Gobierno del Estado de Yucatán
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Entrega de cheques del programa Créditos Sociales

Sábado, 23 de septiembre de 2017

Discurso del Gobernador Rolando Zapata Bello durante la entrega de cheques del programa Créditos Sociales

Mérida, Yucatán, 23 de septiembre del 2017.- Saludo a las mujeres que las veo acá ya con su crédito en sus manos, de diferentes municipios, eso me da mucho gusto.

Quiero saludar a los presidentes y a las presidentas municipales, vamos a darles un aplauso, que se paren para que les aplaudamos, muchas gracias.

Y muchas gracias porque ellos siempre están pendientes, gestionando, porque ellos saben muy bien, nos ayudan porque saben quiénes son las personas que están trabajando, que se lo merecen, que le echan muchas ganas.

Por supuesto agradecerle a nuestra senadora Angélica Araujo por todo su apoyo en la Cámara de Senadores, lo mismo que a la diputada Zacil Moguel, Panchito Torres, a nuestros diputados locales que se encuentran aquí, que se paren para que les aplaudan.

Ahí está Jervis, ahí está Charito, Elizabeth, María Esther, Chucho, todos aquí presentes. Por supuesto quiero saludar a mi esposa Sarita Blancarte, Presidenta del DIF.

Fíjense que ahorita precisamente en estos días que son muy importantes de solidaridad por lo que vemos que está pasando en otros estados, está temblando y que ha habido muchas afectaciones es importante señalar que el DIF ha estado realizando una labor muy importante captando donativos.

Todavía ahorita que termine el evento vamos ir a dar un banderazo de 30 toneladas de víveres, ya se fueron más de 100 toneladas, ahorita vamos a enviar más y yo aquí frente a ustedes quiero agradecer a todo el pueblo de Yucatán que ha estado respondiendo de manera de abundante, generosa para que podamos apoyar a otros estados hermanos así como ellos nos han ayudado cuando en Yucatán en otras ocasiones lo ha necesitado.

Así que un plauso para todas las y los yucatecos, de igual manera agradecer a don Carlos Campos Achach, muchas gracias Carlos, presidente del Consejo Coordinador Empresarial y es muy importante que trabajemos coordinadamente porque los empresarios siempre nos lo han dicho, la base más importante de la actividad económica está en los pequeños negocios, hay que apoyarlos, darles las condiciones para que florezcan y una de esas condiciones es el financiamiento, que es lo que hoy están recibiendo todos ustedes.

Y por supuesto aquí con todos los funcionarios coordinados, particularmente en este caso en todo lo que se refiere al desarrollo social, al combate a la pobreza pero desde una perspectiva de productividad, combatir la pobreza apoyando a la gente para que se genere sus propios ingresos y pueda atender las necesidades de su familia.

Quien coordina todo eso en el Gobierno, Desarrollo Social, es aquí mi amigo el secretario Mauricio Sahuí Rivero, muchas gracias Mauricio y a todo su equipo, a las compañeras y compañeros de la Secretaría de Desarrollo Social.

Lo quiero decir porque fíjense, nosotros estamos aquí y estamos entregando ya los apoyos, los cheques, todo, pero detrás de todo esto hay un gran trabajo y ustedes lo saben, hay un gran trabajo en el que ustedes van, meten su solicitud, las entrevistas, todo, así que todas las y los compañeros de la Sedesol muchísimas gracias.

Del IYEM, muchas gracias Paco, sabemos que trabajas muy fuerte, Alaine, del instituto de la mujer, porque esto como bien se dijo, son unos créditos que se daban desde el principio de la administración pero hace dos años platicábamos con Mauricio, con Alaine y dijimos vamos dárselo exclusivamente a las mujeres porque las mujeres son las que vemos que tienen ese espíritu emprendedor.

También, son muy cumplidoras y lo vemos en el porcentaje de la devolución y sobre todo el ingreso que reciben lo llevan para los hijos entonces por eso le dimos este giro y ahora así como ven puras mujeres trabajadoras, esforzadas y además muy guapas.

Muchas gracias Chucho de CDI, bueno todos aquí y ya hace un momento Mauricio decía para qué se hicieron estos créditos, y también hace un momento María Dolores, aquí quiero agradecerle sus palabras y ese ejemplo de tesón, trabajo por sacar adelante a su hijo que es la historia de muchas mujeres que yo sé que trabajan y le echan muchas ganas.

Ella decía algo que yo quiero subrayar, ella decía "pues yo trabajaba en un lugar, pero no me pagaban lo que consideraba que debía de ganar y pues yo puedo por mí misma hacer mi propio negocio, salir adelante".

