Gobierno del Estado de Yucatán
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Entrega de semillas certificadas de maíz a productores, apoyos a mujeres artesanas, semillas del programa de Producción Familiar de Traspatio y acciones de vivienda en Cuncunul

Martes, 30 de mayo de 2017

Discurso pronunciado por el Gobernador del Estado, Rolando Zapata Bello, al entregar semillas certificadas de maíz de las variedades Sac-Beh y Chichén Itzá a productores, de apoyos a mujeres artesanas, de semillas de seguimiento del programa de Producción Familiar de Traspatio y de acciones de vivienda

Cuncunul, Yucatán, 30 de mayo de 2017.- Muchas gracias, muy buenos días, amigas y amigos. Me siento muy contento de que estemos aquí reunidos, me siento muy contento de sentir este ánimo de trabajo, ánimo de mejoramiento de un gran municipio, donde se ve que la gente trabaja, que la gente tiene entusiasmo.

Pero sobre todo, que es guiado este municipio con el entusiasmo y con el trabajo de su presidente municipal. Muchas felicidades, presidente municipal Eusebio, muchas gracias; a su señora esposa, presidenta del DIF municipal, muchísimas gracias, manda saludos doña Sarita.

De verdad, presidente, muchas felicidades, porque el trabajo, el entusiasmo, digámoslo así, esa dinámica que se vive en una comunidad salta a la vista, se ve cuando la gente está trabajando, está participando, eso se siente y eso es algo que estamos percibiendo el día de hoy.

Nosotros, como autoridades, en este caso estatales, lo que hacemos es venir y sumar nuestro esfuerzo; sumamos nuestro esfuerzo a los ayuntamientos. Además de saludar, por supuesto, a nuestro presidente municipal, saludar al presidente municipal de Quintana, muchas gracias; presidente municipal de Kaua, muchas gracias; de Chichimilá.

Muchas gracias a los presidentes municipales y saludarlos, porque también en sus respectivos municipios están haciendo un gran esfuerzo y, lo más importante, le están dando resultados a los habitantes de los municipios.

Saludar también a nuestros diputados; muchas gracias, Libo, diputado federal; Felipe Cervera, muchas gracias, Felipe; a Eli, muchas gracias, diputada local; ellos están trabajando muy fuerte, gestionando los recursos que nos permiten hacer programas, obras, acciones que benefician a la gente.

A los secretarios, de igual manera, que están cumpliendo con las directrices para poder atender las necesidades de la gente; Mauricio Sahuí, muchas gracias, de Desarrollo Social, Juan José Canul de Desarrollo Rural, César Escobedo del Instituto de Vivienda, todos los funcionarios que se encuentran aquí y los funcionarios federales, muchas gracias, Pablo Castro de Sagarpa.

Estábamos diciendo hace un rato que se me acercó una vecina y lo agradezco mucho, con una exquisita botella de miel, de la miel yucateca, la mejor miel del mundo, ¿verdad? Y aquí estábamos diciendo que, hace poco, vino el secretario de la Sagarpa y nos autorizó un apoyo para mujeres apicultoras, para mujeres que trabajan la miel y, por supuesto, la compañera tendremos que ver que quede registrada.

¿Dónde está ella? Está acá, ahí está, para el programa. ¿Aquí hay otras compañeras que trabajen la miel? Que levanten su mano. Aquí las compañeras trabajan la miel, las de allá y las de acá. Le voy a pedir, presidente municipal, que aquí con Sagarpa y con Desarrollo Rural, hagamos la lista de compañeras que trabajan la miel para que entren a ese programa, que es el programa de apoyo a las mujeres apicultoras.

Bueno, porque ese es el programa que apoya a las mujeres apicultoras, pero hay diferentes programas que apoyan a todas las personas que trabajan, a todas las personas que ponen su esfuerzo y para eso estamos hoy aquí, estamos para entregar apoyos para la producción.

Porque, así como entregamos apoyos para la producción, también entregamos apoyos y hacemos obras para beneficio del bienestar de las familias. Aquí estaba recordando el presidente municipal de cómo se han hecho cuartos, baños, pisos, techos, también se han dado estufas ecológicas, ¿verdad?

Se ha beneficiado a muchas familias, sabemos que hay muchas que aún lo necesitan pero, si hay algo que podemos decir, es que con todas estas acciones que se hicieron, como el programa Mejorar, se hicieron muchas más obras que las que se habían hecho en el pasado; Casa Joven, es cierto, en fin, diferentes apoyos para que la gente viva en mejores condiciones en su casa.

Y a mí también me da mucho gusto escuchar cómo doña Margarita nos comenta de su huerto familiar y cómo acá hay 75 huertos que están trabajando y produciendo. Le pregunto "¿hace cuánto que tiene su huerto?", y me dice "poco más de tres años" y lo continúa trabajando.

Ella cosecha allí tomate, el cilantro, en fin, diferentes hortalizas, y no sólo tiene para comer, sino que también lo vende, ella lo sale a vender, lo vende y lleva un ingreso a la casa, y eso es algo que nos da una gran satisfacción.

