Gobierno del Estado de Yucatán
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Asamblea de Clausura del XI Consejo Estatal Ordinario de la Federación Revolucionaria de Obreros y Campesinos del Estado de Yucatán.

Domingo, 3 de septiembre de 2017

Discurso del Gobernado del Estado, Rolando Zapata Bello, en la Asamblea de Clausura del XI Consejo Estatal Ordinario de la Federación Revolucionaria de Obreros y Campesinos del Estado de Yucatán

Mérida, Yucatán, 3 de septiembre de 2017.- ¡Qué enorme gusto me da está con ustedes esta mañana! Como hemos estado, cabe decirlo, cada uno de los años que llevamos en el Gobierno. Antes, ustedes en diferentes etapas y momentos de mi actividad pública, siempre con una gran amistad, me han permitido acompañarles; pero como Gobernador y amigo de ustedes, llevo cinco años de Gobierno y cinco años hemos estado aquí, acompañándoles y eso es algo que les quiero agradecer mucho.

Y quiero pedirle, saludando el primer lugar a compañero Martín de la Cruz Gómez, representante de nuestro amigo el senador Isaías González Cuevas. Quiero pedirle compañero, que transmita un saludo afectuoso al senador, amigo de Yucatán, quien de igual manera ha estado, hay que reconocerlo, aquí en los congresos cada año y hoy sabemos que una causa extraordinaria y desafortunada, como lo es un desastre natural allí en Baja California Sur, hace que él esté allí cumpliendo con su responsabilidad como representante popular y es algo que le reconocemos y le admiramos.

Salude al senador y dígale que sus amigos yucatecos están muy atentos y solidarios a esos esfuerzos del pueblo de Baja California Sur, nuestros hermanos.

Saludar por su puesto a don Pedro Oxté Conrado, don Pedro, agradecerle y reconocerle ese trabajo que se realiza por las trabajadoras y los trabajadores de Yucatán a través de la CROC; siempre esa solidaridad y ese trabajo conjunto que realizan.

Saludar a los diputados y legisladores federales que se encuentran aquí presentes. Muchas gracias al compañero diputado Mario Machuca Sánchez, muchas gracias diputado federal, bienvenido aquí a Yucatán esta que es su casa.

Muchas gracias al diputado Jorge Carlos Ramírez Marín. Jorge Carlos, muchas gracias, presidente de la mesa allá en el Congreso de la Unión, orgullosamente yucateco. Muchas gracias Felipe Cervera Hernández, coordinador de los diputados federales por Yucatán, gracias Felipe.

Muchas gracias Lucely Alpizar Carrillo, diputada federal, lo mismo que a nuestro amigo Panchito Torres, diputado federal, eficiente gestor, muchas gracias.

A los legisladores estatales igual, la diputada Celia Rivas, muchas gracias diputada, presidenta del Congreso. A las y los diputados al Congreso del Estado aquí presentes, muchas gracias a todas y todos.

A los funcionarios que se encuentran aquí presentes, los saludo con mucho gusto y afecto a todos, trabajando juntos, unidos para cumplir y atender las necesidades de la gente. En el ámbito federal, los delegados; en el ámbito estatal, los secretarios; en el ámbito municipal saludar de igual manera a representantes de organizaciones de trabadores hermanas. Está don Mario Tránsito de la CTM, muchas gracias.

De diferentes organizaciones sindicales y representantes de los trabajadores, a todos los saludo con mucho gusto, a todos los saludo con mucho afecto, porque todos en sí, llevan la esencia del mismo compromiso que tenemos todos.

Saludar de igual manera al licenciado Carlos Sobrino Argáez, presidente del Comité Directivo Estatal de mi partido, del PRI en Yucatán, muchas gracias Carlos.

Y a todas y a todos ustedes, compañeras y compañeros a este décimo primer congreso. Yo quiero en primer lugar decirles que les agradezco mucho, porque les decía hace un momento que esta es la quinta ocasión que venimos a estos congresos. Aun cuando durante el año tenemos reuniones, y quiero decirles aquí, a don Martín de la Cruz, que durante todo el año la CROC está siempre atenta y nos invita y participamos en diferentes actividades de diversa índole.

