Mérida, Yucatán, 18 de agosto de 2018
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Día del Policía

Viernes, 22 de diciembre de 2017

Discurso del Gobernador Rolando Zapata Bello en el Día del Policía

Mérida, Yucatán, 22 de diciembre del 2017.- Muy buenas tardes, saludo a quienes se encuentran aquí en este salón y a través de ustedes a los miles de hombres y mujeres que garantizan todos los días la seguridad y la armonía en Yucatán, siendo el Día del Policía, la expresión natural sería: muchas felicidades. Pero la expresión que mejor ilustra el sentimiento que tenemos todos los yucatecos para con ustedes es la con mucha precisión expresaba mi estimado amigo Alejandro y esa expresión es gracias, muchas gracias.

Y lo digo con la emoción de un Gobernador que llega a la sexta ocasión, que tiene el alto privilegio de acompañarles en esta ocasión y consecuentemente la última porque el próximo año ya no seré más Gobernador, pero yucateco y amigo de ustedes, toda la vida.

Y les digo muchas gracias, no únicamente en la parte esencial de lo que representa la seguridad para nuestras familias, les digo también muchas gracias porque ustedes han permitido que hoy en Yucatán estemos viviendo un momento de desarrollo.

Fíjense ustedes, hace apenas dos días tuvimos un encuentro con el Congreso del Trabajo, con las diferentes organizaciones sindicales y se hacía un recuento de cómo se encuentra hoy Yucatán, de cómo va creciendo Yucatán.

Hoy veíamos en los titulares de los periódicos que inclusive existe dificultad para contratar personal porque pues se van generando más y más empleos, van llegando más y más empresas, más inversiones, se acaba de decretar una Zona Económica Especial que le dará un impulso a al empleo en los próximos años, de generación entre 30 y 40 mil empleos de alta calidad a Yucatán.

Hablábamos hace un par de días de todo eso que se está viviendo hoy en Yucatán y hacía la reflexión de que alguien me preguntaba precisamente en esa mesa, me decía "oye Rolando ¿y cuál crees tú que va a ser el legado más importante de tu Gobierno?"

Y cuando se hace esa presunta muchas veces uno piensa pues en alguna obra que puede ser muy importante, que se han hecho muchas; en programas, en indicadores, que nos muestran cómo vamos avanzando y creciendo en todos los rubros.

Y yo ahí expresé lo que honestamente creo que es el mayor legado de nuestra administración: un estado de ánimo, un estado de ánimo de optimismo porque eso es lo que hoy se respira en Yucatán, optimismo, esperanza en el futuro, porque vemos que la sociedad, que nuestra economía va creciendo y el bienestar va permeando a todos los sectores de la población.

Pero si bien es cierto que ese optimismo es una realidad en Yucatán, también es de subrayar, de señalar de manera muy clara que ese estado de ánimo sólo es posible por una razón, por la armonía y la seguridad con la que se vive en Yucatán.

Porque sólo se puede hablar de crecimiento económico cuando existe seguridad, porque sólo se puede hablar de niños y jóvenes yendo a las escuelas cuando hay seguridad, porque sólo podemos hablar de hombres y mujeres trabajando todos los días y esforzándose, y creciendo y avanzando, y mirando el futuro con optimismo, cuando hay seguridad.

Cuando hay seguridad existen las condiciones para que la sociedad crezca, se desarrolle y mire el futuro con optimismo como hoy está mirando el futuro la sociedad yucateca. Por eso les digo gracias, porque para garantizar que esa seguridad exista nosotros desde el inicio de la administración, siguiendo las directrices del señor Presidente Enrique Peña Nieto, entendimos puntualmente esas directrices.

En primer lugar una gran coordinación con las autoridades federales, muchas gracias y mi reconocimiento al Ejército Mexicano, mi general muchísimas gracias por lo que todos los días hace el Ejército por nuestro país.

Muchas gracias a la Marina Armada de México, muchísimas gracias por todo lo que hacen por nuestra seguridad, a la Policía Federal, muchas gracias, a la PGR, a todas las autoridades federales que nos han permitido coordinarnos y trabajar como uno solo.

Muchas gracias a los 106 municipios porque juntos hemos hecho una coordinación muy sólida, la coordinación ha sido esencial, pero también, y ese es un elemento que subrayamos, un compromiso que hicimos al inicio de nuestra administración era el fortalecimiento constante de nuestro cuerpo policiaco, es decir el fortalecimiento constante de nuestra Policía.

Ese es un compromiso y una responsabilidad que como estado hemos tenido y que todos los días nos hemos esforzado por enaltecer. Nuestra Secretaría de Seguridad Pública, nuestra Policía, es una gran organización. Ya aquí el comandante Saidén expresaba puntualmente todo lo que se ha hecho o mucho de lo que se ha hecho, porque si dijéramos todo igual y nos llevamos bastantes horas.

