Gobierno del Estado de Yucatán
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Presentación de la Colección Editorial Mayab: Urdimbre de Identidades

Martes, 13 de junio de 2017

Discurso del Gobernador Rolando Zapata Bello en la presentación de la Colección Editorial Mayab: Urdimbre de Identidades

Mérida, Yucatán, 13 de junio del 2017.- Muchas gracias. Muy buenos días tengan todas y todos ustedes, amigas, amigos. Qué enorme satisfacción que nos encontremos reunidos esta mañana y que juntos le demos la más cordial bienvenida al doctor Enrique Graue Wiechers, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, bienvenido señ rector.

Bienvenidas y bienvenidos, cada una, cada uno, de los directivos de la Universidad, de la UNAM, muchísimas gracias, Yucatán es su casa.

Nos sentimos muy satisfechos porque esta alianza, de Yucatán con la Universidad Autónoma de México, esta alianza es una alianza fructífera, es una alianza que le está dando grandes resultados a nuestro pueblo y sin duda este es un gran día, esta es una gran ocasión.

Por ello, de igual manera saludo al doctor Mario Humberto Ruz Sosa, director del Instituto de Investigaciones Filológicas y coordinador de la Colección Editorial Mayab por la UNAM; muchísimas gracias doctor y felicidades por esta exposición.

Les comentaba hace un momento, la exposición que ha hecho de una manera tan nítida, tan clara que yo creo nos ha llenado de emoción a todos el tener ya en nuestras manos los 20 volúmenes y hoy ya vio la luz el primero.

Saludar a los representantes de los Poderes públicos en nuestro estado; la maestra en Derecho Celia Rivas Rodríguez, presidenta del Congreso del Estado, muchas gracias; el doctor en Derecho Marcos Celis Quintal, presidente del Tribunal Superior de Justicia; muchísimas gracias, al doctor Raúl Godoy Montañez, titular del Siies en nuestro estado.

Muchas gracias a la maestra Karla Berrón Cámara, directora del Centro Estatal de Capacitación, Investigación y Difusión Humanística de Yucatán y coordinadora de la Colección Editorial Mayab por la propia Secretaría, muchas gracias.

Agradecer al maestro Fidencio Briceño Chel, traductor del primer volumen, muchas gracias, y por supuesto al licenciado Abraham Collí y al licenciado Julián Dzul, coordinadores de este primer volumen de la Colección: Yucatán, antiguas y nuevas relaciones con las percepciones infantiles de la identidad.

El cual forma parte de esta gran Colección Editorial Mayab: Urdimbre de Identidades y que no encuentra mejor espacio para ser presentado que precisamente éste, que es el Salón de la Historia de la casa de todos los yucatecos, del Palacio de Gobierno.

En este espacio que sin duda refleja ese sentido de identidad de toda nuestra tierra. Urdimbre de Identidades porque precisamente hemos escuchado y sentimos como a través de esta colección se van urdiendo los diferentes matices de nuestra identidad, pero de igual manera se va urdiendo nuestro pasado con nuestro presente y nuestro futuro.

Y eso por supuesto, con un gran eje conductor que yo siento y vivo todos los días, y es ese gran orgullo que tenemos todos los yucatecos por nuestra tierra. Los yucatecos que hemos nacido aquí y los yucatecos que han adoptado este espacio, esta tierra para ser el lugar donde viven presencialmente o bien a la distancia pero conectados por el corazón.

Y esa gran emoción sin duda se verá fortalecida y sin duda se verá reflejada en el contenido y en el disfrute que se tendrá de esta gran Colección en sus 20 volúmenes.

Y es que el presente de nuestra identidad y nuestro ser yucateco están escritos sobre las raíces de la preservación de una larga y muy profunda historia.

La complejidad, riqueza e inteligencia de nuestros pueblo originario, culto, sabio, tuvo los ciclos que la condición humana nos ha hecho transitar, para llegar hasta el día de hoy, pero fundamentalmente para construir la prospectiva de nuestro futuro.

Esa larga historia ha encontrado afortunadamente, expresión escrita en piedra, en fibra, en piel curtida, en papel. Y en este trayecto continuo de registro y producción de conocimiento, tenemos ahora ante nosotros un vasto proyecto editorial que se irá desgranando en tomos, hasta alcanzar una colección completa, una colección que nos hablará de la identidad, de la cultura actual del ser yucateco y del estado que ésta guarda. Muchas gracias, señ rector, por esta importante y valiosísima iniciativa académica.

