Gobierno del Estado de Yucatán
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Inauguración Laboratorio Multidisciplinario de Ingeniería Electromecánica en el Instituto Tecnológico Superior de Motul

Viernes, 29 de septiembre de 2017

Discurso pronunciado por el Gobernador del Estado, Rolando Zapata Bello, al inaugurar el Laboratorio Multidisciplinario de Ingeniería Electromecánica en el Instituto Tecnológico Superior de Motul

Motul, Yucatán, 29 de septiembre de 2017.- Muy buenos días. Me da un enorme gusto estar aquí y que el motivo que nos reúna sea, precisamente, la inauguración de este Laboratorio Multidisciplinario, que en un momento más estaremos recorriendo y que, sin duda, va a representar una columna muy sólida para la formación integral de todos los estudiantes de este importantísimo Instituto Tecnológico Superior de Motul.

Permítanme saludar al señor presidente municipal, muchas gracias, presidente; a las distinguidas diputadas, diputada federal, diputada local, siempre por todo su apoyo; me da muchísimo gusto saludar al maestro César Pérez Flota, director General de este Instituto, flamante director General, saludarlo y reconocer, en cada uno de los integrantes de la planta académica, la planta administrativa y la planta laboral, ese compromiso que tienen con la juventud.

Nos consta que este es un instituto que, a 17 años de haberse inaugurado, cada día va evolucionando, va fortaleciéndose y eso es producto de un trabajo de todos, de una gran familia que hoy encuentra renovados bríos, precisamente con estas nuevas instalaciones, y con esta voluntad y disposición de todos los trabajadores y servidores, desde su director General. Muchas felicidades, César, y el mayor de los éxitos, que sabemos que vas a tener en esta responsabilidad.

Y a cada uno de los jóvenes estudiantes, señoritas que están aquí estudiando, yo les veo y siento una gran emoción, siento una gran emoción al saludar a todas las autoridades, funcionarios que se encuentran aquí; una gran emoción, porque veo en ustedes, como lo he expresado en diferentes momentos, la mayor de las fortalezas para Yucatán.

Fíjense: hemos escuchado ya un planteamiento de una visión muy clara de lo que representa el papel de la educación para la formación integral de todos ustedes y su papel en nuestro estado, como bien lo ha expresado el director General, el maestro César Pérez Flota.

Hemos escuchado, con una gran precisión, la importancia de la formación práctica en ese proceso educativo y la importancia de contar con los elementos para esa formación, como es el caso de un laboratorio, y de diferentes elementos y herramientas, como bien lo expresó el doctor Raúl Godoy Montañez con la maestría que lo caracteriza.

Hemos escuchado en la voz de Karla esa descripción puntual del contenido de los laboratorios y esa vinculación con la formación de cada carrera, y algo que dijo ella que es muy importante: la vinculación, también, con el proceso práctico y los procesos de investigación que existen en el estado, porque en Yucatán existe una gran plataforma de investigación, innovación, que está a disposición de ustedes.

Y esa reflexión con la que ella cerraba su intervención, pues es digna de mencionarse, el hecho de que las ingenierías están llamadas, precisamente, a ir transformando nuestra realidad, nuestro mundo, y no es ninguna casualidad que sean precisamente las ingenierías las carreras que han obtenido mayor crecimiento en los últimos años en nuestro estado.

Y no es casualidad, también, que podamos decir con mucho orgullo que, de los países miembros del OCDE, México es el cuarto lugar con mayor número de jóvenes en las ingenierías, que es un indicador que refleja cómo van las sociedades y las naciones en este tema porque, a fin de cuentas, cuando se habla sobre desarrollo, uno siempre debe pensar que debe encaminar sus pasos hacia donde está yendo el futuro.

Y el futuro no lo determinamos unilateralmente nosotros; vivimos en un espectro global donde las propias tendencias van marcando los espacios de éxito, de producción, de innovación, y ahí es donde cada uno de nosotros debe de encontrar y generar los espacios de oportunidad, y en el caso particular de Yucatán, yo hago, ante todos ustedes, una expresión estadística pero, sobre todo, realistamente sustentada: hoy, en Yucatán, tenemos la mejor preparada de nuestros jóvenes y nuestros estudiantes.

El número, el volumen de jóvenes que están en el nivel medio superior y en el nivel superior rebasa los 170 mil; esa es la juventud que está formándose hoy en Yucatán, en las aulas de educación media superior y superior, y son ustedes, precisamente, los que nos hacen mirar a todos los yucatecos el futuro con optimismo.

Y habiendo escuchado estas intervenciones tan puntuales sobre el motivo que nos reúne, yo quisiera centrarme en una reflexión: en el futuro de ustedes; ese futuro que yo sé que significa mucho para todo Yucatán pero sobretodo significa mucho para sus padres, para sus hermanos, para sus familias, porque saben qué jóvenes, yo sé perfectamente que junto a cada uno de ustedes, casi 800 estudiantes de este instituto, hay una historia personal, una historia de vida.

