Gobierno del Estado de Yucatán
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Entrega de estímulos a medallistas que participaron en la Olimpiada Nacional Juvenil, Universiada y Juegos Escolares 2017

Sábado, 19 de agosto de 2017

Discurso pronunciado por el Gobernador del Estado, Rolando Zapata Bello, al entregar estímulos a medallistas que participaron en la Olimpiada Nacional Juvenil, Universiada y Juegos Escolares 2017

Mérida, Yucatán, 19 de agosto de 2017.- Muchas gracias, muy buenos días. Es verdaderamente emocionante estar aquí, estar con toda esta energía de nuestras y nuestros campeones, los entrenadores, los cuerpos técnicos, los padres de familia, familiares, amigos, todos quienes nos encontramos aquí, arropando esta gran energía de los atletas del estado de Yucatán.

Le agradezco mucho a los diputados que se encuentran aquí presentes, Pablo Gamboa, diputado presidente de la Comisión del Deporte del Congreso de la Unión; Panchito Torres, diputado federal; Tony Homá, muchas gracias; don Juan Sosa, director del Instituto del Deporte; Karem, mucho gusto saludarte, muchísimas gracias siempre, por todos esos grandes logros para Yucatán, para México.

Y de manera muy particular, saludarles a todos. Miren, ésta, sin duda, es una mañana especial, es una mañana especial porque, desde hace ya casi cinco años, cuando iniciamos la administración, establecimos una relación muy dinámica con el deporte.

Desde el inicio de la administración, dijimos que Yucatán está llamado para ocupar siempre los primeros lugares y que, para eso, teníamos que hacer una labor muy organizada, con una gran pasión, gran entrega, pero también con una base metodológica muy importante, una base metodológica a la que había que darle una secuencia para que los resultados se fueran dando.

Y es así como, año con año, hemos estado trabajando todos juntos, cada quien haciendo la parte que le corresponde; el Gobierno, como autoridad, simplemente cumpliendo por su responsabilidad, pero el principal esfuerzo lo han puesto nuestras niñas, nuestros niños, nuestros jóvenes, el cuerpo técnico, los entrenadores, todo el gran equipo de metodólogos, las asociaciones, los padres de familia, todos como un gran equipo, y yo creo que hoy podemos sentirnos muy satisfechos porque el conjunto de este año ha sido muy positivo.

Basta decir, como lo señalaba Juan y como lo vemos ahora en las pantallas, un cuarto lugar histórico en la Olimpiada Nacional, ¿y por qué le decimos "histórico"? Pues simple y sencillamente porque no se había dado antes, porque la Olimpiada, si no estoy mal, surgió en 1996, ¿verdad? 96, que ya son 21 años, ¿no? Aquí don Juan dijo 18, son 21 o 20 años de la Olimpiada y, en estos 20 años, Yucatán había obtenido séptimo lugar, sexto lugar, quinto lugar, pero un cuarto lugar, no.

Y aquí me tomo un par de minutos para reflexionar lo importante que es cómo un estado como el nuestro, que representa el dos por ciento de la población nacional, cuando hay otros estados que tienen una densidad poblacional mucho mayor, capacidades presupuestales también mucho mayores, capacidades en infraestructura, etcétera, y por sus propias condiciones de mayor tamaño, y cómo nuestro estado puede estar en estos primeros lugares.

Éste es el gran ejemplo que los deportistas de Yucatán nos mandan a todos los yucatecos y el mensaje es "sí es posible": sí es posible estar en los primeros lugares nacionales en producción, en crecimiento económico, en desarrollo; siempre es posible cuando hay la disciplina, cuando hay claridad en la meta, cuando hay un método para alcanzar los propósitos, y ese es el camino en que se encuentra el deporte en Yucatán y ese es el camino en el que se encuentra el desarrollo en Yucatán.

También quiero decirles, y eso me da una gran satisfacción, el poder decir que hoy tenemos frente a nosotros a la élite deportiva yucateca, los mejores deportistas, los mejores atletas en las diferentes disciplinas, pero también, frente a ustedes, los mejores deportistas, los mejores atletas en las mejores disciplinas, pero también como ustedes hay cientos de jóvenes y niños que también son atletas de alto rendimiento y ponen su mayor esfuerzo.

Y junto a ustedes hay miles y miles de niños y jóvenes que sin ser atletas de alto rendimiento, practican el deporte como una forma sana de vida. Eso es algo muy importante porque, independientemente que el deporte nos brinde grandes satisfacciones, en los triunfos, en las medallas en los éxitos, para nosotros lo más importante es la conciencia de que un niño, un joven que practica disciplinadamente una disciplina deportiva, es un niño, es un joven que cuando sea un adulto seguramente será un buen ciudadano, seguramente será un buen profesional, seguramente será un buen profesional, seguramente será una persona positiva y sana para toda su familia, para todo su entorno y para toda su sociedad; y esa es la niñez y la juventud que hoy se está moldeando.

Nos sentimos muy honrados, hace un momento escuchábamos a Sion con sus palabras, muchas gracias Sion por ese gran ejemplo, siete medallas, vamos a darle un aplauso a Sion, a Jael, muchas gracias Jael y a todos y cada uno de nuestros atletas, muchas felicidades, ese récord de cuatro por 100, que se paren para que les demos su aplauso, hace un rato como que les agarramos medio movidos.

Y así pudiéramos referirnos, pudiéramos referirnos, nomás que nos llevaría un poquito de tiempo, a todas y cada una de las disciplinas que nos brindaron satisfacciones; por supuesto, ese equipo de Judo que queremos señalar por supuesto, que nos dio una gran satisfacción en las últimas jornadas que fueron así, cardiacas ¿verdad?, pero que permitieron que tuviéramos la diferencia con el Distrito Federal y Estado de México que andábamos iguales en el medallero.

En fin, las grandes satisfacciones que tuvimos en la Nacional Juvenil, por supuesto en la Universiada y yo quiero felicitar mucho a los jóvenes de las universidades; por supuesto, también en la primaria y en la secundaria, todo es gran conjunto que ha permitido que hoy podamos decir que nuestra dinámica deportiva va por el camino correcto, que tenemos que acelerar el paso, que tenemos que apretar el paso, pero fundamentalmente, mantener el rumbo que hace cinco años establecimos juntos y que hoy podemos ver que está dando resultados y resultados positivos.

Mantengamos entonces ese rumbo, échenle muchas ganas y hoy quiero pedir a todas las niñas, niños, jóvenes, a todos, hoy se les entrega a ustedes un estímulo allí en las mesas, ahora que termine mi discurso, pasarán ordenadamente a recibirlo.

Bien lo dijo Sion, bien lo dijo Sion, seguramente algunos lo utilizarán para comprar algo en la escuela, que ya está empezando el curso o bien algún implemento que requieran para su disciplina deportiva, pero igual yo les pido que en compañía de sus padres y de sus familiares, que igual se tomen un momento para disfrutar y para celebrar este triunfo.

Porque saben qué, porque se lo merecen, porque le han echado muchas ganas, porque se esfuerzan, porque entrenan, porque sacrifican tiempo que podrían utilizar en otras actividades, para darle lustre a su familia, pero también para iluminar el camino de la niñez y la juventud en Yucatán y México, porque ustedes son un gran ejemplo para nuestra niñez y nuestra juventud.

Muchas felicidades y muchas gracias por darnos este gran mensaje de éxito, de triunfo y de esperanza para el estado de Yucatán, muchas gracias.