Mérida, Yucatán, 21 de junio de 2018
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Segunda Sesión Ordinaria del Grupo Directivo de la Estrategia Nacional de Inclusión en Yucatán

Viernes, 23 de febrero de 2018

Discurso del Gobernador Rolando Zapata Bello durante la segunda Sesión Ordinaria del Grupo Directivo de la Estrategia Nacional de Inclusión en Yucatán

Mérida, Yucatán, 23 de febrero del 2018.- Muy buenas tardes amigas, amigos. Nos sentimos muy contentos esta tarde de contar con la presencia de un gran amigo, el licenciado Eviel Pérez Magaña, muchas gracias, titular de la Sedesol del Gobierno de la República.

A su equipo de trabajo, maestro Filiberto, el delegado Miguel, que por cierto hoy es su cumpleaños y lo celebra trabajando. Saludar a todos los funcionarios del Gobierno federal, estatal y de manera particular a las y los presidentes municipales que se encuentran acompañándonos, que representan todo el esfuerzo que se da desde el ámbito municipal.

Al señor secretario Walter Salazar, secretario de Desarrollo Social del estado, mi estimado amigo Eviel, de verdad tu presencia es muy satisfactoria en el marco de esta reunión de este grupo directivo de la Estrategia Nacional de Inclusión y los resultados, los indicadores ya han sido presentados, dan muestra y dan fe del trabajo que se ha realizado.

A mí me gustaría compartir con ustedes algunas reflexiones que nos enmarcan en nuestro quehacer cotidiano como autoridades, independientemente del ámbito que representemos, federal, estatal o municipal.

En primer lugar como yucatecos es importante subrayar la enorme ventaja que tenemos y que hemos tenido en esta etapa histórica como lo es una administración, un Gobierno, la enorme ventaja que nos ha significado, señor secretario el iniciar nuestra administración prácticamente a la par de la administración del señor Presidente Enrique Peña Nieto.

Nosotros iniciamos el 1 de octubre del 2012 y el señor presidente el 1 de diciembre, prácticamente a la par y eso nos permitió en todos los ámbitos y en todas las materias alinear estrictamente nuestras políticas estatales a las directrices que iba estableciendo el Gobierno de la República en toda su visión programática y en toda su visión de políticas públicas y eso nos ha significado una gran ventaja en cuanto a los resultados porque, es cierto, vivimos en una democracia participativa, pero lo que la sociedad está esperando son resultados a los problemas a los que se enfrenta cotidianamente, ante las oportunidades que pueda tener un pueblo, como en este caso el yucateco.

Y toda autoridad, llámese ayuntamiento, Gobierno del Estado, a lo que aspira es a tener esa capacidad para dar respuesta y es importante reconocerlo, en Yucatán hemos tenido la posibilidad de dar respuestas gracias al apoyo de Peña Nieto y por eso quiero pedirle secretario que le trasmitas nuestro saludo y agradecimiento.

Y aun cuando no sea el contexto específico de la reunión, si es importante complementar todos estos resultados que se han dado en materia de inclusión social con la enorme posibilidad que ha tenido Yucatán de crecer en su economía.

La Constitución de la República define el papel del Estado, no en tanto entidad pública, si en tanto entidad del poder público, define nuestra función, nuestro papel en el desarrollo, precisamente como impulsores de un crecimiento económico y de una justa distribución de la riqueza; esto nos habla del equilibrio que siempre debe darse en toda gestión de la autoridad.

Y en nuestro caso aquí en Yucatán, gracias al apoyo del Gobierno de la República, hoy podemos decir que tenemos una economía que está creciendo alrededor del cuatro por ciento del Producto Interno Bruto en los últimos cuatro años, desde el 2014, 15, 16 y en lo que vamos del 17.

Que en estos cinco años y fracción se han generado más de 70 mil nuevos empleos, en tanto que en los 11 años anteriores se habían generado 50 mil. Y esa es una tendencia nacional que hay que señalar, la generación de más de tres millones de empleos en el ámbito nacional.