Y sé perfectamente que, en el mayor de los casos, esa historia personal es una historia de esfuerzo, de sacrificio, de oportunidades, que a lo mejor sus padres no tuvieron, de estudiar un nivel superior, y si ustedes me preguntan "¿cuál es la máxima aspiración o una gran aspiración que tienen ustedes y sus padres?", yo estoy seguro que pudiéramos decir ese momento tan importante, que sé que llegará, que ustedes tengan un título cuando egresen aquí de la institución y tengan sus títulos que los acredite como ingenieros en las diferentes materias en las que están estudiando.

Pero sé también que hay un momento más importante aún que ese y, ¿saben cuál es? El momento en el que ustedes se incorporen a la vida productiva; es decir, tengan un empleo, tengan su propio proyecto, desarrollen su propio proyecto y se desarrollen profesionalmente en el ámbito para el cual estudiaron, se prepararon, y también sé perfectamente que ese momento llegará en la medida en que todos ustedes hagan la parte que les corresponde: estudiar.

Y nosotros, como autoridades, haremos nuestra parte, que es poner a su disposición las herramientas para que tengan una formación integral, pero también es indispensable que en nuestro estado existan las condiciones de crecimiento y desarrollo para albergar todo el capital humano que ustedes representan. Esto es, uno puede tener su título, sí, pero si en su estado no se está dando una dinámica económica y de crecimiento, entonces ¿qué es lo que sucede?

Muchas veces, uno tiene que agarrar su título e irse a trabajar a otra parte, o bien, acabar trabajando en algo que no es precisamente en lo que estudió, y eso es lo que no queremos en Yucatán. Y hoy están dadas las condiciones para que, en el futuro inmediato, todos ustedes encuentren un cauce adecuado para su actividad y para su vida productiva.

Y se los digo de forma muy concreta: para que haya inversión y se generen empleos, y se generen espacios y oportunidades laborales de calidad, tiene que haber crecimiento económico. Hoy, Yucatán, en este 2017, está creciendo a un seis por ciento del Producto Interno Bruto; en 2015 y 2016, creció a un cuatro por ciento.

Y eso, ¿es mucho o es poco? La economía de Estados Unidos está creciendo a un ritmo de un punto del Producto Interno Bruto; la economía de México, que es de las más destacadas en toda Latinoamérica, está creciendo al dos, 2.5 por ciento, y nosotros, en este 2017, los indicadores que llevamos hasta este momento, nos marcan un crecimiento de alrededor del seis por ciento. Eso es lo que está sucediendo en Yucatán.

¿Y cuáles son las ramas de crecimiento? Podemos hablar, por supuesto, de un proceso de reindustrialización; el sector que mayor crecimiento y pujanza tiene hoy en Yucatán es el sector industrial, el sector secundario. En todo lo que va de 2017, escúchenme bien, todo lo que va de 2017, de los 32 estados de la República, el estado que va en primer lugar, primero, en mayor crecimiento industrial, ¿saben cuál es? Yucatán.

Yucatán es el estado con mayor crecimiento industrial y ese crecimiento está generando más inversión, está haciendo que muchas industrias pongan sus ojos en Yucatán y está generando también una expectativa de preguntarse qué capacidad tiene Yucatán para proveerme del capital humano que yo necesito.

Y la respuesta es muy concreta: ahí tenemos a los ingenieros industriales, en electromecánica, en electrónica que están en las aulas, a ustedes, ustedes son ese capital humano por el cual preguntan las empresas de Yucatán, de México y todo el mundo, que hoy ponen los ojos en nuestro estado y preguntan qué está sucediendo en Yucatán, porqué está creciendo de esa manera.

Son múltiples las circunstancias que están atrayendo a los inversionistas pero, sin duda, la capacidad que tiene Yucatán hoy para formar capital humano, particularmente en ingenierías, es precisamente una de nuestras fortalezas, y no únicamente el hecho de decir que nosotros los formamos y aquí egresan, no, lo sabe el doctor Godoy, porque ha estado en este proceso estos años.

Empresas que hoy vienen y que están a punto de abrirse como Leoni, una empresa fundada en 1912, proveedora de la VMW, de la Mercedes Benz, etcétera, antes de tomar una decisión, visitan los centros educativos, ven sus laboratorios, revisan qué talleres tienen, ven cómo se forman esos jóvenes y yo estoy seguro que, el día de mañana, vendrán muchas empresas y recorrerán este instituto y dirán "aquí se forman jóvenes con las actitudes y con las habilidades que necesita mi industria".

Y qué decir del tema de electrónica, del tema de sistemas computacionales, aquí muy cerca vamos a tener un gran espacio de oportunidad, que es una Zona Económica Especial. Esta Zona Económica Especial que estará muy cerca de aquí, en la carretera Mérida-Progreso, será una Zona que, en los próximos años, prevé la contratación de alrededor de 20 mil empleos. ¿Qué es una Zona Económica Especial? Es un espacio donde a las empresas que ahí llegan se les dan diversos tipos de incentivos, fiscales y de diferente tipo, para atraerlos y para que ahí se establezcan.