Estas son obras que se hacen para beneficiar a todas las personas, pero también estamos haciendo obras, programas que, ustedes saben, sirven para los niños en la primaria, sus zapatos, sus mochilas, sus útiles, sus chamarras cuando viene el frio, e entregaron acá presidente, debidamente a todos en tiempo y en forma.

Los jóvenes que van a estudiar el bachillerato, también, sus computadoras, en fin, todos estos programas, ¿por qué los estamos haciendo? Porque la gente los necesita. ¿Por qué los estamos haciendo? Porque la gente los pidió. ¿Por qué los estamos haciendo? Porque son compromisos y los compromisos se cumplen, compañeras y compañeros; para eso venimos acá.

Y hoy estamos entregando también estos programas y estos apoyos a la producción, apoyos que estamos entregando para mujeres artesanas que, con sus manos mágicas, hacen verdaderas obras de arte artesanales, que tienen muy buen valor y que es necesario que tengan los apoyos para que aquí se los entreguen.

Aquí se están entregando, aquí entregamos uno de manera directa, pero ya luego aquí, con el presidente municipal, se estarán entregando a los diferentes grupos las telas, los hilos, las máquinas, todo lo que se trajo para que trabajen, para que produzcan, porque nosotros sabemos que todo eso que producen y que lo venden se convierte en un beneficio para sus familias, en un ingreso para su familia que lleva mucho bienestar.

Yo quiero saludar también, de igual manera, al presbítero Jorge, padre Jorge Beltrán, quien conocemos desde hace mucho tiempo, con un gran aprecio y que sabemos de su gran compromiso, no sólo espiritual sino social con toda la comunidad, muchas gracias.

Saludar a cada uno de ustedes, a las mujeres trabajadoras y también a los compañeros trabajadores, que hacen producir el campo; hoy venimos a traerles sus semillas mejoradas, que estamos entregando, que empezamos a entregar desde hace cuatro años, en el 2013, porque nos dimos cuenta que nuestros compañeros milperos, muchas veces, utilizaban semillas que no les daban un buen rendimiento.

Me estaba explicando Juan José Canul que lo siembran y cosechan 600 kilos, 800 kilos en una hectárea; con estas semillas mejoradas por selección, y aquí está el doctor Batllori, que es de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente, son semillas mejoradas por selección, no son semillas transgénicas, tienen una mayor resistencia.

Estaban comentando unos compañeros ahí donde estuvimos en Tzucacab, pero también y eso es más importante, tiene un mayor rendimiento por hectárea, puedes sacar dos toneladas, hasta dos toneladas y media y, dependiendo del tipo de suelo, nos han reportado mayor productividad.

Estas semillas se hicieron producto de la investigación que se hace acá, en Yucatán, que es una investigación para apoyar a la gente y son semillas certificadas; si ustedes las ven allá, ahí están, ven que tienen una tarjetita; esa tarjetita que tienen es una certificación que indica que es una semilla que tiene esas características. Se hizo y aquí agradezco a Pedro Cabrera de la Fundación Produce, porque la Fundación impulsa este proyecto.

Para más o menos dimensionar cuál es el apoyo que se está entregando, fíjense ustedes; la semana pasada, estuvimos en Tzucacab y yo estaba platicando con un compañero que estaba sentado junto a mí, que había sembrado y que todos los años siembra.

Yo le pregunto "cuando tú vas a sembrar, haz de cuenta, si el Gobierno no te da la semilla, ¿qué semilla usas?". "Bueno, pues voy y compro a la tienda, compro una semilla, le llaman semilla híbrida, hay veces". "¿Y cuánto te cuesta?", le digo. "Me puede costar 32, 35, hasta 38 pesos, más o menos, el kilo".

Pero él me comenta "luego, hay veces que la uso, la siembro y no da; el año pasado, que el Gobierno, que ustedes nos dieron esta semilla mejorada, una parte la sembré con esa semilla híbrida y otra parte con esa semilla mejorada, y dio mucho más la semilla mejorada".

No es como que yo se los diga, porque uno dice "pues si es el Gobernador que lo está dando, ni modo que diga que no sirve", ¿verdad? Pero yo se los digo porque así me lo dice la gente y, así como me lo dicen, yo se los comparto, y también yo agarro y le pregunto a la gente que sabe, a los investigadores, a los especialistas.

Esta semilla mejorada no podemos ir a la tienda y comprarla, porque no hay, es una semilla que se hizo especialmente, una producción especial para que, como Gobierno, se la entreguemos a los productores, pero yo les digo, yo soy curioso, le digo a los que saben, a los investigadores, "bueno, ésta que es una semilla que está certificada, que tiene su certificación, más o menos en el mercado ¿qué costo tendría si se vendiera?".

Y me dicen, "como está certificada, más o menos su costo sería entre 80 y 100 pesos el kilo", o sea, que un saquillo de estos de 10 kilos, tendría un costo entre 800 y mil pesos. Eso es el apoyo directo que le estamos entregando a cada compañero que estará recibiendo este apoyo con una semilla mejorada, mejorada en resistencia, mejorada en producción.

