Gobierno del Estado de Yucatán
Inicio » Sala de prensa »
Discurso: Primera Sesión Extraordinaria del Consejo Estatal de Salud del Estado de Yucatán

Miércoles, 22 de marzo de 2017

Discurso pronunciado por el Gobernador, Rolando Zapata Bello, en la Primera Sesión Extraordinaria del Consejo Estatal de Salud del Estado de Yucatán

Mérida, Yucatán, 22 de marzo de 2017.- Muy buenos días, distinguidas y distinguidos integrantes de este Consejo Estatal de Salud de nuestro estado. Como siempre lo hemos hecho, agradecerles su participación, su compromiso con Yucatán, con nuestro estado y, de manera particular, a todos, amigas y amigos integrantes, de manera específica, de la Mesa Interdisciplinaria de Salud Mental, en el seno de este importante Consejo.

Permítanme, en primera instancia, agradecerle al doctor Enrique Gil Bellorin, muchísimas gracias, y a la doctora Claudina Cayetano, quienes vienen de la Organización Panamericana de la Salud, de la Organización Mundial de la Salud y que, como bien ha expresado el doctor Gil hace un momento, vienen a sumar este esfuerzo con todo el gran conocimiento, producto de experiencias que se tienen en diferentes latitudes, para sumar el esfuerzo al que venimos realizando aquí, en Yucatán, en un tema de toral importancia como lo es la salud mental.

Saludar a todos quienes integran este Consejo, de manera particular, a las organizaciones de la sociedad civil, que con un gran sentido de responsabilidad, participan activamente en actividades vinculadas y relacionadas con este propósito; por supuesto, a diferentes instituciones educativas que, de igual manera, suman su esfuerzo; a colegios de profesionistas.

Por supuesto, a todas las instituciones del sector salud federal, estatal; al ámbito municipal, muchas gracias, señ presidente municipal, señ representante del Ayuntamiento de Mérida, muchas gracias a todos por sumar su esfuerzo; saludo al doctor Jorge Mendoza, secretario de Salud; a la magistrada Ligia Cortés Ortega, representante del Tribunal Superior de Justicia, y de manera particular, a todos quienes integran este importante Consejo.

Hace un momento, escuchábamos la presentación de esta importante campaña "Vive feliz, vive sanamente", su exposición de motivos, un trazo de diagnóstico general y diferentes acciones específicas a realizar; sin embargo, también el doctor Enrique Gil Bellorin comentaba hace un momento que, al concluir esta sesión, dará pauta, dará inicio a un taller de dos días, que se estará llevando a cabo el día de hoy y el día de mañana, y yo creo que ese será el espacio donde, como bien se ha expresado, se estarán delineando con la participación de todos ustedes.

Son 40 las instituciones entre organizaciones de la sociedad civil, colegios, instituciones educativas, instituciones del sector salud y, si hubiera una que no esté registrada y quisiera participar, al concluir el evento, que se incorpore, doctor.

Porque lo importante es que este gran esfuerzo que realicemos en materia de prevención, en materia de cultura para una vida sana en todos los sentidos y, de manera muy particular, en lo que respecta a la salud mental, tenga la aportación, la participación para que juntos vayamos construyendo esas estrategias que apliquemos de inmediato para poder ser efectivos en esta campaña que se está planteando.

Y esto se los digo que siempre he tenido la convicción de gobernar con responsabilidad, dirigiendo las acciones, el presupuesto y las políticas públicas, hacia una comunidad que aspira y trabaja por el bienestar de cada uno de sus miembros, y que la mejor manera de hacerlo es con la participación de todos los sectores de la población.

Nunca, por sí solo, un gobierno puede afrontar efectivamente los fenómenos que reflejan alguna problemática de la sociedad; es indispensable que los diferentes sectores de nuestra población, las organizaciones de la sociedad civil, las instituciones educativas, los colegios de profesionistas, toda la sociedad civil organizada, participe y se sume.

Porque de esa manera, no únicamente los contenidos se nutren de mejor manera, sino la sociedad hace suyo un proyecto y no lo ve exclusivamente como un proyecto gubernamental, sino como un proyecto de la sociedad que debe ser impulsado por todos, y eso, créanme, incrementa sustancialmente los niveles de efectividad de cualquier esfuerzo que se realiza. Saludo al señ presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, muchísimas gracias.

Y es que el bienestar comprende, ante todo, la salud física y también, por supuesto, la salud mental. Por eso es que, de los compromisos que hice con los habitantes de Yucatán, el primero al que di atención para que se cumpliera, apenas dos días llevaba de Gobernador, porque iniciamos el 1 de octubre de 2012 y el 3 de octubre ya estábamos dando cumplimiento a ese compromiso, fue precisamente el establecimiento del Consejo Estatal de Salud.

Ahí, entre las diferentes instancias de Gobierno, las instituciones académicas, de investigación, los colegios de profesionistas y las organizaciones no gubernamentales, nos plantemos las líneas de acción, en esa ocasión muy específica, en materia de combate al dengue, que había tenido una incidencia muy elevada en años anteriores.

Al día de hoy, podemos ver los resultados: solamente en cuatro años, la incidencia del dengue en Yucatán se ha reducido hasta en niveles de un 95 por ciento. Esto demuestra que, en la medida en que el Gobierno y la sociedad protegen y cuidan a cada uno de sus miembros, es que la comunidad, como tal, puede funcionar adecuadamente.

Y ese esfuerzo estratégico realizado hace cuatro años, es precisamente al que convocamos hoy, con el inicio de una campaña que nos involucra y que nos necesita absolutamente a todos; una campaña que tiene como objetivo prevenir y diagnosticar oportunamente patologías de salud mental, como la depresión y el suicidio, que aquejan a nuestra población como aquejan a todas las sociedades.