Muchas veces social, apoyando a la gente; muchas veces laboral, siempre trabajando y quiero pedirle que lo transmita así al Comité Nacional y con ello saludar a las y los compañeros del Comité Ejecutivo Nacional de la CROC que están aquí presentes, sean siempre bienvenidos.

Pero esta, sin duda, es una ocasión singular, es el congreso Ordinario Estatal y décimo primero que nos reúne cada año, y nos motiva a hacer reflexiones muy concretas, en este caso, de cómo vamos.

En primer lugar les quiero decir muchas gracias, porque desde la primera ocasión que nos reunimos, y antes aun, mi petición como Gobernador y como yucateco fue unidad y trabajo, que estemos unidos como pueblo y que cada quien trabajando lo que implica cumplir con su responsabilidad.

Y hoy podemos decir que la CROC ha sido una organización aliada y gran apoyo para el bienestar de Yucatán. Quiero decirle, compañero Martín de la Cruz, que como bien lo dijo usted, la CROC es una organización útil para la sociedad, en la atención de sus agremiados, pero también en las causas de toda la sociedad yucateca.

Y quiero compartirles también que cuando veníamos la primera ocasión, el primero y el segundo año, pues de alguna manera era válido decir qué es lo que íbamos a hacer juntos, ¿verdad?, qué íbamos a hacer durante nuestro Gobierno.

Pero ya estamos en nuestro quinto año y aquí más que decir qué vamos a hacer, vale la pena reflexionar qué es lo que hemos hecho juntos, porque ya estamos en el quinto año y no vamos a decir "vamos a hacer esto, vamos a hacer lo otro", sino cómo vamos, porque lo que hemos hecho lo hemos hecho juntos .

Y aquí quiero compartir con ustedes nomás tres reflexiones, tres nada más. Una, ¿cuál es la función y el papel que tiene el Estado, un Gobierno, en el desarrollo?

Ese papel es muy concreto: crecimiento económico, empleo y una justa distribución de la riqueza para que haya un equilibrio, porque no puede haber lo uno sin lo otro.

Y en el crecimiento económico los números son muy concretos: llevamos dos años con la economía de Yucatán creciendo a cuatro por ciento del Producto Interno Bruto, eso es lo que está creciendo nuestra economía. Y en el trimestre de este año 2017 nuestra economía está creciendo a un 6.3 por ciento, eso es lo que está creciendo nuestra economía.

¿Eso es mucho o es poco compañeros? La economía de Estados Unidos está creciendo alrededor de un punto al año, la economía de México, que destaca en toda Latinoamérica, está creciendo al dos o al 2.5 por ciento del Producto Interno Bruto. Es decir, la economía de Yucatán está creciendo casi al doble de lo que está creciendo al de México y la de México está creciendo muy por encima de los niveles de otros países donde, bien lo saben, inclusive están decreciendo o tienen número negativos.

Pero déjenme decirle algo a mis amigas y a mis amigos, a ustedes, que son los delegados, y que detrás de ustedes hay miles y miles de trabajadores, y pedirles, porque son mis amigos, que lleven este mensaje.

Yo hoy en la mañana que estaba haciendo los apuntes para este mensaje, me decía "¿qué le dice un trabajador, que todos los días se levanta y que va a trabajar, y que está pensando que su hijo va a la escuela o la comida, y que hay que ver que en la casa no falte nada; qué le dice a un trabajador que su economía está al cuatro por ciento en el Producto Interno Bruto?"

Sinceramente, creo que no le dice mucho, y se los digo a ustedes como amigos porque así hemos hablado siempre. Yo les pido a ustedes que lleven el mensaje a todos los compañeros trabajadores que el crecimiento económico lo que representa es estabilidad laboral.

Les representa a quienes hoy tienen un trabajo que no tienen la preocupación de pensar que se están cerrando plazas laborales, que es lo que sucede cuando la economía no crece; al contrario, se van generando más espacios.