Y esta será una Zona llamada de "nicho", que quiere decir "especializada", ¿y saben en qué se va especializar? En industrias vinculadas con la manufactura de bienes o la generación de servicios de valor tecnológico, vinculados, en muchos de los casos, con las tecnologías de la información y comunicación, con la electrónica.

Y ahí precisamente tendrán un gran cauce de oportunidad todos quienes hoy están en la ingeniería electrónica, de sistemas computacionales, ahí está este espacio de oportunidad. "Oye, Rolando, pero eso que estás diciendo ¿será?". Bueno, ya existe un dictamen aprobado y favorable, y lo que sigue próximamente es que venga el decreto y todas estas cosas han estado sucediendo muy rápidamente en Yucatán.

Están generándose las oportunidades y el estado las está tomando, y también para quienes están estudiando hoy energías renovables, bueno, qué decir de que, de las 14 licitaciones que hubo para proyectos de energía renovable, eólica y solar, la más reciente licitación, de las 14 que hubo en todo el país, y nueve se asignaron a Yucatán; fíjense: de 14 para todo el país, nueve acá. Ese es el potencial que tiene Yucatán.

Fíjense: el viernes estuve en Dzilam Bravo, pero antes, estuve en Sucilá, fuimos allá a inaugurar unas obras; estaba yo yendo en la carretera y digo "y eso, ¿qué es?". Estoy rebasando un tráiler con un aspa de un aerogenerador, yo creo que medía como 40 metros, ¿cuánto, ingeniero? Imagínense el aspa de un abanico de 52 metros, 52 metros el aspa que es la mitad, porque otra aspa es la otra mitad, o sea, al dar la vuelta, hace 104 metros de diámetro.

30 de esos va a haber aquí en Dzilam Bravo, y va a haber otros en Progreso y, si no estoy mal, por acá por Suma, en Motul. Bueno, estos que les digo no entran dentro de los nueve, o sea, que ya son como 11 o 12. En fin, ¿qué les puedo decir? Son realidades que ya están sucediendo en Yucatán y que, en corto tiempo, esos que vinieron en un barco desde China, que ya se están transportando para allá, en corto tiempo, ustedes podrán ir a verlos ya funcionando, en unos cuantos meses.

Ese es el Yucatán del siglo XXI, jóvenes; es el Yucatán del siglo XXI, en el cual ustedes juegan un papel fundamental, porque les quiero decir que, sin excepción alguna, todas esas empresas que hoy están viniendo a invertir en Yucatán grandes recursos, antes de tomar una decisión –y aquí está el doctor Godoy, aquí está Ricardo, que tienen a su cargo el tema de la educación superior o del último tramo de formación–, antes de venir, ¿qué es lo primero que hacían, Ricardo?

Antes de venir, se sentaban con nuestra gente y decían "¿qué carreras tienes, qué ingenierías tienes? Esa ingeniería, ¿qué matrícula? ¿Qué carreras lleva? ¿Qué flexibilidad tiene? ¿Qué tanto se puede adecuar tu matrícula? ¿Cuántos egresan?". Todo, una radiografía, todo relacionado a la capacidad que tenga el estado para formar a los profesionales que yo necesito en mi empresa.

Por eso, empezaba mi mensaje diciéndoles "hoy vengo a hablar de su futuro y hoy vengo a decirles de la gran esperanza que tiene Yucatán en ustedes", porque ustedes hoy son la principal fortaleza para que Yucatán mantenga ese rumbo, ese camino, porque el rumbo que tiene hoy Yucatán es un rumbo de crecimiento económico, es un rumbo de desarrollo, es un rumbo de certeza, es un camino que sabemos hacia dónde queremos llegar y cuáles son los pasos que tenemos que dar.

Y por eso reitero, en ese papel y en esa responsabilidad que tiene el Estado, que es garantizar que nuestros jóvenes tengan una formación integral vinculada a la ruta de crecimiento y de dinámica económica que tiene el estado, yo creo que es la tarea más relevante que podemos hacer y, por eso, me da un enorme satisfacción participar con ustedes en la inauguración de este laboratorio que será, sin duda, una columna muy importante para garantizar el crecimiento, el fortalecimiento de esta gran institución y la formación de todos y de todas ustedes.

Jóvenes, su futuro es luminoso, su futuro tiene grandes espacios de oportunidad, su futuro está ahí, esperándoles y yo creo, o mejor dicho, estoy seguro que todos ustedes, enalteciendo ese gran sacrificio que hicieron sus padres y que ustedes los han visto desde que estaban chicos, y que ahora continúan viendo el esfuerzo que ellos hacen, yo sé que ustedes lo van a enaltecer de la mejor manera posible.

Siendo ciudadanos de bien, ciudadanos productivos para generar bienestar a su familia, a su comunidad y a este gran, gran estado de Yucatán, que forma parte de esa gran fuerza de México que hoy, más que nunca, pone su mejor rostro de solidaridad y de unidad. ¡Enhorabuena, jóvenes, y a echarle muchas ganas!