Gobierno del Estado de Yucatán
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: XLI aniversario del Isstey

Jueves, 7 de septiembre de 2017

Discurso pronunciado por el Gobernador Rolando Zapata Bello en el aniversario XLI del Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores de Yucatán

Progreso, Yucatán, 7 de septiembre del 2017.- Muchas gracias, muy buenas tardes. Me da muchísimo gusto que estemos aquí juntos esta tarde y que lo que nos reúna sea una ocasión tan importante como el 41 aniversario del Isstey.

Yo quiero en primer lugar saludar al señor presidente municipal, gracias José Cortés Góngora, presidente municipal de Progreso, saludar a la directora, a la licenciada Gabriela Cáceres Vergara y subrayar que estoy seguro que la presencia de una servidora pública como Gabriela en la dirección del Isstey le da ese elemento de sensibilidad, de compromiso que ella ha demostrado durante muchos años en servicio público y que hoy viene a formar parte de esa gran familia del Isstey para volcar ese compromiso junto con todos ustedes en momentos muy importantes para el Instituto, para todos los servidores públicos de Yucatán y fundamentalmente para los yucatecos.

Así que muchas gracias Gaby por todo ese esfuerzo, todo ese entusiasmo y sobre todo por esa determinación de siempre ir formando equipo para conseguir los propósitos que nos va marcando la tarea cotidiana.

Yo agradezco y saludo a Jervis García Vázquez, muchas gracias, secretario General del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Poder Ejecutivo e Instituciones Descentralizadas. Al profesor Luis María Aguilar Castillo, gracias, secretario General del Comité Ejecutivo de la Sección 57 del SNTE, de igual manera al maestro Javier Álvarez Ramos, representante del Comité Ejecutivo Nacional del SNTE.

Por supuesto a José Manuel González, Pepe, un honor saludarte, líder del Sindicato de Trabajadores del Isstey, así como a Landy, Irene, Pedro Francisco, Liliana, doña Eva, muchas gracias a ellos que muy bien representan a los más de 100 trabajadores que este mañana reciben sendos reconocimientos por años de servicio prestados en esta noble institución.

Hace un momento precisamente cuando Landy comentaba que recibimos esta semana la mención de ser el Gobernador mejor evaluado de México, yo lo primero que pienso y se los digo con mucha emoción es que a fin de cuentas la evaluación que se le hace a un gobernador en realidad es la evaluación de todo un gobierno.

Y un gobierno no es un concepto abstracto, un gobierno es una institución formada por seres humanos, por hombres y mujeres que todos los días brindan un servicio, prestan atención, atienden a una función pública que la ciudadanía está esperando.

De manera que un gobernador no es más que el reflejo del quehacer cotidiano de todo su gobierno, por eso yo hoy les digo muchas gracias, muchas gracias porque en ustedes veo a la representación de todo el Gobierno del Estado, de todos los servidores públicos del estado que todos los días le echan muchas ganas para cumplirle a la gente.

Y saben algo, yo me siento satisfecho, pero también muy comprometido porque llegamos ya a cinco años de Gobierno, tenemos frente a nosotros un año, que tenemos que redoblar el paso para garantizar que esos resultados que la gente esperó de nosotros cuando nos depositó su confianza precisamente hace cinco años, sean resultados duraderos, que trasciendan a mi administración, porque mi administración concluirá pero el buen paso y el buen rumbo de Yucatán no debe concluir, todo lo contrario.

Y aquí aprovecho para compartir con ustedes, fíjense había traído yo acá mi discurso, pero la atmósfera, los comentarios me motivan más a reflexionar con ustedes que son mis amigas y mis amigos sobre ese tema, el rumbo de Yucatán y la función de su Gobierno.

¿Cuál es la principal función de un gobierno en el desarrollo de una sociedad, en el desarrollo de un estado? Es una función muy concreta, propiciar el crecimiento económico y garantizar una justa distribución de la riqueza, en eso se sintetiza.

