Gobierno del Estado de Yucatán
Inicio » Yucatán » Recursos naturales » Cenotes y aguadas »
Bolonchoojol, Chaczinicche y Chelentún
Municipio: Cuzamá

El municipio de Cuzamá es famoso por sus cenotes y la peculiar forma de visitarlos.

El primero, de nombre Chelentún, es una caverna con un acceso fácil por medio de una escalinata con una profundidad máxima de 20 mts.

El segundo, Chaczinicche, se localiza a un par de km., recomendado para bucear.

Por último, el más impresionante, el Bolonchoojol o "la ratonera con nueve entradas", cubierto por una gran bóveda que deja pasar suavemente la luz del sol; es apto para nadar y practicar el buceo; su espejo de aguas azules es de 30 metros de largo por 20 de ancho y una profundidad máxima de 20 metros, y en su interior existen cavernas; en la parte central de la bóveda cuelgan las raíces de un álamo que tocan la superficie del agua.

Estos cenotes se encuentran en la Ex Hacienda Chunkanán en la población de Chunkanán, a 48 km. de la ciudad de Mérida, pasando por la población de Acanceh, hasta llegar a Cuzamá. De ahí se debe abordar bicitaxi para llegar hasta la hacienda (aproximadamente 4 km). En este punto es necesario abordar un "truck", que es un rudimentario vagón de tren tirado por un caballo, el cual tenía la función de trasladar el henequén. El recorrido a través de los distintos cenotes se realiza en estos trucks, a través de 7 km. en caminos llenos de maleza, en los que además se pueden observar diferentes especies de aves y animales de la región.

Ubicación