Y aquí yo les estaba preguntando a los compañeros que aquí están, al presidente, por supuesto, aquí estamos trayendo tres toneladas y media, más o menos, como para 350 compañeros, él me dice más o menos, que como con cuánto, ¿una tonelada más, una o una y media? Una y media más, nosotros estamos trayendo tres toneladas y media.

El año pasado, ¿cuánto se dio? Como dos, una; fíjense, el año pasado, se dio una y media; este año, estábamos trayendo tres toneladas y media, pero me dicen que, para comisarías, una y media más. Pues ahí está, cinco toneladas entonces vamos a dejar, ¿está bien, compañeros? Cinco toneladas.

Y aquí el compañero de Kaua, estábamos trayendo tres toneladas y nos estaba diciendo que necesitaba dos más, pues dos toneladas más, ahí está, cinco toneladas. ¿Y el compañero de Quintana? Allá, ¿tonelada y media o dos? Pues dos toneladas.

Ahora, de Chichimilá, revisamos sus números, no sé cómo están, pero seguramente… Entonces, ya quedamos, cinco, cinco y dos. Pues un aplauso para los municipios, ya lo vieron, porque miren, de eso se trata, porque les voy a comentar qué es lo que pasaba antes y nos comentaban en Tzucacab, lo que yo sé que pasa y por eso entiendo al presidente, que me dice "aquí están los compañeros de las comisarías".

Lo que pasó en otros años es que dábamos los sacos de 10 kilos y nos decía, por decir, el de Tzucacab "yo quiero que le toque a más gente", y es lo justo, está bien. Entonces, lo dividían y le daban a unos cinco kilos y a otros cinco kilos; lo que tratamos ahorita es que les toque 10 kilos completos, les toque su saco completo y para eso subimos la producción.

El año pasado, hicimos 200 toneladas de semilla; este año, hicimos 400 toneladas para que les toque a más compañeros, para que hagan producir la tierra, para que tengan para su consumo, para que tengan para sus animalitos, pero también para que puedan vender y ganarse un dinero. Para eso venimos hoy, compañeras y compañeros; para eso venimos hoy, para entregar esos apoyos.

Y yo le agradezco mucho aquí al director del Inifap, vamos a pedirle que se pare y le demos un aplauso, porque son los que nos ayudan a hacer esta semilla y, además, son los que nos garantizan que todo lo que estoy diciendo es cierto, verdad, eso es importante.

Y además, porque tenemos el testimonio de los compañeros que siembran y compañeras, también, porque aquí me dicen que la compañera tiene tres hectáreas, que trabaja la milpa, así que las compañeras también trabajan. Vamos a ver, presidente, que las compañeras igual reciban su apoyo.

Porque de eso se trata, que ustedes sepan que ese esfuerzo que realizan al ir a la milpa, al trabajar, al hacer producir la tierra, cuentan con el apoyo y con el respaldo de su Gobierno, como cuentan también con el respaldo para garantizar que su municipio sea un espacio bonito, agradable, que puedan venir los turistas y también dejar recurso; hace rato vimos que pegó por acá un camión, qué bueno.

Y felicidades, presidente, me da mucho gusto ver cómo se está haciendo un esfuerzo para que las fachadas estén bien pintadas, bien arregladas, Palacio, la iglesia, las casas, todo y, ya muy próximamente, también el parque, como se había acordado. Muchísimas felicidades.

Y se los quiero decir, aquí el presidente municipal, ha sido un gestor intenso con el tema de su parque, ¿sí o no se lo dije a Libo y a Elizabeth? ¿Verdad? Y por eso, me da mucho gusto, a Mauricio Sahuí igual le comentaba; por eso, me da mucho gusto saber que estamos aquí, ya en este proceso, y que seguramente aquí tendrá este parque que vendrá a complementar este espacio tan hermoso de cómo lo están dejando todos ustedes.

Muchas felicidades, sigan trabajando, sigan echándole muchas ganas. Yo les quiero decir algo: tenemos frente a nosotros unos meses muy importantes para trabajar y para fortalecer todo lo que hemos hecho juntos y, frente a nosotros, tenemos meses para trabajar, para producir, para hacer que avance mucho este municipio, que crezcan todas sus familias.

Y yo les puedo decir que en estos meses que nos quedan frente a nosotros, los veo con mucho optimismo porque les veo a ustedes listos y dispuestos para trabajar; veo a su presidente municipal y a su Ayuntamiento muy dedicado, trabajando muy fuerte; aquí están sus diputados, aquí está su diputada, aquí está todo su equipo listo para apoyarles.

Y algo muy importante, tenemos el gran apoyo de un gran amigo de Yucatán, que se llama Enrique Peña Nieto, es el Presidente de la República, que nos está mandando apoyos, recursos; todo esto que ya les dije es posible porque nos apoya el Presidente. Vamos a seguir trabajando muy fuerte, echándole muchas ganas. ¡Muchas felicidades y arriba Cuncunul! Muchas gracias.