Y qué es lo que faltaba, pues yo entiendo que un capital, un recurso para arrancar y sé perfectamente que para muchas pequeñas empresas como las que ustedes representan, negocios familiares que muchas veces se tienen en la casa y trabaja una, dos personas o más, no es sencillo tener financiamiento, uno puede tener la mejor intención pero ves que te está yendo bien, yo me acuerdo de un caso de un municipio de una panadería que le estaba yendo bien pero lo hacían todo en el horno de la casa, fabricaban 100 panes al día, pero veían que podían teniendo una amasadora, un horno, entonces ya no iban a fabricar 100 panes, sino podían fabricar 500 o más.

Pero dicen voy al banco y la verdad no me dan crédito porque me piden una garantía o me piden unos intereses o simplemente no tengo el historial crediticio y no me lo dan y entonces qué hizo, en este caso era un señor, dijo "sí me va bien". Entonces fue con un prestamista, pidió 30 mil pesos pero le pusieron unos intereses como el 10 por ciento pero mensual.

Y aquí los presidentes municipales lo saben, 10 por ciento mensual, imagínense, le dan 30 mil pesos tienes que pagar entonces tres mil pesos mensuales sólo de intereses, más el capital, qué pasó, no pudo pagar y cerró su panadería, y prácticamente un pleito porque le querían hasta quitar su casa.

Y yo sé que esa historia son historias que se dan en muchos lados y por eso nosotros dijimos tenemos que hacer un instrumento que la gente que quiera trabajar, que quiera crecer, que le haga falta una amasadora, los hilos o las telas, que necesite hacer un cuarto más en su casa para poder ahí poner sus máquinas, lo que necesite, cada quien sabe bien lo que necesita.

Pues tenga este recurso que yo sé perfectamente que le sirve para salir adelante y para avanzar. Y Mauricio decía algo muy importante, ¿ya llevamos cuántos Mau? Dos mil 500 por allá, más los de hoy, o sea dice Mauricio dos mil 987, fíjense prácticamente tres mil, tres mil personas como ustedes que han recibido la confianza y el apoyo para salir adelante.

Y yo no lo veo como una estadística de números, tres mil créditos entregados, no. Lo dijo Mauricio muy bien, cada una de ustedes es una historia de vida, es una familia, es una vida que este apoyo, pueden ir mejorando, pueden ir transformando.

Y yo les quería pedir un favor, porque aquí yo me siento muy contento porque sé la emoción de ustedes. Ya están esperando a que termine el evento para que vaya a cambiar su cheque y comprar máquinas, ¿o no es cierto?, ¿están ilusionadas?

Si a mí me dan el dinero para que yo compre mi máquina de coser, pues ya quiero ir a la tienda a comprarla ¿verdad? Pero yo les quiero pedir un favor, que alguien de aquí me cuente su historia, a qué se dedica, cómo le ha servido el dinero, cómo se siente ahorita, así rapidito, cualquier persona, ¿quién dice yo? Alguna mujer, a ver, aquí.

Buenos días, ¿de dónde viene y a qué se dedica?, ¿para qué le va a servir el apoyo?

Testimonio.- Buenos días, antes que nada muchas gracias señor Gobernador por todos estos apoyos. Levanté la mano muy segura de mí misma porque estoy segura que mi historia más que verdadera. Mi esposo y yo quedamos desempleados hace unos años atrás y me acerqué primero a ver qué programas habían para que nos apoyaran porque en realidad ya no podíamos estar empleados en ninguna empresa, nos pedían muchos requisitos diferentes y con todos los gastos, la familia y muchos compromisos como todas que estamos aquí.

Inicié mi negocio como un sueño, apoyado por la Secretaría del Trabajo con un programa de autoempleo, que muchas personas decían "no funciona, no sale, es muy difícil". Finalmente, nos acercamos a la Secretaría, cumplimos con los requisitos, presentamos nuestro proyecto. Primero fuimos favorecidos con el equipo.

Gobernador.- ¿De qué giro es?

Testimonio.- Es de comida, de alimentos. Empezamos como asadero de carnes y como vimos que era factible que funcionara, nos avocamos al 100 por ciento, ahora sí que "le echamos toda la carne al asador" y empezamos a trabajar ya todos los días de lunes a viernes ya de lleno.

Bendito sea Dios, con el trabajo y con el apoyo del Gobierno que nos dio, que fue fundamental, de trabajar en una estufa de casa a trabajar con un equipo industrial, pudimos dar mejores servicios, podemos cubrir la demanda de la gente.