Que sepan también que se generan mejores condiciones para las empresas donde trabajan, para construir mejores contratos colectivos de trabajo con mejores prestaciones. Eso sólo se puede dar cuando hay crecimiento económico.

Y ese crecimiento económico se da también garantizando que haya nuevos empleos y tenemos datos ilustrativos. Hoy veíamos que Yucatán es el segundo lugar en el financiamiento que reciben las empresas, ¿qué quiere decir esto? Que nuestros empresarios tienen la confianza y certeza y que están adquiriendo financiamiento, para qué, para crecer y desarrollarse.

Estamos hablando de empleos, de empleos formales. En estos cinco años, que en realidad son 58 meses, en Yucatán se han registrado, y aquí está el delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social, 60 mil nuevos empleos registrados ante el IMSS.

¿Y eso es mucho o es poco, compañeras y compañeros? En los dos periodos anteriores en 134 meses, se generaron 52 mil nuevos empleos en Yucatán. Y en estos 58 meses ya son 60 mil nuevos empleos.

Probablemente esos 60 mil, algunos de esos 60 mil nuevos empleos estén sentados aquí, o sean de sus esposas, esposos, hijos, familiares. Una sociedad donde se genera empleo, es una sociedad que puede aspirar al bienestar.

Qué representa o qué le dice a un trabajador que haya crecimiento económico, la respuesta la tienen los compañeros transportistas o de la construcción. Hace algunos meses cuando tuvimos una reunión, de la CROC y la CTM, me lo dijeron de la manera más clara "estamos contentos Gobernador porque hay chamba".

Esa es la gran conclusión, la síntesis que debe sentir un trabajador cuando sepa que en su sociedad hay crecimiento, hay chamba, hay chamba para los compañeros del sector turístico, de la construcción, de las industrias alimenticias, manufactureras, transporte.

Porque cuando la economía crece se derraman los beneficios para todos y para eso estamos trabajando para que haya chamba, para que haya buena chamba en Yucatán. Pero ese crecimiento económico no estaría completo si no tiene una justa distribución de la riqueza.

Porque si se da el crecimiento y no hay garantías para una justa distribución entonces los ricos se hacen más ricos y los pobres se hacen más pobres. Y nuestro sistema y nuestra Constitución le exige a los gobiernos, como lo estamos haciendo, que haya ese equilibrio.

Y hoy podemos decir que con los indicadores y las mediciones que establecen las carencias, que significan la condición de pobreza, en este caso salud, educación, calidad, servicios en la vivienda, seguridad social, alimentación, acaban de salir los últimos resultados de la medición y podemos decir que a México le fue muy bien y a Yucatán le fue muy bien.

Hoy estamos poniendo a la pobreza moderada y particularmente a la pobreza extrema, que es la que más lastima, en los niveles mínimos históricos y vamos trabajando juntos para que esto sea una realidad.

Y les quiero dar un dato nada más, en esas emisiones, que son cifras sí pero que detrás hay miles y miles de personas que sin duda están trasformando sus vidas para mejorar, en esa medición Yucatán apareció como el primer lugar nacional en la disminución de población que vive por debajo de la línea mínima del bienestar.

Y ese es un indicador muy importante, porque habla no únicamente de los elementos que permiten combatir las carencias sociales, sino también de cómo se está moviendo el ingreso en una sociedad. Es algo complejo para explicar pero es algo que se siente, que estamos trabajando juntos y juntos estamos combatiendo a la pobreza.

Estos resultados apenas se dieron el jueves creo, que aquí está el secretario Mauricio Sahuí, secretario de Desarrollo Social y responsable de la política social y tendrá la tarea de difundir estos resultados porque es algo muy importante y ¿saben por qué? Porque esos resultados no son sólo del Gobierno.

Son resultados que estamos construyendo juntos, cada quien está haciendo la parte que le corresponde, los obreros, amas de casa, organizaciones, sindicatos, empresarios, todos estamos haciendo nuestra parte y entonces sí podemos decir que estamos juntos transformando esa realidad.