Inversiones, nuevas empresas y empleos, un ecosistema para la investigación e innovación, sectores estratégicos de frontera como las tecnologías de la información y comunicación, las nuevas tendencias disruptivas que se están dando, en fin, Yucatán está inserto de lleno en esa dinámica.

Esa es una realidad, sí. Pero también es una realidad que en Yucatán tenemos aún el rostro de la pobreza y es un rostro con el que convivimos. Y lo saben los presidentes municipales cuando llegamos a una vivienda y hace falta un apoyo, donde hay una familia que necesite el apoyo educativo, hay familias que necesitan el apoyo alimenticio, en fin, esa es una realidad.

Entonces para nosotros, señor secretario, la enorme satisfacción de cómo un gobierno sensible como el del Presidente Peña ha apoyado decididamente a Yucatán, por una parte para que crezca en su economía generando empleos, pero al mismo tiempo apoyándonos para que podamos ir abatiendo esos rezagos históricos o necesidades históricas que hay en nuestra población.

No es menor decirlo, no es menos el dato o los datos que aquí se presentaban. En un dato general podemos decir que en 2012, cuando iniciábamos en la administración, casi el 50 por ciento de nuestra población presentaba algunas de las carencias, lo que implicaba que sean consideradas como personas que vivían en condiciones de pobreza. Casi el 50 por ciento.

Y ahora, de acuerdo a las mediciones del Coneval, un organismo ajeno al gobierno dotado de autonomía y formado por especialistas, por académicos, ahora sí que no somos nosotros los que nos medimos sino que un organismo totalmente autónomo.

El índice de población en pobreza en Yucatán anda, como veíamos, en alrededor de 41 por ciento. Es una disminución sustancial para un esfuerzo de cinco años, es una disminución que nos permite ya estar por debajo de la media nacional porque en 2012, si ustedes veían la tabla, el hecho de tener 49 y fracción del porcentaje de la población nos hacía estar por encima de la media nacional y ahora nos encontramos por debajo.

Nos encontrábamos entre los 10 estados, desafortunadamente, con mayores niveles de pobreza del país y hoy hemos salido de este espacio de los 10 estados con mayor índice de pobreza.

Como lo decíamos ahora en enero que presentamos nuestro Informe, no nos podemos declarar satisfechos porque todavía hay mucho por hacer pero, sin duda, podemos expresar que nos enco0ntramos en el camino correcto.

Y definitivamente, estos resultados se han podido dar por un elemento esencialmente, un elemento llamado coordinación. El hecho de que el Gobierno de la República nos haya convocado, nos haya literalmente sentado en la mesa y alineado todos los esfuerzos a través de esta Estrategia Nacional de Inclusión, verdaderamente yo puedo decir que en la práctica tuvo resultados determinantes para alcanzar estos indicadores.

Y puedo decir que cuando venía, por ejemplo, este gran programa Mejorar, que lo construimos de la mano con la Sedesol para alinear todos los esfuerzos, personalmente íbamos, por ejemplo, a hablar con el director General de Conagua, por ejemplo, donde había determinadas políticas públicas nacionales para la inversión, pero cuando le presentábamos los objetivos y los alcances de la estrategia de inclusión nos decían "adelante, que se alineen todos los esfuerzos para alcanzar este gran propósito del Gobierno de la Republica".

Lo mismo con la Sedatu, lo mismo con la Sedesol, la CDI, con todas las dependencias en muchos casos, cuando era necesario hacer ajustes a los propios programas federales para que éstos se alinearan siempre dentro de la norma, siempre dentro de la regla, se alinearan a ese gran propósito que lanzó el Presidente de la República para hacer un gran esfuerzo para el abatimiento de las carencias que inciden en la pobreza.

Siempre obtuvimos una respuesta positiva, una respuesta favorable y eso es lo que nos permitió tener estos resultados. Mención especial merece el caso de los ayuntamientos. Pongo un ejemplo nada más en el caso de 2016 cuando de la mano con la Sedatu hicimos un gran esfuerzo para la construcción de un cuarto adicional, verdad William.