En ese sentido, ya hemos dado previamente pasos firmes desde el primer día de mi gobierno para proteger la salud integral, la salud física y la salud mental de la comunidad. Así, nos pusimos a la tarea de reforzar y brindar mejor infraestructura a los Centros de Salud del Estado, por ser el primer nivel de atención médica y el primer contacto con los servicios de salud al que acuden los ciudadanos.

Y dicho mejoramiento y modernización incluyó, y eso es muy importante señalarlo, la creación de áreas de psicología para la atención de pacientes que lo requirieran; a la vez, han sido instalados 22 Consejos Municipales contra las Adicciones, Consejos que no existían y que hoy ya funcionan para combatir este problema de salud pública.

Fortalecer la salud mental de la población es una tarea en la que la participación de los municipios es fundamental, y las acciones que desde el municipio se realicen, pueden marcar la diferencia. Para poder seguir avanzando, es necesario reconocer nuestra realidad y, con base en ella, actuar.

Somos una entidad que ocupa uno de los primeros lugares en número de suicidios y, en los últimos 12 años, su número se ha incrementado alrededor de un 40 por ciento. Si en los últimos 12 años, el promedio de homicidios dolosos cometidos en el estado cada año, es de alrededor de 40, el número de suicidios, en promedio, es de alrededor de 168; es decir, hay cuatro veces más suicidios que homicidios dolosos en nuestra entidad, reitero, en promedio los últimos 12 años.

Sumado a eso, la depresión es una enfermedad que incapacita y lleva a la pérdida de años saludables de vida a quien la padece, una enfermedad que la Organización Mundial de la Salud afirma que, para 2020, será la segunda principal causante de incapacidades a nivel mundial. En ocasiones, ambas, depresión y tendencias suicidas, no son detectadas oportunamente por falta de información de quienes conviven en el entorno cercano de las personas que la padecen.

Es por ello que resulta de gran importancia la campaña informativa que será desplegada a partir de hoy y de todo el programa estratégico que será construido en este propio taller, al cual están convocados a participar todos ustedes, el día de hoy y el día de mañana.

Las estadísticas nos hablan de un grave problema que se incrementa en la medida en que aumenta la complejidad de nuestras sociedades, que se incrementa en la medida en que el tiempo dedicado a la convivencia interpersonal directa, creativa, responsable y fraterna disminuye; ciertamente, las exigencias y presiones sociales y económicas a las que está sometida la sociedad en la actualidad, son cada vez mayores.

Sin embargo, como comunidad, como Gobierno, como familia y como individuos, estamos obligados a construir alternativas para vivir sanamente y para brindar nuestro apoyo a quien lo necesite, estamos obligados a construir una cultura de prevención y diagnóstico oportuno, para detectar e iniciar el manejo profesional de la depresión, y eliminar los prejuicios y estigmas hacia quienes, por diferentes causas, la sufran.

Sabemos que estamos ante problemáticas complejas y de eso se trata este reto: de afrontarlas y hacerlo juntos, hacerlo con profesionalismo y valor, para evitar que mujeres y hombres de todas las edades, pero particularmente entre los 20 y 40 años de edad, en su mayoría, sufran o pierdan la vida cuando podemos ofrecer apoyo para enfrentar las dificultades de la vida diaria, y cito esos rangos de edades, precisamente porque es donde vemos que se presentan las mayores incidencias.

Estamos ante un fenómeno que tiene múltiples causales y, por ello, también debemos trabajar desde múltiples campos de acción. Es de particular relevancia la capacitación y actualización que, sobre el tema, se dará al personal de salud y al personal educativo, para ampliar y profundizar la cultura de prevención y diagnóstico, en jóvenes de secundaria y de preparatoria.

Aquí se encuentra el señ secretario de Educación, le he dado indicaciones al doctor Jorge Mendoza para que, en plena coordinación con la Secretaría de Educación, se realicen acciones preventivas y, fundamentalmente, de diagnóstico y seguimiento, de manera particular, en aquellos espacios territoriales, municipios, comunidades donde hayamos detectado mayor incidencia. De igual manera, se encuentra el director del Cepredey, para sumar todos esos esfuerzos, para que particularmente en este rango de edad de jóvenes de secundaria y preparatoria hagamos un trabajo muy intenso y de igual manera, muy dirigido.

Además del gran sostén que significan la familia y los amigos para todos, evitar que las estadísticas nos oculten el valor de cada individuo y de cada vida. Ese es un elemento esencial: lo que representa una vida, lo que representa un ser humano, lo que representa para su familia, para su entorno, para su comunidad, debe de movernos a todos a actuar para cuidarla y preservarla; por ello, esta campaña debe ser también un llamado a los familiares, a los educadores, a los empleadores, a los compañeros, a los amigos, a todos, sin excepción.

Esta campaña es un llamado a la concientización. Está también en nosotros detectar y apoyar a quienes forman parte de nuestros círculos más cercanos en la escuela, en el trabajo, en el hogar; es en estos espacios donde nosotros debemos actuar y estar atentos, es en estos espacios donde radica el éxito de la campaña.

Está en nosotros prevenir la pérdida de una vida, está en nosotros actuar. Estoy seguro de que con la participación de todos los órdenes de Gobierno, con el apoyo siempre presente de la sociedad civil organizada, y de las instituciones y los profesionales de salud mental, nuestra comunidad podrá alcanzar el noble objetivo de fortalecer esa esencial cultura de la prevención, una cultura que cumpla en todos, en todos los aspectos, el lema de la campaña: "Vivir feliz y vivir sanamente". Muchísimas gracias.