Gobierno del Estado de Yucatán
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Toma de protesta a la nueva directiva de la Coparmex en Yucatán

Viernes, 24 de marzo de 2017

Discurso del Gobernador Rolando Zapata Bello al tomar protesta a la nueva directiva de la Coparmex en Yucatán

Mérida, Yucatán, 24 de marzo de 2017.- Sacaba mis cuentas, y decía esta es la quinta ocasión en la que tengo el alto honor de participar en la toma de compromiso del Consejo Directivo de la Coparmex, con un enorme entusiasmo, Gustavo tú lo sabes, y la primera ocasión fue precisamente en el mes de febrero del año 2013.

Ahí Nico tomaba compromiso en ese periodo, en mi caso tenia escasos cuatro meses tal vez, unos cuantos meses de haber iniciado la administración y recuerdo perfectamente que la atmosfera, el ambiente que envolvía la relación y la interacción entre el empresariado y particularmente esta importante organización y la naciente administración estatal que me corresponde encabezar, era, yo diría que era de un cordial beneficio de la duda, reconocemos, y lo digo así como va.

Y lo digo así como va, porque pues todavía hace un momento Gustavo hacía referencia a momentos previos o pasados, o años previos o pasados al inicio de mi administración, sin duda significados por tal vez episodios de encuentros y desencuentros con la autoridad.

Y bueno por eso les digo que era el contexto que de una u otra manera yo asumía como un gran reto, como una gran responsabilidad, y recuerdo también que me brindaron y me han brindado la enorme confianza de abrirme las puertas de la Coparmex, y recuerdo que en las primeras reuniones, no únicamente en eventos públicos, protocolarios, formales como este, sino también en encuentros cercanos, en encuentros con el Consejo o el comité, donde inclusive me han invitado a comer muy sabroso en diferentes ocasiones, pero ha estado más sabrosa la plática sin duda.

Y ahí desde la primera ocasión yo recuerdo que una de las expresiones que compartimos con toda claridad, es que en los roles y en los papeles que nos toca desempeñar, que la sociedad nos asigna tanto a autoridades como a empresariado, como a los diferente sectores productivos, o como a las diferentes organizaciones de la sociedad civil, donde por un lado la sociedad en una dimensión, en un ámbito muy amplio, pero también la ley, nos asigna roles, nos asigna posiciones, nos asigna facultades y obligaciones, pero que tenemos la alta responsabilidad de mantener siempre una interacción.

Y compartíamos desde esas primeras pláticas que siempre sería importante mantener un diálogo fluido, mantener un diálogo directo y que en ese diálogo sin duda encontraríamos muchos, los más puntos de encuentro, puntos de coincidencia y sin duda encontraríamos puntos de divergencia, venturosamente los menos, pero que independientemente de eso, siempre sería indispensable mantener la comunicación, mantener el diálogo, mantener la vinculación, ante todo por el bien de nuestro estado de Yucatán.

Y por eso pasado este tiempo, yo les puedo decir, y les digo con una enorme satisfacción que después de estos cuatros años, esta es ocasión propicia para extender un testimonio de reconocimiento y de gratitud a la Coparmex por su enorme participación, en diferentes ámbitos.

Lo comentábamos Gustavo antes de venir aquí, en diferentes ámbitos, no únicamente los estrictamente económicos, sino también en materia de seguridad, en materia de protección civil, en materia de salud, en materia de participación ciudadana, bueno diferentes ámbitos en los que ha estado presente con su voz, señalando propositivamente, analíticamente, de manera critica también, señalando lo que considera pertinente y oportuno por el bien de Yucatán.

Y de la misma manera interactuando con el Gobierno, por eso hoy les quiero decir que me da una enorme satisfacción hoy venir por quinta ocasión, reitero, esa atmosfera que en su momento fue de beneficio de la duda, hoy decir que siento que es una atmosfera de confianza compartida, y por eso quiero decirles muchas, muchas gracias.

Y es que precisamente hace cuatro años, me encontraba aquí, también entre compañeros y amigos, pero como les decía hace un momento en un contexto sin duda diferente.

El contexto de un Gobierno tanto estatal como federal que iniciaba en sus funciones, un contexto de planear acciones y compromisos que a fin de cuentas rindiera frutos en los años venideros. Y para aprovechar ese contexto, afirmamos que la gran tarea que tenemos en común Gobierno y empresarios era hacer de Yucatán un estado verdaderamente competitivo.