Si no estoy mal, la meta nacional para ese año eran 50 mil cuartos, fue un esfuerzo que se hico y aquí en Yucatán, sumando los esfuerzo del Gobierno de la República, la Sedatu, y el Gobierno del Estado, se hicieron alrededor de cuatro mil 454 cuartos.

Pero, con la participación de los ayuntamientos, nos sentamos en la mesa y los ayuntamientos, prácticamente los 106 ayuntamientos, prácticamente hicieron una cantidad igual. Es decir, entre el Gobierno de la República, el Gobierno del Estado y los ayuntamientos se hicieron alrededor de nueve mil y fracción de cuartos adicionales en un año.

No tengo el referente pero sin duda les puedo decir que fue el año en que más acciones de cuartos, específicamente, se han hecho. Lo mismo en el concepto de las estufas ecológicas que nos permitió atender una necesidad muy específica.

En fin, todo esto se los digo porque a fin de cuentas, es una realidad que tenemos una población, que hemos disminuido substancialmente, y que hoy los niveles de pobreza en la población de Yucatán se encuentran en sus mínimos históricos.

Es una realidad, pero es una realidad también que tenemos tarea por realizar. Por eso, señor secretario, yo le pido que le transmita al señor Presidente que en Yucatán atendemos decididamente esa convocatoria que él ha lanzado de trabajar hasta el último minuto; de trabajar hasta el último minuto, de trabajar en todos estos tiempos.

Lo sabemos perfectamente, vienen tiempos como todos sabemos que están relacionados con una connotación democrática electiva en todo el país, pero como lo ha dicho el señor Presidente, los Gobiernos tenemos que seguir trabajando, tenemos que seguir cumpliendo, tenemos que seguir dando resultados y en este caso díganle al señor Presidente que en Yucatán todos estamos listos para seguir trabajando, para seguir cumpliendo respetando la ley por supuesto, pero atendiendo las necesidades que tiene la gente.

Porque es una realidad, porque sabemos perfectamente que nuestro compromiso es, reitero, garantizar que la economía continúe avanzando pero lo más importante, es que toda aquella persona o familia que tenga una necesidad, que tenga una carencia en sus condiciones de vida, reciba la mano de sus autoridades, coordinadamente municipios, estado y federación, para atender esas carencias.

A fin de cuentas, esa es la esencia de esta gran estrategia nacional de inclusión que nosotros lo visualizamos como un gran enunciado que la propia sabiduría de la cultura maya ha descrito: el hecho de que avancemos todos juntos de que vayamos todos juntos, de que nunca nadie se quede solo ni se quede atrás.

Muchas gracias señor secretario y seguimos trabajando por el bienestar de Yucatán. Muchas gracias.

_____________________________________________________

Verdaderamente un minuto más y disculpe señor secretario, rompiendo el protocolo, pero la verdad es que emocioné en mi intervención. Precisamente viendo los resultados y a cualquiera de los que estamos aquí sentados, señor secretario, podemos recordar cuando nos sentábamos a planear y hoy ver resultados nos emociona.

Pero no quiero dejar de señalar que esa convocatoria que hace el señor Presidente de la República de seguir trabajando viene acompañada no solo de un enunciado o de una expresión, sino que viene acompañada de hechos y de acciones concretas.

Muchas gracias señor secretario por esas más de 25 mil familias que van a ser incorporadas al programa de Prospera, es muy importante. Muchas gracias por más de 15 mil apoyos para adultos mayores, por los 25 comedores, por los más de mil niños que van a recibir su beca para su vida educativa, cuatro mil madres de familia que estarán recibiendo sus seguros de vida.

Esto, amigas y amigos, es importante que lo dimensionemos porque lo escuchamos nada más, pero todo esto viene acompañado de disposiciones y recursos presupuestales muy importantes que el Presidente de la República le está enviando a Yucatán a través de la Sedesol.

Muchas gracias señor secretario.