La colección nos hablará de la cultura yucateca, que como decía, tiene una larga historia. Nuestro ser mestizo, grabado con la fuerza propia del conquistador, quiso deslindarse en la Colonia creando estamentos sociales y asignando inclusive extraños nombres a los hijos, de acuerdo al origen y combinación genética de los padres. Que si el padre o la madre era criollo, que si era mestizo, que si era español.

Más tarde, la Independencia vino a intentar igualarnos y en Yucatán, se inició un proceso de apertura para la migración y el intercambio cultural y poblacional.

Migraciones a veces voluntarias y a veces forzadas; migraciones provenientes de atrás del océano, de islas cercanas, del norte del país y del lejano oriente que en su conjunto, sumadas a nuestro origen, nos han dado el más rico mosaico cultural que conforma nuestra identidad como yucatecos. Una identidad expresada en la vestimenta, en la música, en la entonación de nuestro hablar, en nuestra cocina, en tantas expresiones.

Porque, qué puede ser más yucateco que nuestro guiso conocido como el queso relleno, un queso holandés ricamente aderezado y acompañado por el tomate y el chile xcatic, provenientes de la milpa maya.

Qué puede ser más yucateco que la trova o la cochinita pibil, preparada con el cerdo introducido durante la Colonia, y del que ahora, entre paréntesis, en Yucatán somos los principales exportadores de carne de cerdo de todo el país.

Además, no hay representación más breve y expresiva de la riqueza y diversidad de la milpa y el solar maya, que un panucho yucateco. Nuestro hablar, con su entonación y vocablos propios, ya sea en maya o español, no es sino resultado de la lengua originaria. Esa es, estimados amigos y amigas, nuestra cotidianidad, que es en donde se expresa nuestro ser yucateco.

Esperamos con enorme gusto, en un lenguaje accesible, como ya lo hemos visto, y alejado de tecnicismos, como lo vamos viendo, esta Colección Editorial Mayab: Urdimbre de Identidades, en la que estoy seguro, nos veremos reflejados y que en esta primera entrega, Yucatán, antiguas y nuevas relaciones, nos permite asegurar el éxito y calidad de las siguientes.

Esta colección es resultado de los tres anuncios que realizamos junto con la UNAM hace exactamente un año –lo comentábamos con el señ rector, hace un momento-, junto con la apertura en este estado de la Escuela Nacional de Educación Superior de la UNAM y el décimo Congreso Internacional de Mayistas, celebrado el año pasado.

Sin duda, la Colección, con el respaldo y prestigio de nuestra máxima casa de estudios, la Universidad Nacional Autónoma de México, permitirá que el espíritu que alienta a los yucatecos sea conocido cada vez más, en nuestro entorno y fuera de él. Contribuirá a que se sepa que somos un pueblo conformado por una diversidad que nos enriquece y por un gran orgullo por nuestro origen maya. Porque somos un estado unido en la diversidad y unido, como yucatecos, en el interés más alto, que es la búsqueda de bienestar para todos.

Y en esta búsqueda, favorecemos y respetamos la diversidad en todos los sentidos. Una diversidad que nos da la seguridad para abrir las puertas a instituciones confiables, a empresas respetuosas de nuestros trabajadores y de nuestros recursos naturales. Diversidad que hemos construido de la mano de los más importantes centros de investigación nacionales, así como de la UNAM, por supuesto, establecidos ya en nuestra tierra.

Así, ser yucateco es un orgullo, pero también es una responsabilidad, porque no podemos echar por la borda nuestra historia y nuestros principios, por el contrario, tenemos la obligación de transmitir y consolidar en los jóvenes los valores que nos han permitido llegar hasta donde nos encontramos ahora.

Valores que nos permitan seguir siendo un estado armónico y con un desarrollo económico sostenido durante los últimos tres años. Que nos permitan seguir siendo referencia en el sureste de México, en materia de infraestructura, de servicios de salud y oferta educativa.

Así, estoy seguro que esta Colección, resultado de un trabajo académico sólido y multidisciplinario, será recibida por los especialistas, pero fundamentalmente por la población en general, con gran interés. Y por supuesto, esperaremos con ansias los títulos subsecuentes. Agradecemos el entusiasmo por conocer y dar a conocer el estado que guarda hoy la cultura yucateca.

Por último, tan sólo permítanme reiterar lo orgullosos que estamos de ser mexicanos y de ser yucatecos, un orgullo que expresamos en el disfrute por la vida y el trabajo diarios.

Muchas gracias y muchísimas gracias, señ rector y a la Universidad Nacional Autónoma de México.