Y ser competitivo implicaba el crecimiento de nuestras empresas locales, la atracción de nuevas inversiones que era un gran tema que siempre estaba presente en la agenda y la generación de más y mejores empleos.

Hoy, en el marco de la toma de protesta del Consejo Directivo de la Coparmex, llega el momento de reflexionar sobre dónde nos han estado llevando estas metas y las decisiones tomadas, dónde estamos parados hoy en referencia al pasado próximo, pero fundamentalmente en referencia al futuro.

Una reflexión que tenemos que realizar en este espacio, porque la Coparmex, desde su fundación hace 88 años, ha sido un actor clave en el desarrollo nacional y estatal. Lo decía don Luis Sada, fundador de la Coparmex, cito: "cuando empresarios y Gobierno apuestan por el mismo objetivo, podemos aspirar al bienestar". Fin de la cita.

Durante su toma de protesta el año pasado, el presidente, mi amigo Gustavo Cisneros planteó y lo refería hace un momento, cuatro aspectos para convertir a Yucatán en una región de vanguardia: seguridad, Estado de Derecho, transparencia y marco regulatorio.

El trabajo coordinado, hombro con hombro, que la Coparmex ha realizado y fundamentalmente en plena coordinación con las autoridades y en nuestro caso particular con el Gobierno del Estado para cumplir estos cuatro objetivos ha sido vital.

Hoy, nuestros ciudadanos tienen la mayor percepción de seguridad a nivel nacional, según señala el Inegi. Y sumado a esto, Yucatán es el estado más seguro para que las empresas realicen sus negocios, según nos señala el Inegi y la American Chamber of Commerce of Mexico.

Pero como bien se ha expresado, en materia de seguridad nunca podemos considerar que la tarea se encuentra perfecta o que se encuentra concluida, nunca podemos bajar la guardia.

Ahora más que nunca, hemos significado que la dinámica de crecimiento económico que está reflejando nuestro estado, nos refleja también retos en materia de seguridad que tenemos que asumir conjuntamente, cada quien haciendo la parte que le corresponde.

El Gobierno fortaleciendo los cuerpos policíacos, incrementando las acciones de prevención, pero de igual manera, la sociedad participando e involucrándose directamente en el gran fenómeno del aseguramiento del estado de Yucatán, y ahí tenemos esta tarea conjunta.

Pero una sociedad segura debe ser también una sociedad donde impere el estado de Derecho y en ese sentido, Yucatán ocupa, y es importante señalarlo, el primer lugar en la implementación del nuevo Sistema de Justicia Penal, una implementación que iniciamos con dos años de anticipación.

Al mismo tiempo, el uso eficiente y transparente de los recursos es también un paradigma de los buenos gobiernos. En ese sentido, es pertinente señalar que de acuerdo con información publicada el año pasado por la Auditoría Superior de la Federación, Yucatán ocupó el tercer lugar nacional con mejor desempeño en el gasto federalizado.

Y este informe presentado el mes pasado ante la Cámara de Diputados, destaca que la Auditoría señaló que Yucatán ocupa, y subrayo, el primer lugar nacional en el índice del Avance de Evaluación de Desempeño del Gasto Federalizado a Nivel Nacional.

Éste es un instrumento que tiene el objetivo de mejorar los resultados de los fondos y programas federales. En una expresión, garantizar la eficiencia en el ejercicio de los recursos públicos, que los recursos públicos que se destinan a las diferentes acciones, obras, programas se ejerzan y se ejecuten con la mayor transparencia pero de igual manera con la mayor eficiencia, para garantizar que cumplan con su propósito.

Y aquí yo quisiera compartir con ustedes una reflexión y también un testimonio de reconocimiento y de gratitud. Yo siempre he dicho que todo gobierno realiza muchas acciones, acciones como pueden ser obras, como pueden ser diferentes programas, como pueden ser diferentes proyectos, pero a fin de cuentas soy un convencido que el trabajo no se mide por esfuerzos, el trabajo se mide por resultados.

Y hemos coincidido particularmente con la Coparmex en la importancia de dar seguimiento a indicadores precisos que nos digan cómo vamos, que nos digan si las acciones, si los esfuerzo que estamos realizando como autoridades verdaderamente están cumpliendo los propósitos de atender las necesidades específicas de la población, si verdaderamente están cumpliendo con reportarle resultados para una dinámica económica de crecimiento que la sociedad necesita.

