Mérida, Yucatán, 21 de septiembre de 2019
Inicio » Sala de prensa »
Japay pone fin a 21 años de desperdicio de agua en Mérida

Viernes, 28 de junio de 2019



Se repara con éxito histórica fuga en tuberías del Centro.

Mérida, Yucatán, 28 de junio de 2019.- Después de 47 horas ininterrumpidas de trabajo, personal de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Yucatán (Japay) selló una histórica fuga situada en la calle 64 entre 35 y 37 del Centro de esta ciudad.

El director General de la instancia, Sergio Chan Lugo, indicó que poco después de las 5:00 horas de este día, se terminó de colocar con éxito la abrazadera especialmente diseñada para cubrir la campana (unión de dos tubos) de 36 pulgadas, dañada por accidente al perforar un pozo pluvial, en 1998.

La fuga permaneció desde entonces, debido a la complejidad que requería su reparación, pues en su momento, para tratar de remediar el problema, se vació 21 metros cúbicos de concreto, que fue necesario retirar sin dañar más la instalación.

Al conocer el importante desperdicio de líquido que esto ocasionaba, el Gobernador Mauricio Vila Dosal instruyó que se diseñara una estrategia para solucionar la situación y que causara el mínimo de perjuicios a las y los usuarios.

Después de meses de planeación, los trabajos empezaron el miércoles 26 a las 7:00 y concluyeron este día a las 13:00, ocho horas antes de lo programado. El funcionario indicó que las labores fueron todo un éxito.

Una vez destapada la tubería, agregó, se detectó que la fuga era mayor de lo previsto, pues el desperdicio era de 40 litros por segundo y no de 32, como se había calculado originalmente; es decir, se perdía 3.5 millones de litros cada día.

La afectación a la población fue mínima, pues no hubo necesidad de parar totalmente la operación de la Planta Mérida I, así que el suministro no se suspendió por completo en ningún momento y, a las 8:30 de este viernes, todos los cárcamos estaban funcionando con normalidad.

Los trabajos transcurrieron conforme a lo planeado y sin incidentes, y los resultados se sintieron de inmediato, pues los pozos aledaños ya no están saturados. Sin embargo, durante este proceso, se detectó otras fugas en el mismo tramo, que se atenderá a partir del lunes 1 de julio.

Finalmente, el directivo de la paraestatal comentó que esas labores no serán tan complejas y sólo afectarán el tránsito, pero se aprovechará el comienzo de la temporada de vacaciones para que los efectos sean mínimos.