Disminuir letra Aumentar letra
Gobierno del Estado de Yucatán
Inicio » Yucatán »
Flora

Yucatán se extiende enteramente entre los trópicos, y la región tropical, generalmente presenta una vegetación rica y altamente variada, sin embargo Yucatán tiene una flora uniforme y de un escaso número de especies debido a las condiciones geológicas y climáticas. La región está constituida por llanuras de caliza muy poco elevadas sobre el nivel del mar. No existen montañas, ni siquiera cerros elevados. Más raro aún, es el hecho de que prácticamente no existe agua en la superficie. Las corrientes que contribuyen a variar la vegetación, faltan por completo. La porosa caliza, base del suelo de Yucatán, permite que rápidamente las aguas superficiales y las de las lluvias se cuelen bajo la superficie. El resultado es que aún durante la estación de lluvias la región continúa relativamente seca. La flora es uniformemente xerófita pues no existen los grandes lagos que caracterizan las relativamente húmedas áreas de Tabasco y Quintana Roo. Existen hábitats húmedos únicamente cerca de los cenotes y de algunas escasas aguadas, lo cual sucede menos frecuentemente.

Hasta ahora se conocen en Yucatán cerca de 1,300 especies de plantas mayores que representan unas 130 familias y 675 géneros. Este es el número que es de esperarse al norte del límite mexicano en la zona templada de Norteamérica, en un área de 200 kms2. Parece, pues, que las condiciones climáticas han producido en Yucatán una flora más bien templada que tropical en lo que respecta a su riqueza. Las familias de vegetales mayores son las de las Leguminosas, Compuestas, Euforbiáceas y Graminas. Un quince por ciento de las especies yucatanenses son endémicas en la Península, número sorprendentemente grande y mayor, probablemente, que el de cualquier otro estado mexicano.

Durante muchos siglos Yucatán ha sido ocupado por una densa población que ha obtenido su sustento de la agricultura. El bosque ha sido talado repetidamente, cultivado por breve tiempo y luego abandonado por otra tierra. El resultado es que ahora no existen bosques vírgenes en ninguna parte.

A lo largo de las playas arenosas y en los manglares se halla la característica vegetación peculiar a estas limitadas áreas a través de la mayor parte de América Central. Tierra adentro hay extensas áreas dedicadas permanentemente al cultivo del henequén. Otras áreas son taladas cada año para cultivar maíz, frijoles y otras plantas comestibles. La tierra abandonada después del cultivo se cubre durante la estación de lluvias con una exuberante vegetación herbácea y más tarde con maleza y arbustos. En Yucatán hay actualmente pocos grandes árboles, exceptuando aquellos dejados con propósitos de alimento; hay palmas sólo ocasionalmente. Algunas especies de cetáceas se encuentran en gran cantidad. Las marañas de matorrales y arbustos no alcanzan gran altura, pero algunas veces, se tupen mucho. Muchas de dichas matas y árboles pierden sus hojas durante el verano y muchas también están armadas de espinas. La vegetación es claramente de naturaleza xerófita.

Yucatán produce muchas plantas, parte de ellas nativas y parte importadas que son para el Estado, de la mayor importancia económica y su principal fuente de riqueza.

Balché
 
Árbol con follaje denso y redondeado, de flores color lila-morado muy llamativas; los frutos son vainas planas. Especie endémica de la Península de Yucatán.

Caoba
 
Árbol con el tronco recto presentando contrafuertes bien formados, la copa es frondosa, abierta en forma de abanico; flores pequeñas de color verde amarillentas; los frutos son cápsulas leñosas, ovoides de color moreno-rojizo.

Cedro
 
Árbol con el tronco recto; La copa es frondosa y redondeada; las flores son pequeñas y perfumadas de color crema; los frutos son cápsulas de color pardo morenas. Especie caducifolia que florece de mayo a agosto.

Ceiba
 
Árbol gigantesco caducifolio, copa redondeada o plana muy amplia, hojas palmado compuestas, tronco cilíndrico sólido, grueso y recto, con contrafuertes grandes, flores actinomórficas perfumadas con pétalos blancuzcos a rosados.