Ahí sin duda, el Centro para la Competitividad de Yucatán de la Coparmex, Gustavo quiero decirte que ha sido un puntal para, con sus análisis, con sus observaciones, de una manera objetiva y con números e indicadores concretos, ilustrarnos en cuanto a cómo va, particularmente, nuestra economía en una estrecha vinculación con nuestras condiciones de competitividad, porque a fin de cuentas solo puede entenderse un crecimiento económico con el crecimiento o el incremento de las condiciones de competitividad.

Por ese camino vamos a seguir, por el camino de juntos ir analizando los indicadores que nos arrojen luz sobre el rumbo que estamos siguiendo y los resultados que estamos obteniendo, y por otra parte, durante julio de 2016 realizamos la instalación de la Comisión Estatal de Mejora Regulatoria como marcaba la nueva Ley de Mejora Regulatoria.

Y forman parte de dicha Comisión, además de las dependencias gubernamentales, representantes de cámaras empresariales, de educación superior y de los colegios de profesionistas. Les decía hace un momento que platicábamos con Gustavo y él hacía mención, precisamente en su intervención, de cómo existen en estos momentos un proceso de reforma constitucional y de construcción de una ley general en el ámbito nacional, que impulse esa visión del concepto de desregulación dos por uno.

Y que inclusive, antes aún, ha habido un decreto presidencial, del Presidente Peña Nieto, que avance en ese sentido, y quiero expresarles que es nuestro alto compromiso y extender nuestra voluntad para que precisamente de la misma manera, repliquemos en el estado de Yucatán, tan pronto sea aprobada la ley general, repliquemos en nuestras normas estatales este concepto.

Y antes aun, revisar las facultades del Ejecutivo, nuestras facultades ejecutivas, las acciones que podamos realizar para, en el mismo sentido que se está impulsando ya en manera de vanguardia en el ámbito nacional, las acciones que permitan una descarga regulatoria en beneficio de las empresas y en beneficio, fundamentalmente, de la dinámica para el crecimiento económico de nuestro estado.

Así es como estamos construyendo un estado seguro, eficiente, transparente y donde impera el estado de Derecho. Es menester también, en este tema, abordar el aspecto relacionado con el sistema estatal anticorrupción en nuestro ámbito.

Es cierto, en el ámbito nacional han venido realizándose las diferentes etapas, en el ámbito estatal, ya la reforma constitucional se ha consolidado y tenemos la plena seguridad que en el ámbito legislativo, de la misma manera, cumpliendo puntualmente con los tiempos que marcan las propias disposiciones, nuestro estado contará con un sistema estatal anticorrupción, acorde con esta tendencia que en el ámbito nacional se ha aplicado, pero también.

Y hay que subrayarlo, con esa convicción que tiene el pueblo de Yucatán, de marcar un signo de vanguardia y de diferencia, precisamente, en el ámbito legislativo. Y en el otro ámbito, yo diría, donde mayor participación ha tenido la Coparmex, sin duda, es en el impulso de una visión, de una dinámica económica en nuestro estado que a fin de cuentas nos permitan generar las condiciones para el bienestar.

Yo soy un convencido, y así lo he expresado en diferentes momentos, que la mejor política social es la generación de empleo, porque una persona que tiene un empleo digno, que tiene las condiciones para generarse un ingreso para vivir en condiciones bienestar con su familia, es una persona que vive en condiciones de bienestar y de dignidad.

Y el empleo, como lo hemos expresado en diferentes ocasiones, no lo genera el Gobierno, los empleos los generan las empresas, las micro, las medianas, las grandes empresas a través de su inversión, y la inversión no es otra cosa más que una apuesta, una apuesta para emprender, una apuesta para crecer.

Durante los últimos seis trimestres registrados por el Inegi, es decir entre marzo de 2015 y septiembre de 2016, la economía yucateca ha crecido un promedio de 4.2 por ciento. En ese período, México ha crecido un importante 2.4 por ciento, lo que nos permite contrastar el desarrollo y el crecimiento que está teniendo nuestro estado en el contexto nacional.

Asimismo, los sectores estratégicos de nuestra economía han presentado un notable crecimiento sostenido y ese es el caso del comercio y la industria manufacturera, los dos sectores más importantes o de mayor peso en nuestra economía.

Durante 2016, el comercio al por mayor creció un 6.2 por ciento, y el comercio al por menor avanzó un 13.6 por ciento, cuando en 2012 crecían al uno y al ocho por ciento, respectivamente.

