Mérida, Yucatán, 06 de julio de 2020
Inicio » Sala de prensa »
Casi tres mil personas, en la Noche de Ánimas de Dzibilchaltún

Sábado, 2 de noviembre de 2019

La visita nocturna al sitio arqueológico, sin precedente, resultó un potente atractivo.

Mérida, Yucatán, 2 de noviembre de 2019.- La conmemoración del Janal Pixan y la Noche de Ánimas en Dzibilchaltún rebasó las expectativas del Patronato de las Unidades de Servicios Culturales y Turísticos (Cultur) y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), ya que esperaban a 300 personas y llegaron casi tres mil.

Para tener idea de la gran afluencia registrada, en el equinoccio de primavera de marzo pasado, que es cuando más visitas tiene el sitio, fueron mil 800 y ahora casi se duplicó. Como se anticipó, a las 13:00 horas inició la primera actividad, una muestra de altares con la participación de Chablekal y Dzibilchaltún, así como de Cultur.

Las y los turistas pudieron observar todo el proceso de instalación de ofrendas y preparación de pibes, que se hicieron a la antigua, es decir, enterrados. Luego, siguieron los rezos en la Casa Maya, en honor a los fieles difuntos, y hubo una degustación gratuita de mucbipollos, recién sacados de la tierra.

Cuando el reloj marcaba las 17:30, la gente comenzó a llegar para la Noche de Ánimas, sin precedente, que consistió en un recorrido por gran parte de la zona arqueológica, y siguió arribando paseantes a las 18:30. Como primer atractivo, presenciaron una limpia de malas vibras, mediante leves azotes con hojas e incienso, a cargo de Tiburcio Can May, un h-men o sacerdote maya.

A las 19:00, ya se había formado una larga cola de visitantes ansiosos por entrar y caminar por el área. La ruta comenzó, encabezada por un rezador, y para dar un toque más místico, la concurrencia llevaba entre las manos veladoras que se les obsequió al ingresar.

El derrotero abarcó el sector de edificios prehispánicos, cerca del cenote, que estuvieron iluminados de diferentes colores, creando un ambiente mágico que encantó a las familias participantes, incluyendo a infantes y personas con discapacidad motriz; también, se explicó el significado de lo que representan los altares, para recibir a los fieles difuntos.

Remataron en el auditorio del sitio, donde la gente disfrutó diversos bailables regionales con música viva, a cargo de la charanga Colitos. La jornada concluyó cuando las directivas de Cultur y el INAH, Mauricio Díaz Montalvo y Pilar Ricardi Urban, respectivamente, entregaron reconocimientos a los comisarios de Dzibilchaltún y Chablekal, por participar en la instalación de ofrendas.

"Cuando se hacen cosas con buena coordinación entre las instituciones, se logran excelentes resultados como ahora", comentó la representante del Instituto, que registró dos mil 686 boletos pagados, sin contar que muchísimas personas no pudieron entrar, porque se rebasó la capacidad de acceso del sitio.