Chaká
 
Árbol con el tronco recto, escamoso y muy ramificado en la copa; las flores son pequeñas de color crema-verdoso muy aromáticas; los frutos son cápsulas drupaceas. Es una especie caducifolia.

Chiit
 
Palma de tronco recto y delgado y hojas en forma de abanico; las flores se dan en inflorescencias cortas y gran cantidad de pequeñas flores de color crema; el fruto es globoso.

Despeinada
 
Arbusto con el tallo notablemente engrosado en la base y en gran contraste de las ramas superiores; las flores son pequeñas de color crema, dispuestas en largas inflorescencias muy ramificadas; los frutos son cápsulas trígonas y aladas.

Guarumo
 
Árbol perennifolio, mirmecófilo; copa en forma de sombrilla, estratificada; hojas en espiral, simples, peltadas, verde oscuras; tronco monopódico, cilíndrico, recto, hueco en el centro; corteza lisa, gris clara.

Jabín
 
Árbol caducifolio, copa densa, hojas ovadas compuestas imparipinnadas, foliolos elípticos verde oscuros, flores en panículas, pétalos rosados o ligeramente morados, frutos en forma de vaina con alas de color café y alargados quebradizos al madurar.

Kitanché
 
Árbol subcaducifolio, copa irregular, madera de color crema-amarillenta, hojas compuestas imparipinnadas, flores amarillas vistosas en racimos, los frutos son vainas aplanadas de color pardo-amarillento con varias semillas amarillo verdosas.

Kuka
 
Palma de tronco recto de color pardo grisácea sin ramificaciones; tiene grandes hojas pinnadas, coriáceas, agrupadas al final del tronco; las flores son pequeñas de color crema; los frutos son pequeñas drupas globosas, de color pardo oscuro.

Makulis amarillo
 
Árbol de tronco recto y fisurado y la copa piramidal; las flores son de color amarillo, muy vistosas, dispuestas al final de las ramas; los frutos son cápsulas ligeramente retorcidos.

Makulis rosa
 
Árbol de tronco recto y fisurado y la copa piramidal; las flores son de color rosa-morado, muy vistosas, dispuestas al final de las ramas; los frutos son cápsulas ligeramente retorcidos.

Mangle rojo
 
Árbol de tronco derecho con abundantes raíces zancudas, de copa redondeada; flores de color amarillo-verdoso; los frutos contienen una sola semilla que produce una radícula que se desprende para incrustarse en el suelo lodoso.

Pich
 
Árbol grande caducifolio, follaje abundante, hojas bipinnadas, ramas ascendentes, corteza gris clara con abundantes lenticelas alargadas; flores en pequeñas cabezuelas pedunculadas actinomórficas, caliz verde y tubular, corola verde clara.

Ramón
 
Árbol perennifolio, copa piramidal densa, hojas simples, flores unisexuales, fruto naranjado o rojo al madurar, semillas esféricas y aplanadas cubiertas de una testa papirácea de color moreno claro.

Roble
 
Arbusto o árbol perennifolio, copa redondeada densa, hojas lanulosas, inflorescencia terminal con muchas flores blancas, frutos subglobosos pequeños amarillos y después rojos o púrpuras al madurar.

Siricote
 
Árbol caducifolio, copa redondeada muy densa, hojas simples muy ásperas, flores en panículas con corola intensamente anaranjada, frutos en forma de drupa amarillos al madurar.

Tecoma
 
Pequeño árbol de tronco recto y copa redondeada; las flores se presentan en racimos de color amarillo, dispuestas al final de las ramas; los frutos son vainas.

Zapote
 
Árbol perennifolio, hojas simples, flores solitarias corola blanca, frutos en forma de bayas cáscara morena y áspera, endocarpio carnoso y jugoso muy dulce, semillas de color negro y brillantes.

Fuente

D.R. Gobierno del Estado de Yucatán 2012-2018, México.
http://www.yucatan.gob.mx
Compartir» Facebook Twitter Google+ Blogger