Por otro lado, entre 2012 y 2016, Yucatán pasó del trigésimo a ocupar primer lugar nacional en crecimiento manufacturero con un 10.6 por ciento, posición que hemos mantenido ya por nueve meses consecutivos. Eso es lo que está haciendo la economía de Yucatán, eso es lo que está impulsando el empresariado yucateco, esa es la coordinación de las autoridades de los tres niveles de Gobierno que en Yucatán estamos esforzándonos por hacer la parte que nos corresponde, que no es otra más que generar las condiciones para que la inversión se dé, el crecimiento económico se refleje y los empleos se vayan creando.

En total, el crecimiento del sector industrial pasó del lugar número 18 durante 2012 al segundo lugar nacional en 2016, con un 7.9 por ciento de crecimiento, de todo el sector secundario.

Y todo este dinamismo económico debe, sobre todo, traer beneficios a toda la ciudadanía en forma de empleos, empleos formales que den a los trabajadores yucatecos los ingresos necesarios para sostener a sus familias.

Por eso debe enorgullecernos y hablo así porque cada quien está haciendo la parte que le corresponde, que en los últimos cuatro años han sido los mejores cuatro años para la creación de empleos en la historia de Yucatán. Repito, los mejores cuatro años para la creación de empleos en la historia de Yucatán.

Entre octubre de 2012 y febrero de 2017 se han creado en Yucatán 56 mil 334 nuevos empleos formales, registrados ante el IMSS con todas las prestaciones que marca la ley, 14 mil de ellos creados solamente durante 2016, y en los primeros dos meses de 2017 se suman tres mil 331 nuevas plazas.

Es un hecho, como he mencionado en otras ocasiones, que son precisamente ustedes, los empresarios, que son a quienes ustedes representan, las empresas, las que generan los empleos y es a nosotros las autoridades a quienes corresponde generar esas condiciones para que se dé la inversión.

Y la realdad, ahora sí que los números así lo indican, es que juntos, cada quien está haciendo la parte que le corresponde y les estamos generando muy buenos resultados a Yucatán.

Puede que los tiempos hayan cambiado, que el contexto no sea el mismo que cuatro años atrás. Pero nuestra visión sigue siendo la misma, la de un estado donde Gobierno, sociedad y empresa trabajan para el desarrollo y el bienestar.

La visión de un estado que atrae nuevas inversiones industriales nacionales y extranjeras. La visión de un estado donde sus propias empresas locales, con cada vez mayor intensidad están apostando, están invirtiendo y están creciendo y eso es algo que reconocemos en todo lo que vale.

La visión de un estado que ve en la innovación la llave para conquistar el futuro, y que plasma esa idea en la Universidad Politécnica de Yucatán y el Parque Científico Tecnológico.

Y esa es una visión compartida con la Coparmex, que a través de sus empresas socias contribuye cada día a consolidar nuestro desarrollo económico y social. Estoy seguro de que este trabajo se mantendrá durante el periodo y durante la gestión del Consejo Directivo que recién tomó compromiso.

Estos 48 meses han dado resultados claros, resultados que permiten a miles de yucatecos tener una mejor calidad de vida, 48 meses donde la competitividad ha sido y debe seguir siendo el signo de la nueva economía de Yucatán, 48 meses de crecimiento y de generación de empleo que a pesar del adverso contexto internacional que tiene repercusiones claras en nuestro país hacen que en Yucatán podamos ver el futuro con optimismo y con sensatez.

Optimismo por el potencial que tenemos y sensatez para aprovecharlo. Es momento entonces de acelerar el paso para consolidar esos logros y es momento también, y aprovecho este espacio para hacerlo, para ratificar la voluntad y la disposición de mi Gobierno, Gustavo y a todos los integrantes del Consejo, de mantener esa posición y esa voluntad de diálogo, fundamentalmente de actualización permanente de esa agenda temática común que nos lleve a que autoridades y empresarios, cada quien en el ámbito de su responsabilidad, pero unidos con el propósito común de generarle bienestar a todo Yucatán, trabajemos muy fuerte por la seguridad, por la competitividad, por la transparencia, por el Estado de Derecho y por todos aquellos temas que le representan rasgos de bienestar y de desarrollo a esta gran tierra que es nuestro estado de Yucatán.

Enhorabuena a todos, muchas gracias.