Mérida, Yucatán, 20 de noviembre de 2019
Inicio » Sala de prensa »
Diseñan Cultur, Iipedey y Procivy protocolos de seguridad para personas con discapacidad

Lunes, 9 de septiembre de 2019

"El corchito" será el primer sitio turístico 100 por ciento accesible.

Mérida, Yucatán, 9 de septiembre de 2019.- Como parte de los trabajos para hacer de "El corchito" un sitio turístico 100 por ciento accesible, titulares de dependencias estatales visitan el lugar para identificar posibles riesgos y diseñar protocolos de seguridad, tanto convencionales como para las personas con cualquier tipo de discapacidad.

Llevaron a cabo el recorrido los directores del Patronato de las Unidades de Servicios Culturales y Turísticos (Cultur), Mauricio Díaz Montalvo; la Coordinación Estatal de Protección Civil (Procivy), Enrique Alcocer Basto, y el Instituto para la Inclusión de las Personas con Discapacidad (Iipedey), María Teresa Vázquez Baqueiro.

Tras reuniones previas, la y los funcionarios acordaron ir al sitio para conocer sus características y trabajar así sobre bases más adecuadas en materia de seguridad, atendiendo las instrucciones del Gobernador Mauricio Vila Dosal, de velar por la inclusión para todas y todos los yucatecos en los espacios públicos.

Durante la jornada, les acompañaron María Jesús Hercila Ayuso, quien tiene discapacidad visual, y Jacob de Jesús Tabasco González, quienes han experimentado lo difícil que es desenvolverse por el lugar, dado que sus instalaciones todavía no cuentan con las adecuaciones pertinentes.

En ese sentido, Díaz Montalvo recalcó que lo que se busca es precisamente cambiar la realidad actual a otra, donde cualquier persona pueda pasear por el sitio de manera autónomo, para lo cual ya están trabajando, con acompañamiento y recomendaciones de expertas y expertos en la materia.

"Además, tenemos que contar con los protocolos de seguridad, no sólo los convencionales sino también para las personas con discapacidad, de modo que nuestro personal sepa qué hacer según la situación", comentó.

El director de Cultur agregó que cada Unidad de Servicios tiene sus propias características, por lo que se trabajará de manera individual en todas ellas. "En el caso específico de ‘El corchito’, las posibilidades de riesgos son muy distintas a las que existen en Chichén Itzá o en Loltún", abundó.

Entre las medidas que se propone adoptar, están identificar a las personas con discapacidad con algún brazalete, para detectarlas fácilmente en caso de contingencia, así como determinar rutas y guías de evacuación, con la señalética correspondiente, puntos de reunión, alarmas visuales y auditivas, y explicaciones previas de cómo actuar en caso de urgencias, como las de los aviones.

Por su parte, Vázquez Baqueiro subrayó la importancia de capacitar debidamente al personal del parador, acerca de cómo manejar o tratar a las y los visitantes con discapacidad.

"Es un reto muy positivo y un enorme compromiso, que adquirimos para lograr estos protocolos de seguridad", comentó en turno Alcocer Basto.

Las tres dependencias, a través de sus titulares, acordaron seguir trabajando en los próximos días, para plasmar en un documento los referidos acuerdos convencionales y de accesibilidad.