Porque si tu propicias el crecimiento económico, entonces se está dando la inversión, se están generando empleos y esos empleos están permitiendo que la gente tenga bienestar, pero si tu generas nada más un crecimiento económico, pero no cuidas y garantizas que se dé una justa distribución de la riqueza a través de una política de desarrollo social, entonces los ricos se hacen más ricos y los pobres se hacen más pobres, y entonces no tenemos una visión de buen gobierno.

Tiene que haber entonces equilibrio y qué podemos decir hoy en Yucatán con resultados, porque buenas intenciones o ideas pueden haber muchas, pero los resultados son muy concretos. La economía de Yucatán está creciendo hoy al cuatro por ciento del Producto Interno Bruto.

¿Y eso es mucho o es poco? Bueno, la economía de Estados Unidos está creciendo alrededor de un uno por ciento, la economía de México está creciendo dos, 2.5 por ciento y es la economía que más está creciendo en todo Latinoamérica.

Hay muchos países que con todos los fenómenos globales y económicos, en vez de crecer están decreciendo, tienen números negativos en su Producto Interno Bruto, nosotros hemos crecido los últimos dos años al cuatro por ciento del PIB, y este año vamos en el seis por ciento.

Así está yendo la economía en Yucatán. Pero les voy a compartir algo que el domingo les decía a las y los compañeros de la CROC que tuvimos evento estatal, les decía "yo no sé qué pensará o qué sentirá un trabajador que va todos los días, en este caso a una fábrica o a su empleo a trabajar cuando escucha nuestro economía está creciendo, nuestra economía está creciendo en su Producto Interno Bruto al cuatro por ciento anual".

Honestamente a lo mejor no le dice mucho bueno y eso a mí qué, y les decía a ellos como les digo a ustedes, que una economía crezca, lo que propicia es que haya estabilidad en el empleo, porque cuando una economía crece las fábricas cierran, las empresas reducen personal.

Y cuando una economía crece, se necesitan más trabajadores, se generan más empleos, hay más turismo, hay más producción agropecuaria, hay chamba; se generan las condiciones para que haya una derrama económica en toda la sociedad.

Por eso el indicador esencial es a cuánto crece tu economía al año y eso lo mismo mide la economía de un estado o de un país. En ese sentido, la economía de Yucatán va creciendo y va creciendo muy bien.

Pero también tenemos el otro elemento, el elemento de lo que nos duele y nos lastima a todos que es la pobreza. Existe y es una realidad, hay indicadores que miden qué tanta pobreza hay en tu sociedad.

Y todavía la semana pasada salieron los resultados de 2016, comparado contra 2014, y nos da mucho gusto decir cómo en Yucatán la pobreza que le llaman moderada disminuyó por encima de lo que disminuyó en el ámbito nacional y la pobreza extrema disminuyó aún más.

Y eso, ¿cómo se mide la pobreza? Se mide analizando carencias, como la carencia educativa, la carencia en salud, la carencia en calidad de vivienda, la carencia en servicios de vivienda, la carencia alimentaria, la carencia en seguridad social. Todo eso se mide y se ve cómo en un periodo de dos años cómo va, sí está aumentando la pobreza o está disminuyendo la pobreza en Yucatán.

Perdón, en Yucatán, en cada estado y en todo México. Pues bien, en indicadores muy claros, como cuanta población ha rebasado la línea del bienestar, Yucatán ocupó el primer lugar fíjense, es decir, avanzamos muy bien.

Y no lo decimos nosotros, lo dicen quienes se dedican a analizar y a establecer las medidas, y por qué les digo esto, porque eso nos muestra ese equilibrio que estamos alcanzando en el quehacer de toda la sociedad.

Porque lo digo con claridad, esos resultados tan positivos ¿son producto nada más del trabajo del Gobierno? No, no es así, son producto del trabajo de la sociedad y el Gobierno y las autoridades en los tres niveles, el Gobierno de la República, el Gobierno del Estado, los Ayuntamientos, haciendo cada quien la parte que les corresponde.