Pero mucho de lo que se ha hecho en equipamiento, en patrullas, en cámaras, todo el equipamiento, armamento, todo lo que se ha hecho que ha sido mucho y sin duda eso nos ha permitido fortalecer a nuestra organización.

Pero precisamente mis amigos de la Canacintra en alguna ocasión y de diferentes cámaras empresariales, a quienes saludo con todo reconocimiento porque se encuentran aquí, me decían algo que yo lo llevo muy grabado: "en toda gran organización, si es muy importante el equipamiento, si es muy importante el equipo, los insumos, todo es esencial, pero el alma de toda gran organización es su capital humano, son las mujeres y los hombres que dan vida y son la esencia de esa organización".

Y eso son precisamente nuestros policías y nuestras policías, el alma y la esencia de la gran Policía que hoy tiene el estado de Yucatán. Con capacitación permanente, con formación permanente, pero sobre todo con una vocación y con un espíritu de servicio que no es casual, que es producto precisamente de ese gran trabajo y de esa gran integración que con el pasar de los años se ha venido consolidando.

Toda gran organización necesita esa fuerza humana y ese capital humano, y yo hoy le hago un gran reconocimiento a cada una y a cada uno de nuestros policías, por su entrega, por su valor, por su compromiso con la sociedad, por dejar muchas veces el tiempo para estar con la familia y atender el llamado de todas las familias yucatecas.

Muchas gracias por hacernos sentir seguros, muchas gracias por permitirnos ver el futuro con optimismo. Y como toda organización, además de capital humano, además de equipo, además de todos los elementos para que funcione adecuadamente, necesita de un gran liderazgo. Y ese liderazgo se ha encontrado precisamente en el comandante Saidén, muchas felicidades comandante.

Porque hoy tenemos una gran Policía y muchas veces la gente piensa que las cosas son de una manera pues porque así son. Peor aún, piensan muchas veces que son producto inclusive de la casualidad, no es así.

La seguridad que hoy existe en Yucatán es gracias a la capacidad, gracias al compromiso, a la vocación: gracias al gran esfuerzo de un equipo. Y esa es una fortaleza que tenemos todos los yucatecos y, escúchenme bien, que tenemos que cuidar, que tenemos que preservar, que tenemos que garantizar que siga siendo la columna básica y esencial del desarrollo de nuestro estado.

Hablo precisamente de ese gran liderazgo del comandante Saidén y se los digo con claridad, porque él está muy consiente que para que una Policía sea sana, se apositiva y cumpla con su función, es esencial que cuente con todos los elementos: equipo, patrullas, todo lo necesario para cumplir con su función.

Tiene que haber disciplina, pero también está consciente que es indispensable que tengan los satisfactores básicos y esenciales para darles la tranquilidad a sus familias de que viven en mejores condiciones.

Por eso les digo con toda claridad cómo el comandante Saidén, y también de la misma manera reconociendo a quien coordina el sector seguridad en nuestro estado, que es el secretario Roberto Rodríguez, trabajando, luchando en ese binomio, en esa claridad de propósitos trabajaron muy fuerte para que este año se hiciera realidad un incremento salarial para toda la Policía.

Lo digo con toda claridad: no fue una concesión, fue un acto de justicia que todo el pueblo de Yucatán ha reconocido porque se lo merecen compañeras y compañeros de la Policía.

Quiero sumarme al reconocimiento de todos los compañeros que han recibido reconocimientos por años de servicio, por mérito policial, por acciones destacadas, felicitar a cada uno por todo lo que han recibido.

Y de verdad, me siento muy emocionado y cuando me emociono a veces me extiendo de más en los discursos. Tendría tantas cosas que decirles, tantas cosas que agradecerles, tantos episodios, tantas anécdotas, pero permítanme simplemente concluir con dos reflexiones, con una expresión y una petición.

La expresión: muchas, muchas, muchas gracias amigas y amigos de la Policía. Y la petición: sigan así siempre, sigan siempre velando por la seguridad de nuestras familias, sigan así siempre, con la emoción de que están cumpliendo con una función esencial para nuestra sociedad.

Sigan así siempre, siendo el estandarte y los portadores de la confianza del pueblo de Yucatán, porque los ciudadanos confían en ustedes y una ciudadanía que confía en su Policía, es una sociedad que está llamada siempre a crecer, a desarrollarse, a avanzar porque sabe y se siente segura y cuidada.

Sigan así siempre, con esa gran vocación de servicio y siguiendo ustedes así, por ese camino, Yucatán siempre tendrá un espíritu de optimismo, de esperanza y de confianza en sí mismo. Muchas felicidades por este día, enhorabuena a todos. ¡Que viva Yucatán y que viva la mejor Policía de México, que es la yucateca! Muchas gracias.