Gobierno del Estado de Yucatán
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Inauguración del XVI Concurso Nacional de Creatividad Tecnológica para Alumnos y del VIII Concurso Nacional para Docentes de los Cecyte

Lunes, 29 de mayo de 2017

Inauguración del XVI Concurso Nacional de Creatividad Tecnológica para Alumnos y del VIII Concurso Nacional para Docentes de los Cecyte

Mérida, Yucatán, 29 de mayo de 2017

Muchas gracias. Muy buenas tardes tengan todas y todos ustedes; de manera particular, maestro en Ciencias Enrique Macedo Ortiz, coordinador Nacional de los Cecyte, muchísimas gracias, bienvenido a ésta que es su casa, el estado de Yucatán; al maestro Roberto Hidalgo Rivas, coordinador Nacional de Expociencias; al maestro Francisco Javier Romero Mena, director General del Cecyte Jalisco y presidente de la Asociación Nacional de Directores Generales de Cecyte, muchísimas gracias.

Maestro Víctor Caballero Durán, secretario de Educación; contador público Fernando Cervera Pardenilla, director del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos de Yucatán, y con él, saludo y le doy la más cálida bienvenida a las y los directores de los Cecyte de entidades hermanas que se encuentran aquí presentes, muchas gracias.

Y, de manera muy particular, a todos los jóvenes, señoritas que están aquí presentes, representando a sus respectivas latitudes, a entidades hermanas y que generan este gran ambiente de entusiasmo, de dinamismo pero, fundamentalmente, de creatividad, de talento y de ideas, que es lo que vemos aquí, dignamente representado por todos ustedes.

Y me emociona mucho que sea aquí en Yucatán y que estén representadas entidades hermanas entrañables, que tanto queremos y que tanto apreciamos. Veo aquí Campeche, veo aquí Durango; a ver, que lo levanten; Oaxaca, San Luis Potosí, Quintana Roo, Tabasco, Baja California, Morelos, Tlaxcala, Michoacán, Baja California Sur, Nayarit, Chihuahua, Chiapas, Yucatán, por supuesto; Jalisco, Guerrero, Puebla, Hidalgo, Guanajuato, aquí está presente Puebla y ahí está Zacatecas. Muy bien, un aplauso para todos ustedes, jóvenes.

Un aplauso, porque ustedes representan –y se los digo como lo siento– lo mejor de nuestra juventud, la juventud con capacidad creativa, con capacidad innovadora y que, como bien se ha expresado hace un momento, ustedes son quienes están llamados a ser los grandes agentes de cambio, de innovación y de transformación para la gran nación mexicana; ya lo están haciendo y lo están haciendo con el mejor de los instrumentos, que es su talento, su creatividad, su capacidad para generar ideas y desarrollarlas.

Por eso, hoy es un muy día especial para Yucatán al tenerles aquí, hoy que inauguramos y somos sede de los Concursos Nacionales de Creatividad de Estudiantes y de Docentes de los Cecyte, y esto representa, en primera instancia, abrir la puerta para adentrarnos a los prototipos que presentan los participantes de los diferentes estados de nuestra República.

Ésto, en sí mismo, ya es un éxito porque, seguramente, los representantes de las entidades que nos acompañan llegan a Yucatán después de haber atravesado filtros de selección en sus ciudades, en sus municipios, en sus poblaciones, para finalmente hoy, muy honrosamente, estar aquí y representar a sus respectivos estados, una representación que no termina aquí, ya que estoy seguro.

En el ánimo de cada uno de los concursantes está el anhelo de ser seleccionado para representar a México en naciones, como bien expresó el director General, como bien pudiera ser Chile o Colombia, sin embargo, además del justificado deseo de ser seleccionados en este Concurso, está presente, yo lo sé, el sueño con el que se construyó su propuesta tecnológica y ese sueño es llevarlo a la práctica, es verlo funcionar, ver que es útil y que mejorará la vida de quien lo tenga a su alcance, porque esa es la importancia y la trascendencia de la creatividad tecnológica.

Seguramente muchos de ustedes conocen el proyecto ganador de la edición número 15, la del año 2016, la de esos jóvenes talentosos de Oaxaca que encontraron cómo combatir una plaga y salvar de ella a los árboles frutales de su localidad. Sí, también estoy seguro que conocemos la historia, en el país vecino, de los jóvenes que, desde el garaje de su casa, revolucionaron el mundo de la comunicación y que, a partir de su trabajo, hay un antes y un después en el mundo.

Además, hay una frase muy popular, dicha hace muchos años por un famoso pintor, quien aseguraba que para que llegara la inspiración, ésta te tenía que encontrar trabajando. Es una frase muy cierta, creo yo, porque a la inspiración, a la creatividad hay que provocarla, hay que retarla, y la mejor manera de provocarla es con disciplina, con trabajo, con dedicación.

Así, los gobiernos tenemos la enorme responsabilidad y la obligación de ofrecer y crear las condiciones para que los estudiantes y los docentes cuenten con las instalaciones, herramientas y materiales para provocar en ellos el disfrute por el análisis, la imaginación, el conocimiento, la dedicación y el trabajo.

Jóvenes y maestros vinculados a su entorno, vinculados a la realidad que los rodea, cercanos a la problemática y necesidades de sus escuelas, colonias o localidades, son los que están hoy aquí listos para representar a sus estado y competir lealmente en esta justa, son los que ya están dando pasos de gigante para imaginar soluciones, para encontrar propuestas y, fundamentalmente, para ir cada vez más lejos.

Es de ellos de quienes aprendemos que no podemos esperar resultados diferentes si hacemos siempre lo mismo. La innovación, la creatividad tecnológica y científica, la extensión cada vez mayor de las fronteras del conocimiento, encuentran su mejor semillero en colegios de estudios científicos y tecnológicos, como lo son los Cecyte, una propuesta educativa para bachilleres técnicos listos para ofrecernos prototipos tecnológicos, informáticos, ecológicos y medio ambientales.

Estoy seguro que, a partir de hoy y hasta el 2 de junio, veremos ante nuestros ojos propuestas que pueden mejorar la calidad de vida de muchas personas, veremos propuestas que pueden salvar cultivos, plantas, mejorar procesos educativos o productivos, hacer más eficientes procesos informáticos y mucho, mucho más. Veremos también, sobre todo, a jóvenes y maestros en los que México confía, en los que México cree y con los que México cada día se fortalece y se hace más grande.

Ser sede de este importante concurso nacional es un honor para Yucatán y un recordatorio de que la creatividad es la suma del talento, la disciplina y el trabajo. Con enorme emoción, les recibimos a ustedes, estudiantes y maestros creativos que, desde el policromo mosaico que es nuestro país, vienen a compartirnos sus sueños, su imaginación, sus anhelos y sus conocimientos.

Para México y para el sistema educativo, puedo asegurarles que todos ustedes, al estar aquí como participantes, ya son grandes triunfadores. Su creatividad, y la innovación que de ella deriva, marcarán el camino a seguir en el desarrollo tecnológico de sus estados, y en su conjunto, de nuestro gran país.

Muchas gracias por estar con nosotros, muchas gracias por su talento, por su esfuerzo, por su dedicación. Disfruten de esta experiencia única y nunca, nunca dejen de creer en ustedes mismos, en la riqueza de su capacidad para generar conocimiento y nunca dejen de creer en su país. Yucatán es su casa, Yucatán los recibe hoy con los brazos abiertos. Muchas felicidades y enhorabuena a todos.