Gobierno del Estado de Yucatán
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Inauguración de la vigésima Expo Construcción Yucatán 2017

Jueves, 1 de junio de 2017

Discurso del Gobernador Rolando Zapata Bello durante la inauguración de la vigésima Expo Construcción Yucatán 2017

Mérida, Yucatán, 1 de junio del 2017.- Muchas gracias. Muy buenas tardes tengan todas y todos ustedes, amigas y amigos, con el enorme gusto de saludar al licenciado Gustavo Arballo Luján, presidente Nacional de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción; al ingeniero Luis Eduardo Castillo Campos, presidente de la Cámara en esta delegación Yucatán.

Destacando la presencia de los representantes de los Poderes públicos en nuestro estado: distinguida diputada, presidenta del Congreso, distinguida representante del Tribunal Superior de Justicia, señ presidente Municipal de la ciudad de Mérida, distinguida senadora, Angélica Araujo.

De igual manera, destacando la presencia de representantes del sector empresarial, en este caso el licenciado Gustavo Cisneros Buenfil, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, y con él saludo la distinguida presencia de cámaras hermanas que se encuentran aquí presentes.

Saludo de igual manera al licenciado Leandro López Arceo, ex presidente Nacional de la CMIC, muchas gracias Leandro; a José Enrique Canto Vivas, ingeniero presidente del Comité Consultivo de la CMIC, así como al ingeniero Daniel Quintal, secretario de Obras Públicas, muchas gracias, ingeniero.

Hoy precisamente recibía un reconocimiento en ocasión del Día de la Marina, el ingeniero Daniel Quintal, por su participación, precisamente, hace aproximadamente 20 años, verdad, en las obras importantes del Puerto de Altura de Progreso.

Como bien lo expresaba el licenciado Gustavo, es de gran importancia para toda sociedad garantizar que sus autoridades generen las condiciones para que en esos respectivos espacios, llámese una ciudad, entidad federativa o nación, se den las condiciones para se dé la inversión, el crecimiento económico y con ello vengan las condiciones para la generación de empleo, que es a fin de cuentas lo que lleva bienestar a todas las familias de cada sociedad.

El empleo, el empleo digno y fundamentalmente hago esta reflexión porque al hablar de inversión, al hablar de crecimiento económico, no puede quedarse al margen ninguno de los sectores de la economía. Sin embargo, existen sectores que por sus características son como ejes transversales para toda la economía. Y ese es el caso del sector de la construcción, porque siempre que se dan inversiones que implican de una u otra manera la generación, el establecimiento de una nueva empresa, grande, mediana, pequeña, micro, de una u otra manera se dan procesos constructivos.

Y por supuesto también para generar esas condiciones que atraigan la inversión o que propicien la inversión, es pertinente que el sector público realice obras públicas que generen la infraestructura pertinente.

Y comparto estas reflexiones porque la vigésima edición de esta importante Expo Construcción, coincide, sin duda, con uno de los mejores momentos por los que ha atravesado la economía de Yucatán en los últimos años. Y en esos resultados, la industria de la construcción ha jugado un papel fundamental, un papel de primera importancia.

Es por ello que celebro con mucho gusto una edición más, ésta la número veinte, de un espacio de encuentro que oferta lo mejor, lo más actualizado, lo novedosos en materia de productos y servicios relacionados con el ramo, porque sin duda esto va hacer aún más eficiente a un sector que ya de por sí lo es en nuestra entidad.

Este es un espacio que reúne tanto a empresarios y profesionales de la industria de la construcción, como a compradores, proveedores, empresarios y profesionales que saben que Yucatán está pasando por un gran momento.

Y a todos ustedes reunidos por la convocatoria de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, les doy las gracias, porque es precisamente la industria de la construcción la que aportó en el año 2016 un 34 por ciento del Producto Interno Bruto de nuestra entidad.

De ese tamaño es la importancia de esta industria para Yucatán y para su población. Así, si para nuestro estado hemos marcado como rumbo un desarrollo sustentable y ordenado, en ustedes encontramos un aliado para cumplir con ese objetivo.

Un objetivo al que el sector privado de la construcción le ha dado un gran impulso, gracias al 19 por ciento de crecimiento alcanzado en el valor de la producción de la construcción, en tan sólo de enero a diciembre del 2016. Es decir, durante un año hubo un crecimiento de casi un 20 por ciento respecto al año anterior en el sector construcción.

Y a esto podemos añadir que la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios, la AMPI, ha calificado a Mérida como una de las tres ciudades con mejores perspectivas de crecimiento del sector inmobiliario.

Una ciudad con buenas perspectivas que en los últimos 25 años pasó de ocho mil a 25 mil hectáreas en su mancha urbana. Y esto es reflejo del crecimiento de Yucatán en todos los sentidos. Crecimientos históricos, que deben sentar las bases de un futuro de bienestar para todos.

Bienestar que empieza con la creación de una infraestructura pública, que en los últimos años ha dado un salto cualitativo con la construcción de hospitales, carreteras, la modernización del Puerto de Altura.

Se expresaba hace un momento, infraestructura educativa en la que se están realizando inversiones ciertamente históricas. De estos 50 mil millones a los que hacía referencia hace un momento, que el Inifed está impulsando del 2016, al 2018, precisamente para infraestructura educativa, poco más de mil millones de pesos corresponden a Yucatán y van en un proceso dinámico llevando ese signo de calidad a la educación que está impulsando la reforma educativa.

Así como también la modernización de vías férreas, la construcción de la zona industrial de Hunucmá, el Centro Internacional de Congresos, el Palacio de la Música y la constante expansión del Parque Científico Tecnológico, por citar algunos ejemplos.

Es decir, infraestructura para la industria, infraestructura para la agroindustria, infraestructura para empresas de base tecnológica, para el turismo, para la cultura, para el deporte.

La obra pública, todos lo sabemos, dinamiza y transforma a las sociedades. Amigos de la CMIC y del ramo de la construcción, esto es, en parte, lo que le ha permitido a Yucatán mantener un crecimiento promedio sostenido durante los últimos tres años, del orden cercano a los cuatro puntos porcentuales del PIB, un porcentaje por encima del promedio nacional.

Así, estos indicadores y resultados son la expresión de una sinergia y conjugación de condiciones favorables por las que hemos trabajado y seguiremos trabajando, como son la seguridad, la conectividad, la generación de empleos y la apuesta por la educación y la innovación.

Esas han sido las guías que han marcado el rumbo para transitar responsablemente en favor de Yucatán. Y en ese rumbo y en ese transitar, la industria de la construcción, repito, ha sido un gran aliado.

Un aliado que permite materializar y hacer palpables las inversiones, y lograr que lo que en su momento fue un proyecto, se convierta en una realidad, en una obra. La construcción, pública y privada, siempre generan una gran derrama y activa la economía.

Por esa razón y por el esfuerzo realizado, deseo muchísimo éxito en ésta Expo Construcción a todos los participantes, a quienes ofertan, al público, a profesionistas, a proveedores, a empresas, a todos, absolutamente a todos, porque estoy seguro que esta Expo es un eslabón más del fortalecimiento de un gran sector, como es el de la construcción.

Muchísimas gracias a todos y enhorabuena a todos.