Mérida, Yucatán, 25 de abril de 2018
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Entrega de chamarras del programa Bienestar Escolar, fase invernal

Martes, 9 de enero de 2018

Discurso pronunciado por el Gobernador Rolando Zapata Bello durante la entrega de chamarras del programa Bienestar Escolar, fase invernal

Mérida, Yucatán, 9 de enero del 2018

Muchas gracias, muy buenos días tengan todas y todos. Me da muchísimo Gusto estar aquí con ustedes, estar acompañado de mi esposa Sarita, de mi hija Monse y juntos, junto a los funcionarios, el secretario Víctor Caballero, muchas gracias secretario, Benjamín Vicencio, encargado de la secretaría de Desarrollo Social, todos los funcionarios que se encuentran aquí, señor diputado Marbellino, presidente de la Comisión de Educación del honorable Congreso del Estado, a todos los funcionarios y sobre todo a los papás, las mamás, a quienes nos acompañan esta mañana.

Verdaderamente me emociona mucho estar junto a ustedes y que sea precisamente en este CAM que estemos llevando a cabo el evento simbólico de entrega de todas las chamarras, que este año se estarán entregando en beneficio, como bien ya dijo el secretario Caballero, de 215 mil niños y niñas a lo largo de los 106 municipios de nuestro estado.

Este es un programa que hicimos, al que nos comprometimos desde el inicio de nuestra administración y que hemos estado puntualmente cumpliendo año con año. Para nosotros es de particular importancia que toda la educación y todo el proceso educativo se dé con una visión de inclusión, es decir que todos los niños, niñas, jóvenes tengan la oportunidad de estudiar y este Centro de Atención Múltiple es una expresión muy importante de esa inclusión, que es una garantía en nuestro estado en todos los ámbitos, pero particularmente en el educativo.

Y este es un programa, el programa Bienestar Escolar en su fase invernal, como bien ya lo dijo Israel a quien lo felicito mucho por esas palabras, vamos a darle un aplauso nuevamente porque lo hizo muy bien y representó, y significó lo que yo estoy seguro sienten los niños y las niñas hablando de todo nuestro estado. Particularmente en estas fechas en las que nuestro clima es cuando presenta sus temperaturas más bajas y que como bien se dijo tenemos que cuidar la salud de nuestros niños.

Y en muchas ocasiones, hay que reconocerlo, en casa no hay suficientes recursos para garantizar que nuestros niños tengan el abrigo necesario. Por eso es importante que en todas las escuelas de Yucatán, en la ciudades pero también en las comunidades rurales, en las comisarías, aún las más apartadas, todos los niños cuando haga frío, tengan el abrigo, en este caso la chamarra para acudir a clases y para estar desempeñándose en sus actividades cotidianas. Que ningún niño pase frío por su condición económica, esa es una visión que tenemos como estado.

Porque al abrigar a nuestras niñas y niños no únicamente estamos cuidando su salud, también les estamos dando un mensaje muy claro: nuestra niñez tiene junto a sí, no sólo a un Gobierno, sino a toda una sociedad que los está abrazando, que los está cuidando, que los está protegiendo como lo más valioso de nuestra sociedad.

Porque ellos significan lo mejor de nuestro futuro, por eso tenemos que garantizar que se preparen adecuadamente, ya que el día de mañana ellos serán los que estarán representando a nuestra sociedad. Por eso agradezco mucho a todos los que hace posible este programa, a la Cámara de la Industria del Vestido –Pedro, muchas gracias-.

Hay que señalarlo, estás chamarras son de muy buena calidad porque son hechas por manos yucatecas, en puros talleres -¿cuántos talleres, Pedro?-. Fíjense ustedes: 52 talleres de la industria del vestido de diferentes municipios de nuestro estado son los que confeccionan y elaboran estas chamarras.

Y también es algo que hay que decir: esto nos genera una actividad económica, una derrama, un beneficio para esos talleres y es una gran ventaja que acá en Yucatán tengamos esa capacidad para poder darle toda esta cobertura.

También como los uniformes del programa de Bienestar Escolar que se entregaron al inicio de la administración y los zapatos, que son hechos en este caso por la industria del zapato yucateca.

En fin, tenemos muchos motivos para sentirnos satisfechos y, particularmente, el hecho de encontrarnos en este CAM que, como bien se ha dicho, refleja ese fortalecimiento a la educación especial que se ha dado en nuestro estado en infraestructura, en regularización laboral, en fin, en diferentes ámbitos porque la educación debe atenderse en todos sus aspectos.

Felicito nuevamente ata todos los directivos, felicito a los papás, a las mamás que son quienes veo que, en mayor cantidad, son las que están atentas a la educación de sus hijos. Y a todas la niñas y a todos los niños les digo: les queremos mucho y tienen junto a ustedes a toda una sociedad, la yucateca, que les abraza, que les protege y que les impulsa a siempre seguir adelante.

¡Muchas felicidades y muchas gracias a todos! Esta misma semana 215 mil niños de Yucatán tendrán, todos, sus chamarras hechas por manos yucatecas. Muchas gracias.