, una parte la juega el Gobierno, la autoridad garantizando seguridad, infraestructura, bienestar, un ecosistema para la innovación, en fin hay tareas. Pero también la sociedad en su conjunto genera esas condiciones con cadenas de proveeduría, con servicios adecuados, con la calidad del capital humano –que es de excelencia en Yucatán, nuestra gran fortaleza es la excelencia en la calidad del capital humano-.

El clima de armonía, de estabilidad, de paz laboral que existe en nuestro estado –aquí se encuentra don Pedro Oxté, lo saludo con mucho aprecio de igual manera al señor representante de don Isaías González-.

Y todo eso lo vamos construyendo juntos, lo hemos ido construyendo juntos en Yucatán y por eso hoy, particularmente, me siento tan contento, más que como Gobernador como yucateco, por lo que estamos haciendo y porque podemos consolidar la confianza de un grupo tan importante como lo es Grupo Kuo, como lo es la gran familia Kekén.

Hoy como bien se ha expresado aquí, y no abundaré en los detalle porque ya ha sido muy ilustrativo lo que se nos ha presentado, pero sí quisiera subrayar algunos datos.

Hoy se están inaugurando formalmente tres grandes espacios de Grupo Kekén en Yucatán: la planta procesadora de alimentos que se encuentra ahí en el nuevo corredor industrial de Hunucmá, nos encontramos en esta gran planta procesadora porcícola, que nos alberga en este momento, y de igual manera, el centro de selección genética en Xaya, en Tekax.

Estos tres centros, únicamente estos tres espacios que hoy son el motivo de esta importante reunión, de este importante evento, significan una inversión de alrededor de 200 millones de dólares. De esa dimensión es la inversión y es la apuesta que están realizando Kekén y Grupo Kuo en Yucatán.

Pero no es todo, habremos de recordar que Kekén no ha dejado de hacer inversiones, bueno, por lo menos puedo hablar de nuestra administración. Desde el año 2013 podemos decir que ha sido una apuesta permanente, cada año ampliando sus metas, cada año ampliando sus coberturas, sus volúmenes de producción.

Las nuevas etapas de este gran proyecto porcícola y los resultados que se van dando. Recordamos con gran entusiasmo cómo hace unos meses estuvimos acompañando a don Fernando a dar el banderazo para el primer embarque a China, precisamente en una de las etapas, en fin.

Y algo que es significativamente importante para nosotros: no son únicamente esos 200 millones de dólares de inversión, de apuesta, de confianza, de determinación de que aquí en Yucatán se encuentran esas condiciones para alcanzar el éxito, sino fundamentalmente, lo que representa esta inversión, cómo se desdobla esa inversión en bienestar para miles y miles de familias de yucatecas y yucatecos.

Miles de familias con un empleo formal, miles de familias con garantías de bienestar, miles de familias que transforman sus vidas a partir de la llegada o de la ampliación de plantas de grupo Kekén.

Otro dato que es muy importante destacar es cómo este número de empleos, miles de empleos, no se concentran específicamente en un municipio, en una localidad, sino que se encuentran en diferentes municipios, en diferentes regiones inclusive.

Vean ustedes, hace un rato nos encontrábamos en la región poniente, en Hunucmá, ahora nos encontramos en la región centro, y Xaya, del centro de selección genética, se encuentra en Tekax, al sur del estado, cada uno de ellos generando cientos o miles de empleos.

Y todo esto, lo reitero, forma parte de los grandes propósitos que en materia de desarrollo económico y social nos trazamos en el estado: que haya un desarrollo y un crecimiento, sí, pero también que se dé de manera horizontal para todo nuestro estado. Que no se concentre en nuestra gran capital que es Mérida, sino que también llegue a los diferentes municipios, a las diferentes localidades.

Eso es algo que reconocemos, eso es algo que nos da una gran satisfacción. Sé perfectamente, porque he hablado con muchos de los factores económicos en nuestro estado, que como bien lo decía Ernesto, ésta es una industria que se desdobla en beneficios, particularmente desde su construcción, en sus procesos constructivos, pero en todos sus procesos logísticos, en todos sus procesos de cadenas de proveeduría, comerciales, de prestación de servicios.

Se desdobla en beneficios indirectos pero muy efectivos también a diferentes sectores económicos de nuestro estado que, a su vez, para estar en condiciones para brindarle servicios a Kekén, tienen que crecer en sus inversiones.

Eso va generando una sinergia positiva que a fin de cuentas llega al mismo punto con el que inicié: se generan más inversiones, se generan más empleos, se genera más bienestar. Y por eso, reitero, la enorme satisfacción de todo el pueblo de Yucatán de estar juntos, siendo testigos de este gran momento, que decimos que es una gran etapa más del crecimiento de Kekén, de Grupo Kuo en Yucatán.

Y decimos que es una etapa más porque sabemos que continuará creciendo. Como vemos, este proyecto tiene una prospectiva por lo menos de cinco años más para seguir creciendo y por supuesto, para toda la vida, para seguir produciendo.

Pero nos da entusiasmo saber, ver el estado de cosas de hoy, pero imaginarnos cómo seguirá creciendo y trayendo beneficios para todo Yucatán. Hay el reconocimiento, hay la satisfacción, pero de igual manera, y quiero decirlo de manera muy enfática a don Fernando y a todos los integrantes de la familia de Grupo Kuo y de grupo Kekén, hay también la responsabilidad y el compromiso de todo el estado de Yucatán.

Responsabilidad y compromiso de no fallarle, responsabilidad y compromiso, amigas y amigos, de preservar siempre en Yucatán esas condiciones que han permitido que Grupo Kuo y que Kekén hoy tengan confianza en nuestro estado.

Tenemos la responsabilidad como yucatecos de hacer cada quien la parte que nos corresponde para garantizar que Yucatán sea siempre un estado que le represente confianza al inversionista, que le represente satisfacción y hospitalidad a todos nuestros visitantes.

Para que de esa manera podamos sentirnos orgullosos de ser yucatecos y para que las personas que no tuvieron el privilegio de nacer aquí en Yucatán también se sientan yucatecos, como don Fernando se siente yucateco, como toda su familia es yucateca ahora de corazón, y como nosotros estamos seguros que así será por siempre.

Muchas gracias don Fernando, muchas gracias Grupo Kuo, muchas gracias amigas y amigos de Kekén. A seguir trabajando todos, muchas gracias.