Mérida, Yucatán, 16 de agosto de 2018
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Declaratoria Presidencial de Zonas Económicas Especiales

Lunes, 18 de diciembre de 2017



Salina Cruz, Oaxaca, 18 de diciembre de 2017.- Muchas gracias, muy buenas tardes a todas y todos ustedes. Con su permiso, señor Presidente, licenciado Enrique Peña Nieto, reciba de mi voz el saludo con afecto y gratitud del pueblo de Yucatán, muchas gracias señor Presidente. Amigo gobernador Alejandro Murat Hinojosa, lo saludo con gran afecto y por su conducto saludo al gran pueblo de Oaxaca con solidaridad y con hermandad.

Muchas felicidades por este día histórico como bien ya lo hemos expresado. Muchas felicidades a todo el pueblo de Oaxaca. Estimado paisano y amigo, diputado Carlos Ramírez Marín, presidente de la Cámara de Diputados; subgeneral Salvador Cienfuegos Zepeda, secretario de la Defensa Nacional; estimado almirante Vidal Francisco Soberón Sanz, secretario de Marina; doctor José Antonio González Anaya, secretario de Hacienda y Crédito Público; estimado licenciado Gerardo Gutiérrez Candiani, muchas gracias Gerardo, titular para el Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales.

Distinguidas y distinguidos servidores públicos federales, estatales y municipales, señoras y señores empresarios, saludo a todos, muchas gracias por su atención. Amigas y amigos todos: innovar para conquistar el futuro, esta frase corresponde a la visión que compartimos en Yucatán con todo México.

Una visión consciente de que participar competitivamente en los nuevos procesos económicos del siglo 21 requiere estar siempre listos para dar un paso más. Un paso más en la apuesta por la investigación científica que derive en el desarrollo de nuevas tecnologías.

Un paso más en la confianza en que el talento y el capital humano son el recurso más valioso por su gran capacidad transformadora. Un paso más en la determinación del sector privado para invertir en manufacturas avanzadas y también, un paso más para consolidar el enorme potencial que le da a nuestro país la reforma de telecomunicaciones.

Hoy, junto a usted señor Presidente, bajo su liderazgo, estamos dando este paso: el más importante y el primero. La declaración de la Zona Económica Especial que se ubicará en el municipio de Progreso es, sin duda, el inicio de un nuevo rumbo para Yucatán.

Un rumbo que emprendemos, sin duda, con un gran (inaudible), porque en estos últimos años Yucatán se ha distinguido como un polo científico y uno de los principales exponentes del sector de las tecnologías de la información y la comunicación.

Y esto ha permitido que la academia, el sector privado y las autoridades gubernamentales, es decir, la triple hélice, hablemos un lenguaje común. Tecnologías para la trazabilidad alimentaria, brazos robóticos para la extracción petrolera, minerías de datos que prevean comportamientos comerciales, aplicaciones móviles para el monitoreo educativo o de enfermedades, componentes para celdas solares, son algunos ejemplo del lenguaje de la investigación, de innovación que hoy se investiga y se desarrolla en Yucatán.

Investigación y desarrollo que forman parte, como bien ya se ha expresado, de un gran ecosistema. Yucatán cuenta con una relevante masa crítica de investigadores, la quinta más importante del país, 2.9 investigadores por cada 10 mil habitantes.

Y sólo por nombrar una especialidad, se concentra el mayor número de matemáticos de todo el país. Asimismo, en cuanto a información universitaria, actualmente en Yucatán el 26 por ciento de los universitarios estudian una carrera relacionada con las áreas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

El 19 por ciento de la población estatal ha concluido los estudios del nivel superior por encima del promedio de la OCDE.

Además gracias a su apoyo señor Presidente, hoy contamos con la nueva Universidad Politécnica de Yucatán, la primera especializada en tecnologías de la información y comunicación, que coloca a nuestros estudiantes a la vanguardia del conocimiento.

El Parque Científico y Tecnológico que usted inauguró hace algún tiempo señor Presidente, es la expresión material del ecosistema para la educación y de una política de estado sólida y continua.

Geógrafos, investigadores en nanomateriales y expertos en el Internet de las cosas, encuentran en Yucatán y en su Parque Científico un espacio ideal para sus actividades profesionales y fundamentalmente vincularse de manera efectiva con el capital productivo.

Y justo ese es el punto clave de la Zona Económica Especial de Progreso Yucatán. El vínculo efectivo entre la fórmula de investigación, más desarrollo y el capital productivo. Ese encuentro efectivo es lo que en verdad provoca la innovación.

Innovación para ser más productivos, más sustentables, más competitivos. Innovación para contar con nuevas soluciones y productos para una economía global y digital, inmersa en una cuarta revolución industrial, en la que debemos participar todos con todas nuestras capacidades.

Capacidades que son reales y posibles cuando existen las condiciones propicias. Por eso señor Presidente el pueblo de Yucatán agradece y reconoce profundamente su precisión histórica de declarar la Zona Económica Especial de Progreso. Muchas gracias.

Porque esta Zona significa nuevas y mejores condiciones para atraer inversiones, crear nuevas empresas y fundamentalmente nuevos empleos formales.

Lograr estos efectos positivos en la economía de Yucatán y México, requerirá también un esquema innovador. Un esquema en el que todos aportemos, a partir de una colaboración que pone en valor el marco federal de nuestro país.

Los gobiernos del municipio de Progreso, del estado de Yucatán y de la República, estamos en plena coordinación para establecer las condiciones que promuevan la inversión empresarial y de infraestructura inteligente y en telecomunicaciones.

Y es que, la confianza es indispensable para la atracción de inversiones nacionales y extranjeras. Confianza que los yucatecos estamos dispuestos a construir cada día y darle un seguimiento periódico, para que la Zona Económica Especial de Progreso alcance todos sus objetivos y compita con otras zonas similares en el mundo.

Y a mí me queda claro, señor Presidente, el gran objetivo. Desde el primer día de su mandato, en su Toma de Protesta, definió con precisión cuál debería ser la nueva realidad del sureste de México. La de integrarse plenamente y la de competir en igualdad en la economía global.

Desde hoy, Yucatán, junto con nuestro estado hermano de Oaxaca, así como los de Chiapas, Michoacán y Veracruz, tengan la seguridad que pondremos todo de nuestras parte para que así sea.

Desde hoy, damos el paso, para que la innovación desde Yucatán, conquiste el futuro de México. Muchas gracias.