Y el tercer punto que les quiero aportar es muy importante también, lo dijo aquí el compañero Martín, la seguridad. Para que una sociedad crezca en su economía, para que una sociedad viva en condiciones de bienestar, para combatir la pobreza, para poder vivir en armonía es indispensable que haya seguridad.

Y aquí es muy importante expresarlo, hemos estado trabajando plenamente, sumando esfuerzos, sumando esfuerzos con nuestro Gobierno federal y quiero desde aquí reconocer y felicitar a nuestro Presidente Enrique Peña Nieto, porque ayer presentó su Quinto Informe de Gobierno y ahí las y los mexicanos pudimos escuchar avances en todos los sectores, en la economía, empleo, desarrollo, en el combate a la pobreza y particularmente aquí en Yucatán que trabajamos en plena coordinación con el Gobierno federal y aquí está el secretario Roberto Rodríguez, que es el coordinador del Consejo Estatal de Seguridad Pública, lo sabe bien, nuestros cuerpos federales, al igual que los estatales, los municipales luchan porque la seguridad sea una constante en la sociedad.

Y hay que decirlo y lo digo con toda claridad porque lo expresaba bien también el compañero Martín, acontecimientos que se dan en latitudes hermanas en materia de seguridad nos afectan y nos lastiman también a todos los yucatecos.

Y por eso precisamente hoy hago un llamado a todas las yucatecas y a todos los yucatecos a que redimensionemos el valor de la seguridad que construimos todos los días, a que redimensionemos ese valor y que revaloremos también el papel que nos toca desempeñar a cada uno en este estatus de seguridad que hoy tiene Yucatán, ciudadanos y Gobierno.

Lo tenemos que hacer juntos compañeros y lo vamos hacer juntos como siempre lo hemos hecho. Finalmente les digo amigas y amigos me ha dado siempre una enorme satisfacción que estemos juntos en momentos muy importantes como fue el inicio de nuestra administración y como ahora que ya estamos en el umbral de nuestro quinto año.

Y precisamente hoy les puedo decir con datos muy concretos les puedo decir que en estos cinco años hemos trabajados unidos bajo el liderazgo del Presidente Enrique Peña Nieto haciendo cada quien la parte que nos corresponde y hoy podemos expresar con números, datos y elementos podemos expresar que vamos por buen rumbo, que ya no existen problemas sería falso decirlo, hay necesidades, hay retos, hay problemas, hay tareas por hacer, siempre las habrá.

Pero mientras esas tareas encuentren a un pueblo unido y un pueblo trabajando siempre podrán ser retos que se puedan afrontar exitosamente sólo si se tiene la claridad en el rumbo y la convicción en el camino que se está transitando.

Y se los digo así con claridad porque somos amigos y de manera particular yo no quisiera terminar sin darle un saludo a todas las compañeras, a ver dónde están las mujeres de la CROC, que son combativas, que son participativas, que siempre están ahí al frente de la batalla.

Y me dirijo a ellas como me dirijo también a los compañeros porque si estamos de acuerdo que vamos por un buen rumbo entonces tenemos que luchar para mantener ese rumbo, defender el rumbo y el camino que tiene Yucatán, que estamos viendo que es un rumbo de crecimiento y que es un rumbo de combate de la pobreza en un estatus de estado seguro.

Y lo digo así porque vienen tiempos de definiciones en el rumbo, porque vienen tiempos en los que la sociedad definirá su futuro, porque esas definiciones siempre es importante más valorar las realidades tangibles, que dan certeza en el futuro, como crecimiento, combate a la pobreza en un régimen de libertades plenas, como bien lo dijo don Pedro.

Valorar esas realidades tangibles que dan certeza y que nos permiten mirar hacia el futuro y no caer ni en fantasías, ni en ilusiones, vamos juntos compañeras y compañeros a luchar siempre por el desarrollo, por el crecimiento de Yucatán y de México.

Hagámoslo juntos con la CROC, con las trabajadoras y trabajadores en la vanguardia de ese esfuerzo, muchas gracias compañeras y compañeros.