No omito decir que cada día abren así como nosotros tres competencias y con el afán de seguir creciendo hemos generado empleos, seguimos trabajando, y hoy agradecida con el programa de Sedesol. Hoy estamos bendecida primero que nada por Dios por la salud, por la vida, por estar aquí, y después por ustedes que no san apoyado, que han creído en nosotros, que hoy sin pedirnos un peso de aval, ni firmar escrituras de casa, como bien dijeron, con créditos que vamos a pagar con nuestro esfuerzo sino que va para nuestra familia.

Quiero agradecer en nombre de todas ustedes también, porque como mi historia hay muchas, que los programas del Gobierno si funcionan, yo nací en uno de ellos. Agradezco mucho la confianza y con ustedes nuevamente aquí.

Y como usted en algún momento dijo, y lo tengo bien grabado y estoy segura como muchas de las que estamos aquí, en Yucatán los compromisos se cumplen. Muchas gracias.

Gobernador.- Eso me gusta, ¿cómo se llama usted?

Testimonio.- Elsa Cortés

Gobernador.- Elsa, muchísimas gracias.

Testimonio.- Agradezco para saludar a mi padre que también nos acompaña, porque gracia a él tendemos el ejemplo de trabajo y de vida.

Gobernador.- ¿Dónde está tu papá? Que se pare, un aplauso; ejemplo de trabajo, de buena gente, de vida. Muchas felicidades.

Testimonio.- Gracias Gobernador, primero que nada soy yucateca, y yo creo que ese es el mejor compromiso que podemos tener.

Gobernador.- Gracias Elsa, muchas gracias. Alguien más había levantado su mano por aquí. Eso es importante, ese testimonio de vida, de luchar, de esforzarse, de echarle ganas, a ver, ¿quién más quiere decir algo de algún municipio?

Ustedes saben que cuando se sacó la convocatoria pues fueron muchas personas, cuando me hablo Mauricio me dijo "aquí están las personas" y hubo bastantes solicitudes y que bueno, porque hay la confianza. La primera vez que la abrimos no fue mucha gente, ¿saben por qué? Porque mucha gente dijo "ah, ni van a dar nada", de veras.

Ahora me da mucho gusto porque sé que la gente ya tiene confianza, sabe que se le cumple. Van más y se hace una revisión, ustedes saben hay un proceso de entrevista, se revisó, se analizaron y se dio, con la ayuda del Instituto de Emprendedores, con equipo profesional y de la Sedesol, y se vieron cuáles son los proyectos que se consideran que tiene mejores posibilidades de éxito.

Y ustedes fueron las que claro. Pero también hay otras personas que lo piden que lo necesitan y saben cómo los puedes ayudar ustedes, a que esas otras mujeres que también lo necesitan puedan recibir su crédito, ¿saben cómo las pueden ayudar?, a ver, ¿quién me lo dice?

Sí ustedes devuelven ese recurso, nos sirve para dar más. Así que muchas gracias dona Elda, ¿alguien más? Del algún municipio, yo sé que de 52 municipios, porque se está apoyando a Mérida. Adelante compañera, 52 municipios se están apoyando.

Testimonio.- Muy buenos días a todos, especialmente agradecerle a usted como Gobernador y aquí al señor Secretario.

Gobernador.- Yo sólo quiero terminar diciendo dos cosas, bueno tres. Una, ustedes deben saber que es crédito cuando terminas de pagar, si lo pagó bien, si fue puntual y lo cumplió, puede pedirlo de nuevo y se le vuelve a dar, ¿verdad Mauricio? Creo que la vez pasado hubo renovaciones, se hace en mayo.

Se hacen renovaciones cuando terminan de pagar el crédito, sí fuiste puntual y cumpliste, quienes derecho a que se te dé nuevamente para que sigas y le eches muchas ganas.

Y la otra es que les venimos diciendo, fíjense, aquí se están entregando casi 500 créditos. Y yo sé que con esto que se les da, cada una de ustedes lo que va a invertir le va a permitir contratar a lo mejor a una persona o a lo mejor a dos, o a lo mejor a tres, o hasta a cuatro. O sea, que si le ponemos un promedio, pues podemos decir que estos créditos van a servir para que más de mil o dos mil personas se vean beneficiadas directa o indirectamente.

Y eso es algo que también me da una gran satisfacción. De verdad, felicidades Mauricio y a todo el equipo de la Sedesol porque se ve que han hecho un buen trabajo. Lo primero es que han tratado bien a la gente, eso es importante y se está dando el resultado y se está cumpliendo, que es lo más importante.

Y lo último que quiero hacerles es una pregunta, contéstenme de corazón: ¿están contentas? Pues yo estoy más contento porque las veo muy contentas. Les quiero mucho, vayan a trabajar y vayan a sacar adelante a su familia. Muchas gracias.