Gobierno del Estado de Yucatán
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Entrega de reconocimientos por antigüedad a trabajadores del Gobierno del Estado

Martes, 20 de junio de 2017

Discurso del Gobernador Rolando Zapata Bello al entregar reconocimientos por antigüedad a trabajadores del Gobierno del Estado

Mérida, Yucatán, 20 de junio de 2017

Muchas gracias, muy buenas tardes, compañeras, compañeros, pero ante todo, amigas y amigos que compartimos una responsabilidad, pero que también compartimos una vocación, como bien lo dijo Carlos hace un momento y le agradezco mucho sus palabras.

Compartimos una vocación, que es la vocación del servicio público, la vocación que nos hace, como bien lo decía el doctor Dájer, a quien saludo con mucho afecto, de igual manera, Alfredo Dájer, esta vocación que nos hace ir más allá de la responsabilidad de nuestro trabajo.

Porque, ¿cómo no tener muy presentes esas horas más allá, inclusive, del horario laboral, que se dan cuando hay un trabajo por cumplir, una responsabilidad por hacer, un apoyo por entregar en una comunidad distante, en un evento que puede ser un domingo, un día festivo?

O bien, trabajos y responsabilidades que se hacen cuando es necesario entregar un expediente, cuando es necesario entregar un proyecto y no importan las horas, no importan los días, se cumple con la responsabilidad.

Yo le agradezco mucho a Jervis García, Jervis, el líder del Sindicato, toda esa solidaridad y ese trabajo coordinado que siempre se ha realizado, precisamente para garantizar que, ante todo, le cumplamos a la sociedad, le cumplamos con las tareas, con la responsabilidad que tenemos y, de eso, dan testimonio todos ustedes.

A nombre de todos ustedes, saludo a quienes nos acompañan aquí, en el presídium, a los funcionarios y funcionarias pero, de igual manera y de manera muy particular, a quienes reciben este reconocimiento y este estímulo, que es una justa prestación por años de servicio prestado por años y por significar una parte muy importante en la vida de ustedes, que han estado al servicio de toda la sociedad.

Yo lo digo hoy como Gobernador, lo subrayo como yucateco, pero también doy testimonio de ello como compañero de ustedes, como servidor público. ¿Cómo olvidar, ahora que estaba entrando, saludar a compañeras y compañeros de la Secretaría de Desarrollo Rural? Hace casi 25 años, tuve el alto privilegio de compartir el trabajo y la responsabilidad con las compañeras y compañeros de Desarrollo Rural.

¿Cómo olvidar, hace como 20 años, cuando estuvimos en la Oficialía Mayor? Ahí está Carmona, precisamente, ahorita lo estaba yo vacilando, 20 años. Hace como 10 años, 10 años, exactamente, cuando estuvimos en la Secretaría General de Gobierno, con las diferentes instancias y áreas vinculadas con la Secretaría General de Gobierno, pero siempre en toda mi trayectoria, en mucho contacto y muy consciente de lo que representa la gran familia de servidores públicos del Gobierno del Estado.

Y hoy, con esta responsabilidad de Gobernador del Estado, cada vez más consciente de que la vida cotidiana y la vida diaria del gran servicio público está en las manos de ustedes, de los hombres y de las mujeres que todos los días hacen que ese gran engranaje del servicio público funcione, que todas las articulaciones y que todas las expresiones del servicio público cumplan eficazmente con la parte que le corresponda al Gobierno, y que eso permita que nuestro pueblo, que nuestro querido Yucatán, pueda ir avanzando, como bien lo dijo Carlos, que escribamos la parte de nuestra historia, que escribamos la parte que nos corresponde en la historia, porque la historia es un hilo conductor sostenido en el que cada quien significa una parte y un espacio.

Felicitarles, porque ustedes están cumpliendo cabalmente con la parte de la historia que les corresponde y no lo vienen haciendo desde ahora, lo vienen haciendo desde tiempo atrás, por eso, hoy reciben un reconocimiento por años de servicio prestado y seguramente lo continuarán haciendo en el futuro, en años por venir, en años, que también hay que decirlo, yo como Gobernador ya no estaré ni tampoco muchos de los funcionarios, porque esa es la lógica de toda administración. Pero aun cuando los funcionarios ya no estemos, esa base estructurada y convencida, esa base del servicio público con vocación, con experiencia y sobre todo con cariño y amor a su tierra y al servicio que le presta, estará ahí presente.

Eso son ustedes, compañeras y compañeros, y eso son todos, absolutamente todos, los servidores públicos de Yucatán. Muchas, muchas gracias por este gran servicio que le prestan a nuestro Estado y muchas felicidades porque estos años de servicio tengan ustedes la seguridad, que en mucho han significado para el camino exitoso que hoy tiene esta gran tierra del Mayab, nuestro querido Yucatán.

Muchas felicidades. Enhorabuena a todos.