¿Y por qué comparto con ustedes estas reflexiones precisamente en un día como hoy? Porque esos resultados o en esos resultados está presente la acción del Gobierno. El Gobierno ha estado haciendo la parte que le corresponde porque si no los resultados no se darían.

Y en esos resultados yo quiero hoy, aquí frente a ustedes, extender todo mi reconocimiento a cada una y a cada uno de los servidores públicos de Yucatán, porque esos resultados indican que han estado haciendo su tarea y la han estado haciendo bien.

Nuestras maestras, nuestros maestros, nuestros servidores públicos desde las oficinas públicas, las compañeras y compañeros del sector salud; los compañeros que están trabajando en el campo, quienes están trabajando en el turismo, quienes están trabajando por la economía, quienes están trabajando por servicios sociales, todos. No hay tareas más importantes ni tareas menos importantes.

Hay tareas por realizar y personas y voluntades dispuestas a hacer bien las cosas, y eso es lo que hoy están haciendo las y los servidores públicos de Yucatán en todos los ámbitos de todas las tareas. Y allí, es donde se resalta la función de ustedes como la gran familia Isstey, porque ustedes son los servidores de los servidores, quienes sirven y atienden a los servidores públicos.

Y la forma en la que ustedes atienden a los servidores públicos, les brindan servicios, van innovando veíamos en el informe de acciones para que las prestaciones sean ágiles para que sean acordes a lo que necesitan, para que verdaderamente estén en una condición de prestar bien el servicio que le corresponde a cada quien en su trabajo y en su servicio, en esa misma nuestros servidores públicos tendrán un rostro amable y agradable con el ciudadano para poder cumplir y dar los resultados que hoy podemos decir, le estamos dando a la gente.

¿Podemos sentirnos satisfechos y decir que la tarea está cumplida? No, tenemos muchas tareas, muchos retos frente a nosotros en Yucatán y como yucatecos. Tenemos muchos retos frente a nosotros, precisamente al momento de decir que es indispensable que mantengamos el rumbo, que nuestra economía siga creciendo, que sigamos abatiendo los niveles de pobreza que aún persisten en nuestra sociedad.

Y algo muy importante, que bien se expresó aquí, que hagamos todo esto, economía creciente, desigualdades disminuyendo, en un ambiente de seguridad. Porque mientras existan condiciones para que nuestra sociedad viva en armonía, en paz, entonces tendremos la ocasión para estudiar, para trabajar, para producir; cuando hay seguridad se puede todo, pero cuando se pierde la seguridad, entonces se dan los fenómenos que limitan a una sociedad a seguir avanzando.

Por eso seguimos esforzándonos para garantizar que Yucatán sea siempre un estado seguro; un estado próspero, si, con el crecimiento económico; un estado justo, si, con el combate a la pobreza, pero ante todo un estado seguro que permita que cada quien desarrolle su talento, sus capacidades, sus responsabilidades, sus tareas, su trabajo y su función, siempre en un sólido tejido social, que es lo que nos caracteriza a todos.

Son 41 años de una institución noble, de una institución eficiente, pero ante todo de una institución que vela por esa calidad en la prestación de los servicios a un segmento esencial para nuestra sociedad como lo son nuestros servidores públicos que todos los días ponen su mejor esfuerzo para que a Yucatán le vaya bien y trabajan para que a Yucatán le vaya mejor.

Muchas, muchas gracias, es lo primero que les quiero expresar, bueno, lo primero que les quiero expresar es un decir porque ya me aventé 17 minutos hablando, pero si quiero concluir diciéndoles muchas gracias, muchas gracias porque yo, sí a algo me comprometí al iniciar mi Gobierno, era a siempre tener los pies bien puestos sobre la tierra, y tener los pies bien puestos sobre la tierra me indica que si la ciudadanía evalúa bien a su gobernador, no es por mucho por su gobernador, es por su Gobierno, por sus trabajadores que están trabajando, que están haciendo muy bien las cosas.

Muchas gracias y a seguir trabajando muy comprometidos con todo el pueblo de Yucatán, muchas gracias.

Te puede interesar